Despliega el menú
Aragón

tribunales

Igor el Ruso: "Cualquier día va a tener que pasar algo importante aquí"

El control diario al que someten al autor del triple crimen de Andorra en la prisión de Zuera evidencia que su comportamiento empeora ante el próximo juicio en Alcañiz.

La Guardia Civil trabaja en la reconstrucción en 3D de los crímenes cometidos por Norbert Feher en Andorra.
La Guardia Civil trabaja en la reconstrucción en 3D de los crímenes cometidos por Norbert Feher en Andorra.
Jorge Escudero

Cuando abren cada día, a las 8.30, la celda 11 de la galería A de la sección de aislamiento, le preguntan a Norber Feher, Igor el Ruso, si va a salir al patio y a la sala donde hay un gimnasio. Solía decir que sí, hasta que el miércoles cambió de opinión y se quedó todo el día en la celda, tal y como hizo los primeros 138 días que pasó en esta cárcel, donde ingresó a finales de 2017 tras el triple crimen de Andorra. Por eso, en la prisión sostienen que se trata de un signo más del "empeoramiento de su comportamiento", que se ha producido en las últimas semanas conforme se acerca su juicio en Alcañiz.

Su actitud se analiza a diario. A Igor el Ruso es al único al que se le hace este informe por su condición de interno de especial seguimiento y de peligrosidad extrema. De hecho, fuentes penitenciarias confirmaron a HERALDO que el peligroso criminal amenazó a los funcionarios a finales de este verano al proclamar: "Cualquier día va a tener que pasar algo importante aquí".

Era la primera vez que el autor confeso del triple crimen de Andorra, que asesinó a los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero y al ganadero José Luis Iranzo, se había comportado de esta manera. El cambio se produjo después de que su abogado, Juan Manuel Martín Calvente, manifestara a principios de agosto que Igor el Ruso quería ir a Italia a cumplir la pena del juicio de Bolonia, donde está condenado a cadena perpetua por dos asesinatos en 2017, al aplicarse al convenio europeo de Derechos Humanos.

Fuentes jurídicas calculan que el juicio de Norbert Feher tendrá lugar en marzo de 2020. El proceso está pendiente de los recursos de las partes –el Ministerio fiscal y la acusación particular de los guardias civiles, que ejerce Jorge Piedrafita–, frente al auto dictado por la juez de Alcañiz en octubre, que denegó distintas pruebas solicitadas por las partes. Posteriormente, se convocará la audiencia previa.

Sale solo al patio y al gimnasio

La vida diaria de Norbert Feher se ciñe a la lectura. Al principio, fue la Biblia y luego se pasó a los cómics de Astérix y Obélix. Todos los días a las 8.30 pasa un funcionario y le pregunta sobre su salida, pero también por los productos del economato que quiere adquirir, sobre si necesita cuchilla de afeitar y por el catálogo de la biblioteca, para que pueda elegir algún libro.

Es el único preso de Zuera que sale solo al patio y al gimnasio. Allí hay una bicicleta estática, una polea, espalderas y colchonetas. "No ha visto a ningún preso", dicen fuentes penitenciarias. Estas fuentes aseguran no conocer un caso similar ni con un control tan exhaustivo en la historia de la prisión de Zuera. Antes de entrar y salir del gimnasio, se comprueba con un detector de metales que no se haya llevado alguna pieza metálica que pueda utilizar contra los funcionarios.

Durante su tiempo en el módulo de aislamiento, Igor el Ruso empezó a recibir cartas de Rebeca, una madrileña de Móstoles , y que él contestaba. Fuentes penitenciarias señalaron que tras unos meses ella solicitó un permiso para encontrarse con el preso, pero el juez de Vigilancia Penitenciaria se lo denegó, pero ella recurrió esta decisión y, desde hace seis meses, tiene autorizada la visita a Norbert Feher. No obstante, parece que durante ese tiempo no se ha producido el encuentro.

Sí que ha recibido visitas de su abogado, Juan Manuel Martín, y de la periodista italiana Simona Pletto, que accedió como amiga con la excusa de haber probado su relación a través de la correspondencia que ambos habían mantenido. "Ya nos pasó con el Solitario (Jaime Giménez Arbe), el atracador de bancos. En el tiempo que estuvo en Zuera, por los juicios que tenía aquí, recibía cartas de varias mujeres", recuerdan fuentes penitenciarias.

Videoconferencia para el juicio

Todavía no se ha decidido si, por motivos de seguridad, el preso no acudirá a la Audiencia de Alcañiz. En ese caso, su declaración podría ser por videoconferencia. Tras haber celebrado de este modo el juicio en Bolonia y después de la visita de varios fiscales y policías, a los que no quiso hacer comentarios, todo apunta a que será con este mismo método. "Y al concluir el juicio, al Ruso lo moverán de Zuera a otra cárcel", concluyen las citadas fuentes.

Etiquetas
Comentarios