Despliega el menú
Aragón

pensiones

Compartir piso, ajustar la cesta de la compra y evitar el gasto en ocio, entre las medidas para vivir con una pensión

Pagar el alquiler, la luz y la comida son las prioridades de los pensionistas. Sus ingresos solo han subido un 0,25% en los últimos seis años.

Pensionistas en el centro de mayores Laín Entralgo de Zaragoza.
Eduardo Lozano, Alejandro Cuenca y José Julián González, en el centro de mayores Laín Entralgo de Zaragoza.
Heraldo.es

Carmen tiene 69 años. Cobra una pensión por jubilación que ronda los 1.047 euros al mes, la pensión media en Aragón según las estadísticas del Ministerio de Trabajo. Divorciada desde joven, sabe lo que es mirar lo que gasta. Ha mantenido a sus hijos, ya mayores, con su sueldo. "Nunca tuve pensión alimenticia", afirma. Con la prestación que cobra ahora, después de cotizar lo necesario durante su vida laboral, afirma que no podría pagar los 600 euros de alquiler del piso en el que vive en Zaragoza, hacer frente también a los gastos de luz y comida, que sumarían otros 200 euros más cada mes y ahorrar para algún imprevisto. Llegar a fin de mes es la principal preocupación para el colectivo, en el que el 70% de las pensiones están muy por debajo de los 800 euros, según ha denunciado esta semana la coordinadora por la defensa del sistema público de pensiones en su concentración de los lunes.

 "Me he tenido que unir a dos hermanas solteras que vivían juntas para poder soportar los gastos", explica Carmen. Ellas dos tienen pensiones más bajas que la suya, una cobra la mínima. Ingresan parte del dinero en una cuenta común para pagar todos los gastos y luego cada dispone de la suya. Así llevan 12 años y asegura que ha sido una buena solución y la convivencia es buena. Cada una tiene su espacio y su ocio. En su caso, acude al centro de mayores Laín Entralgo de Zaragoza donde ha encontrado un grupo de mujeres con el que comparte actividades y compañía. "Esto nos prolonga la vida", asegura tras su clase de bailes en línea. "Tu vida continúa, no termina porque te hayas jubilado", dice, y anima a los mayores a que no se queden en casa. En la lista de actividades hay desde gimnasia a talleres para la memoria, de lectura y escritura, entre otros. "Y son gratis", añade una compañera de mesa.

En la necesidad de seguir activos coinciden Eduardo Lozano, Alejandro Cuenca y José Julián González, que comparten mesa y afición en el citado centro social. Allí están reunidos para jugar al ajedrez, una de las actividades del concurrido espacio. No se quejan de las pensiones que cobran, que están por encima de la media, pero sí de la pérdida de poder adquisitivo en estos años. "Cuando me jubilé en 2006 me sobraban todos los meses unos 300 euros y ahora me cuesta entre 200 y 300 euros de mis ahorros", afirma Alejandro, de 73 años. Lo achaca a que "en los últimos seis años las pensiones han subido un 0,25%, unos 4 euros, y la vida sube más". No paga hipoteca, el principal gasto en la economía de una familia, pero no se permite muchos extras. "Cuando trabajaba salía los sábados con mi mujer, pero ahora no".

Entre semana su ocio es cuidar a sus dos nietos, a los que lleva al colegio todas las mañanas. "Los viernes mi hija me da fiesta y protesto", bromea sobre su faceta de abuelo. "Lo más barato que hay hoy en día es la comida", considera Eduardo, el jubilado más veterano, con 80 años, que señala que nació "el día en el que comenzó la Segunda Guerra Mundial. El 1 de septiembre de 1939". “Según lo que comas”, añaden sus compañeros. 

Campaña electoral

En una tertulia improvisada antes de la clase de ajedrez José Julián, de 69 años, lamenta que "nadie habla de pensiones en serio" en el campaña electoral. Todavía no se sabe cómo se actualizarán las prestaciones del año que viene. "Europa vendrá y dirá lo que hay que hacer", se queja. Y comentan si finalmente llegará el modelo de mochila austríaca para acumular cotizaciones individualmente o si habrá acuerdo para formar gobierno y aprobar unos presupuestos con la subida de las pensiones. 

La pensión media en España es de 994 euros, según los datos de octubre. En Aragón, la más elevada es la prestación por jubilación, de 1.194,74 euros de media. Por debajo queda la media de viudedad, con 747,83 euros. Por comunidades, los pensionistas vascos son los que más cobran de media (1.235 euros), seguidos de los asturianos (1.172,07), los madrileños (1.168,86) y los navarros (1.142,35). Las pensiones medias más bajas se cobran en Extremadura (828,02 euros), Galicia (844,03), Murcia (876,17) y Andalucía (890,70).

Etiquetas
Comentarios