Despliega el menú
Aragón

reportaje

Una canción para pedir cambios

Las ganaderas han utilizado la música de uno de los éxitos del colombiano Juanes para detallar, cantando, qué es lo que le piden a la nueva PAC.

Una pastora, integrada en la iniciativa Ganaderas en Red, con su rebaño de ovino.
Una pastora, integrada en la iniciativa Ganaderas en Red, con su rebaño de ovino.
G. R.

Las ganaderas españolas quieren que la nueva Política Agraria Común las tenga en cuenta. A ellas como productoras, pero sobre todo a su actividad, la ganadería en extensivo, especialmente de ovino, que tan maltratada está actualmente en la PAC. Y para que se escuchen bien sus reivindicaciones les han puesto música. Han tomado la melodía de la famosa canción que el artista colombiano Juanes puso de moda en 2002 y han convertido aquel tan bailado título de ‘A Dios le pido’ por toda una tabla reivindicativa con lo que le piden a la PAC.

Es una iniciativa de Ganaderas en Red, una comunidad virtual, pero muy real -conectada permanente por Facebook, Whatsapp o Slack-, en la que las pastoras, entre ellas una decena de aragonesas, no solo hablan, rompen su aislamiento y comparten sus preocupaciones, sino que utilizan las redes sociales para hacerse visibles y contar (y cantar) sus reivindicaciones.

Hablan ahora de la PAC. O mejor dicho, cómo les gustaría que fuera la nueva política que regirá el rumbo del sector europeo hasta el 2027 y que se encuentra en plena negociación.

Y en su ‘A la PAC le pido’ exigen unas políticas que «promuevan los sistemas que a nuestra tierra no hieren» y por si no está claro a que se refieren cantan que «los montes no se queman si el ganado los mantiene». Reivindican que la nueva reforma favorezca a las mujeres y a los jóvenes que emprenden y «haya pastoras pastoreando y no con montañas de papeles», en clara referencia al tiempo que deben invertir en la engorrosa burocracia.

Quieren que se acabe con «los agricultores de sofá que cobran la PAC» y que las reglas de la norma «no se cambien cada día». Y reivindican que la PAC de peso al pequeño productor en la desigualdad de la cadena de alimentación, «que no nos asfixie el gran distribuidor»; que abra los ojos al consumidor «para que compre a su alrededor», y que las pastoras «sean la llama de esta apagada y vaciada España».

Etiquetas
Comentarios