Despliega el menú
Aragón

elecciones

Anecdotario de campaña: catorce pinchos de tortilla y unos calcetines con historia

La campaña electoral ha sido breve (casi fugaz para lo que estamos acostumbrados) pero eso no ha impedido que estuviera repleta de curiosidades y anécdotas. Aquí se glosan algunas de las "confesables".

Eloy Suárez, Pedro Navarro y Javier Campoy haciendo frutas de Aragón.
Eloy Suárez, Pedro Navarro y Javier Campoy haciendo frutas de Aragón.
Heraldo.es

Han sido siete días de muchos kilómetros a las espaldas, de dietas un tanto confusas (y eso que Pedro Sánchez confesó que no toma vitaminas) y de dormir poco y mal. Aunque en la jornada de reflexión muchos aprovechan para poner las lavadoras pendientes y llenar las hasta hoy escuálidas neveras, en las horas previas a ir a las urnas también comentan las anécdotas y curiosidades que ha dado de sí la campaña.

La candidata socialista Susana Sumelzo reconoce que en un maratón como son las campañas pasa de todo y que ella, en esta, ha llegado a pinchar con su coche camino de un mitin. No obstante, su anécdota preferida es mucho más emocional. “Cuando fuimos a Tarazona, se acercó la alcaldesa de Vera del Moncayo y me hizo un regalo precioso. Resulta que la hermana de mi bisabuela tejía y me trajo unos calcetines que ella había elaborado con sus propias manos”, relata Sumelzo. Aunque su madre es de Biota, esta familiar se instaló en Vera, en una casa que se ha vendido hace poco. En ella aparecieron fotografías y algunos objetos como esta suerte de patucos, que Sumelzo asegura que tienen pinta de ser muy calentitos y que guarda con cariño y casi como un incunable en su casa.

Eloy Suárez (PP) también ha tenido unos días de lo más movido. Dicen en su equipo que podrían convertirse en jueces del concurso de tortillas de patata porque han salido, como mínimo, a dos pinchos por jornada en muy distintos bares de Aragón. La campaña del PP ha llevado a sus líderes por todos los rincones y se les ha podido ver jugando una partida de futbolín en Borja y una partida de cartas en Cariñena. “Los ratos libres se utilizan para temas analógicos”, bromean los populares. Una de las actividades más curiosas y en las que más destreza mostró Suárez fue en la elaboración de frutas de Aragón, que no son sencillas pero parece que les quedaron exquisitas.

El resto de partidos también llevan lo suyo en campaña, pero uno de los episodios más simpáticos es el que protagonizó Juan Carlos Monedero en su último mitin en Zaragoza en apoyo de la candidatura de Echenique. Al margen del ‘toreo’ -y posterior plantón- al que sometió a los periodistas, a las puertas de la Azucarera, un par de vecinas del Arrabal se preguntaban muy seriamente si a quien habían visto pasar camino del mitin era al humorista José Mota. Lo cierto es que, incluso con la histriónica gesticulación, parecen clones el uno del otro y el otro de uno.

En el terreno del anecdotario, Ciudadanos ha dejado todo su protagonismo a su líder nacional. El foco se ha centrado en Albert Rivera, que ha acaparado la atención con Lucas, su perro-arma para el debate y en su adoquín televisivo, que ha sido objeto de mil y un ‘memes’.  Rodrigo Gómez ha estado algo más discreto, pero Daniel Pérez Calvo sí que hizo una gloriosa aparición en Instagram tirando también de mascota: “ Me juego tres huesos a que daremos nuevamente la campanada”, hacía ver que decía su perro Niko.

Y uno que ha cumplido con una de la tradiciones que antes mentábamos, la de llenar la nevera, ha sido Carmelo Asensio (CHA-Más País) porque esta misma mañana explicaba que cuida mucho la alimentación y que los días de campaña pasa más apuros para cumplir este objetivo. Clásicas son sus fotos en el mercado agrecológico de la plaza del Pilar y sus loas al kilómetro cero, pues también suele comprar en el Bilsáltico. Su dieta incluye “muy poca carne y nunca perdono el desayuno", explica el candidato nacionalista, que en la jornada de reflexión se metió un pincho de tortilla, una porra y un café con leche entre pecho y espalda.

Etiquetas
Comentarios