Despliega el menú
Aragón

Política

La financiación tensa un debate con críticas de la derecha a los "privilegios" de Cataluña

Los partidos elevan el tono y siguen culpándose por el actual bloqueo político

Los cabezas de lista al Congreso de los Diputados por Zaragoza, ayer minutos antes del debate de Aragón Televisión
Los cabezas de lista al Congreso de los Diputados por Zaragoza, ayer minutos antes del debate de Aragón Televisión
Toni Galán

La reforma de la financiación autonómica, en la que aparentemente coinciden todos los partidos, tensó anoche el debate de Aragón Televisión. La derecha arremetió contra el PSOE por los "privilegios" a Cataluña y País Vasco a cambio de sus votos al Gobierno de Pedro Sánchez. Aunque la socialista Susana Sumelzo defendió que el presidente en funciones "apuesta por la reforma de la financiación" y por introducir criterios de solidaridad interterritorial que tengan en cuenta el coste de lo servicios, Ciudadanos, PP y Vox cargaron contra el "desajuste" que se produce entre estas dos comunidades y el resto, una situación que "perjudica especialmente a Aragón".

El cabeza de lista de Cs al Congreso por Zaragoza, Rodrigo Gómez, aseguró que PP y PSOE se han dedicado a negociar con los nacionalistas "a cambio de inversiones en estos territorios". "Con Ciudadanos no va a ocurrir, no pactaremos con estos partidos", aseveró, al tiempo que instó a acabar "con el cuponazo vasco" para que "de verdad" haya dinero para los demás. Por su parte, el candidato del PP, Eloy Suárez, criticó el concepto de plurinacionalidad introducido por Sánchez en el programa electoral del PSOE "a instancias de Iceta" y alertó de que "si Cataluña gana en la estrategia que tiene el PSOE de ir caminando hacia el federalismo se llevará más recursos y perderá el resto de España".

Mucho más duro fue el tono del candidato de Vox, Pedro Fernández. "Su Gobierno va a destinar 500 millones de euros a Aragón y 1.800 a Cataluña. Cuando uno es esclavo de vascos y catalanes pasan estas cosas, que se le tiene que regalar dinero a ciertas comunidades en detrimento de otras", le espetó a la socialista Susana Sumelzo.

Para el cabeza de lista de Unidas Podemos, Pablo Echenique, quien roba "no es Cataluña o el País Vasco", sino "las grandes fortunas y corporaciones", de ahí que insistiera en repetidas ocasiones en subirles los impuestos, la única forma, en su opinión, de conseguir inversión pública.

A juicio del candidato de Más País-CHA-Equo, Carmelo Asensio, la clave está en "tender puentes y no destruirlos". "El actual modelo es una máquina de generar despoblación y desigualdad", dijo. También reivindicó que Aragón sea tratada "como se merece" en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Desacuerdo con los impuestos

Los impuestos y la creación de empleo también fueron motivo de desencuentro. Sumelzo recalcó que todas las reformas laborales que impulse el Gobierno partirán "del diálogo social" y que el PSOE defiende una fiscalidad "justa" en la que aporten más quienes más tienen. Fue aquí cuando PP, Ciudadanos y Vox aseguraron que si gobiernan eliminarán el impuesto de Sucesiones, una postura que contrastó con la de Unidas Podemos y Más País-CHA-Equo, que centraron su discurso en las posibilidades que ofrece la transición ecológica. "Solo en Aragón podría crear miles de empleos", dijo Echenique.

Pero si hubo un tema que crispó el debate fue el bloqueo político. Para Susana Sumelzo, la situación actual se debe a que el PSOE "renunció a gobernar a cualquier precio", y a que otros partidos "bloquearon sin ser alternativa". "No queríamos ir a unas nuevas elecciones", repitió. También lanzó críticas contra el candidato de Unidas Podemos. "Las cosas se cambian gobernando, y ustedes han bloqueado cuatro veces un Gobierno progresista en España", afirmó. Para Gómez, sin embargo, "fue Sánchez quien nunca quiso llegar a acuerdos con nadie", unas críticas a las que se sumó el candidato del PP. "Nadie excepto Sánchez quería esta situación", dijo Eloy Suárez.

El que apenas entró en el cuerpo a cuerpo fue Pablo Echenique, quien subrayó que "no se trata de ver quién tiene la bandera más grande", sino si el próximo Gobierno está dispuesto a construir un Aragón y una España mejor o va a volver a hacer lo mismo que PP y PSOE la última vez que hubo una crisis en España. El problema, de acuerdo con Carmelo Asensio, es que Aragón "ha estado ausente en los grandes debates de Estado", de ahí que reivindicase "savia nueva" y actores que antepongan "los intereses generales a los particulares".

Todos hicieron una llamada a la participación el próximo día 10.El más contundente fue el candidato de Vox, quien aseguró que "no vale la abstención", que en su opinión, "beneficia a quienes quieren romper España".

Etiquetas
Comentarios