Despliega el menú
Aragón

comunidad de calatayud

Maluenda viaja por novena vez a principios del siglo XX

Una nueva edición de Crónicas de un pueblo recuerda la agricultura de hace 100 años y los problemas del sector.

Si hace una semana el sector primario se manifestaba en Calatayud para protestar por los problemas que viven los productores familiares, este sábado fue Maluenda la que recogió la problemática que vivía la agricultura, pero nada menos que a principios del siglo XX. La novena edición de Crónicas de un pueblo se retrotrajo 100 años, tanto la noche del viernes y toda la jornada de ayer, para recordar cómo vivía una localidad tan ligada al campo y a la fruticultura, entonces y ahora.

«Es una recreación histórica con la que dinamizamos el pueblo, es una excusa para reunirnos y que la gente conozca el pueblo», explicaba Esperanza Sánchez, presidenta de Somos Maluenda, entidad colaboradora con el Ayuntamiento en la organización.

Para hacerlo, tuvieron lugar durante el fin de semana más de una veintena de actividades. Entre ellas hubo talleres y demostraciones de oficios antiguos, como los sogueros, o de cómo elaborar fruta en barquillas. También se entregaron unas mijarretas (huchas) a los llamados galanicos, quienes han nacido entre la pasada y la presente edición de Crónicas. El acto central fue la representación teatral del ‘Motín al alcalde’: «Siempre volvemos a la misma época pero buscamos un tema diferente. Este año nos hemos centrado en las revueltas que hubo por temas ligados al campo y una muy concreta contra el ayuntamiento por un impuesto a la carne», explicaba Sánchez.

A todo ello se añadieron novedades, como el I Campeonato de Lanzamiento de Hueso de Melocotón o un homenaje a los agricultores de la localidad, con un gran mural pintado por Marta Gotor. Tampoco faltaron las visitas guiadas a la iglesia de las Santas Justa y Rufina y al Convento de las Carmelitas descalzas, actuaciones musicales y las comidas populares. En la cita, fiesta de interés turístico regional, colaboran la DPZ, la Comarca Comunidad de Calatayud y una treintena de vecinos.

Etiquetas
Comentarios