Despliega el menú
Aragón

sucesos

"Le gustaba pasear por Aragüés y limpiar los caminos"

El montañero zaragozano fallecido en el Himalaya, Fernando Sánchez, llevaba tres años afincado en Aragüés del Puerto, donde estaba poniendo en marcha una empresa de guías de montaña.

El montañero fallecido, Fernando Sánchez Grassa, durante una escalada en Mezalocha.
El montañero fallecido, Fernando Sánchez Grassa, durante una escalada en Mezalocha.
Heraldo.es

Fernando Sánchez Grassa, el montañero zaragozano fallecido escalando el pico Himlung de la cordillera del Himalaya en Nepal, llevaba tres años afincado en la localidad jacetana de Aragüés del Puerto, donde, según explica su alcalde, Antonio Casajús, “era habitual verle dando paseos por el pueblo y sus alrededores y limpiando caminos”. “Le gustaba mucho la montaña y cuando no estaba en alguna expedición se encontraba aquí”, añade.

En Aragüés, Sánchez se había establecido con la intención de poner en marcha una empresa de guías de montaña que ya había empezado a funcionar. Principalmente ofertaba excursiones a puntos del Pirineo como Ordesa, pero también a otras zonas de Aragón como el Moncayo. “Como había vivido una temporada en Alemania, la mayoría de sus clientes procedían de allí”, confirma Casajús, consternado por la pérdida.

“En el pueblo también había organizado algún cursillo en el rocódromo que tenemos”, añade. “Se le veía que era una persona con iniciativa”. De hecho, estaba muy involucrado en la Asociación para el Desarrollo y la Promoción de los Valles Occidentales y también participaba en otras iniciativas de la zona como el cine club y el club de lectura.

El fallecimiento de Nano, como más le conocían sus amigos y familiares, ha causado también una gran conmoción en el barrio zaragozano de Torrero, de donde son también vecinos los dos hermanos gemelos que le acompañaban en la expedición, Juan Carlos y Jesús Del Cerro. Sánchez estaba muy vinculado a la asociación de vecinos de Venecia-Montes de Torrero, ya que su tío había sido presidente de la misma durante cuatro décadas. 

"Era un gran amante de la montaña y muy afable y querido por quienes se relacionaban con él. Se trataba de una persona muy comprometida socialmente e implicada en la defensa de los derechos sociales", recuerda de él José Luis Villalobos, de la asociación de vecinos de La Paz.

Etiquetas
Comentarios