Despliega el menú
Aragón

ENTREVISTA HERALDO

Íñigo Errejón: "Hay una España vaciada que, al pesar menos electoralmente, no se ha hecho oír"

El candidato de Más País a presidir el Gobierno denuncia que ni Pedro Sánchez ni Pablo Iglesias garantizan que no se volverá a repetir el bloqueo institucional

Aragón
Íñigo Errejón
Guillermo Mestre

Imagine que estamos en el debate en el que anoche no pudo participar: ¿Cómo salimos del bloqueo?

Diciendo ya a los españoles que están votando qué vamos a hacer, con quién y cómo. He preguntado a Pedro Sánchez si está buscando la abstención del PP o un Gobierno progresista, y al señor Pablo Iglesias (UP) si, en el caso de que los ministerios no coincidan con los que desea, le regalaría una tercera opción a Vox. Nosotros lo decimos claramente: hay que conformar un Gobierno progresista y, si en enero no lo hemos logrado, hay que reconocer el fracaso y los tres deberíamos dar un paso atrás.

Ni Sánchez ni Iglesias se han posicionado sobre su propuesta de dar ese paso atrás. ¿Por qué?

Porque están cómodamente instalados en las posiciones del bloqueo. Ninguno de los dos asegura que no volvamos a repetir la misma situación. La única posibilidad de que lo que salga de las urnas sea un Gobierno y que sea progresista es votar por la única alternativa que no forma parte del bochorno del verano, que es Más País.

El candidato a la Presidencia del Gobierno por Más País, Íñigo Errejón, en una entrevista a HERALDO DE ARAGÓN, asegura que el problema es que ni Pablo Iglesias ni Pedro Sánchez confirman que, tras las elecciones, "vuelva a ocurrir la misma situación en la que nos encontramos".
HTV

¿Qué piensa ahora de aquel ‘No nos representan’ que coreaba en las calles el 15-M?

Puede que mucha gente diga que recorrimos la mitad del camino, pero faltó la otra mitad. La mitad de los españoles se convenció de que la política era injusta y que necesitaba una profunda transformación. Pero ahora hay que demostrarles que se tiene la sensatez y el respeto por los votos. Las formaciones progresistas, en lugar de mirar por los intereses de la gente, han mirado por sus cálculos partidistas propios, han faltado al respeto al voto que recibieron y mantienen nuestro país parado.

Decía hace días que los partidos nuevos se han hecho viejos...

La incapacidad de Podemos para llegar a acuerdos y el que Cs eligiera mantener al PP en Madrid, el de la Gürtel y la Púnica de la mano Vox, ha hecho que uno y otro hayan dejado tirada en el suelo la bandera de la regeneración política. Hacen falta pasos concretos, tangibles, que tengan que ver con la vida de la gente para empezar a transformar nuestro país antes de que nos coja una crisis o una desaceleración económica.

¿Ve factible compartir Consejo de Ministros con Sánchez e Iglesias?

Eso no es lo importante. La posición que nosotros ocupemos en un Gobierno no va a ser nunca la excusa para darle a Vox una tercera oportunidad. Eso ha sido una inmensa irresponsabilidad.

¿Aceptaría, entonces, apoyar al Gobierno desde fuera?

Lo fundamental para nosotros es qué medidas desarrolla ese Gobierno en tres ámbitos: la transición ecológica, la reconstrucción del Estado del bienestar y la igualdad de oportunidades y la lucha contra la discriminación. Esas son las prioridades, no quién se apunta las medallas.

Parece difícil cerrar un acuerdo respecto a Cataluña. Usted ha anunciado que no apoyará a Sánchez en la aplicación del 155. ¿Qué solución propone si hay nuevos altercados?

Hay mecanismos legales para la salvaguarda del orden público. Lo que nos está faltando es la otra pata, la política, que es el reconocimiento de que en Cataluña lo que hace falta es un gran acuerdo entre todos los catalanes, y entre Cataluña y el resto de España.

¿Es partidario del indulto a los condenados por sedición?

Creo que el indulto es una solución constitucional que está supeditada a un objetivo, que es que por encima del castigo está la convivencia entre españoles y es una vía que no se puede descartar, pero supeditada a la mejor convivencia entre españoles.

¿Está la situación de Cataluña detrás del auge de Vox?

Posiblemente. Vox se alimenta de política inútil, del bloqueo, y está envalentonado por la irresponsabilidad de Sánchez e Iglesias.

Podemos Aragón pactó con el PSOE de Javier Lambán su integración en el cuatripartito. ¿El talante es clave en la negociación?

Sin duda. Aragón es un ejemplo de que incluso con diferencias se puede colaborar y echar a andar un ejecutivo de signo progresista, en el que seguramente nadie consigue el 100% de lo que quiere. Influye el talante y la voluntad política. La victoria progresista en las urnas se convirtió en una derrota en las negociaciones.

Echenique le espetó en enero que no dejaba Podemos porque "de algo tenía que vivir hasta mayo". Ahora puede dejarle sin escaño. ¿Lo ve como una justicia poética?

Aquellas declaraciones no están en mi estilo de hacer política. No creo en el toma y daca. Es muy importante que toda la gente progresista que está cansada tenga una alternativa, y creo que aquí la tienen con Más País-CHA-Equo.

Pero las encuestas ven difícil que logre un escaño...

A veces las candidaturas nuevas vuelan por debajo del radar, y creo que lo que estamos diciendo es muy de sentido común: para que haya un resultado diferentes hay que votar diferente.

Como ideólogo que fue de Podemos, ¿debe dimitir un cargo orgánico condenado por tratar de forma irregular a un trabajador?

Esa es una pregunta que hay que trasladarle a ellos.

¿Por qué decidió desembarcar en Zaragoza con CHA?

Hay una sintonía de una forma de hacer política. En la trayectoria de la CHA siempre ha demostrado su capacidad de mirar muy lejos, con pragmatismo para ir dando pasos. Con trayectorias diferentes caminamos en paralelo, y hay muy buena sintonía.

Aragón pide cambios en la financiación autonómica. ¿El nuevo modelo debe basarse en la población o en el coste de los servicios?

Hay que trasladar más parte de la gestión de la tarta de la Administración central a las comunidades, que deben tener más capacidad de financiación. La descentralización no es una cuestión identitaria para enfrentar a unos contra otros sino que ha de garantizar un Estado del bienestar que está en los huesos y que hay que reconstruir antes de que la crisis nos coja.

¿Hay una España vacía o vaciada?

Hay una España vaciada que como pesaba menos electoralmente no se ha hecho oír. Es fundamental decir qué modelo de país queremos tener. El vaciamiento de una parte de España es socialmente injusto, económicamente insostenible y ecológicamente, una bomba de relojería.

Etiquetas
Comentarios