Despliega el menú
Aragón

aeropuerto de zaragoza

Los nuevos vuelos de Zaragoza elevan las subvenciones de la DGA a 2,4 millones

La ruta de Lisboa se retoma mañana, el lunes arranca la de Gran Canaria y en 2020 lo harán las de Marrakech, Viena y Santiago. Los enlaces están garantizados hasta 2021 y el importe por plaza oscila entre 2,3 y 23,5 €

El Gobierno de Aragón destinará el próximo año 2,4 millones de euros a subvencionar los vuelos del aeropuerto de Zaragoza, un 37,7% más que ahora como consecuencia de las negociaciones con Ryanair y Binter para abrir cinco nuevas rutas nacionales e internacionales. La oferta se ampliará a partir del domingo con la recuperación de la conexión regular de Lisboa, a la que se unirá el lunes la de Gran Canaria y a lo largo de la próxima temporada de primavera-verano se estrenarán las de Marrakech, Viena y Santiago.

Las negociaciones de la DGA han terminado por fructificar y permitirán que los viajeros pasen de disponer de siete a doce destinos regulares, un 71% más de los que hay ahora a lo largo del año, a los que se suman otros cinco que se operan únicamente en la temporada estival. Fuentes oficiales aseguran a este diario que están asegurados hasta marzo de 2021.

En total, el Ejecutivo autonómico subvenciona trece de los diecisiete enlaces aéreos del aeropuerto, con un coste medio de 4,9 euros por cada uno de los 486.523 asientos cubiertos por el erario, algo más barato de los 5,1 euros que cuestan ahora de promedio. Todos están a la venta, salvo los de Santiago de Compostela, cuya entrada en servicio se ha demorado de nuevo y, previsiblemente, comenzará en julio.

No obstante, el importe de las ayudas que reciben Ryanair, Wizz Air, Volotea y ahora Binter fluctúan mucho de una a otra compañía. La más económica es la aerolínea húngara que vuela todo el año a Bucarest y Cluj Napoca, ya que cada una de sus plazas salen por 2,3 euros y cobrará un total de 213.150 euros en 2020. En el otro extremo está Volotea, cuyo coste por cada asiento de sus vuelos estivales a Múnich y Venecia se multiplica por diez, hasta 23,5 euros. La aerolínea española se embolsa 400.000 euros al año. La otra empresa nacional, Binter, recibirá únicamente 75.000 euros y sus asientos a Gran Canaria saldrán por 2,9 euros.

El principal operador de Zaragoza es Ryanair, que duplicará su oferta para llegar a ocho aeropuertos y hará que, de lejos, sea el que más dinero público ingrese: 1,7 millones. Sus 351.363 plazas ofertadas para 2020 saldrán a 4,9 euros. En la actualidad opera todo el año a Londres, Milán y Bruselas y en la temporada de primavera-verano, a París. Y ahora lo hará también de forma regular a Lisboa, Marrakech, Viena y Santiago. De este modo, será responsable del 72,2% de los enlaces subvencionados.

Dos aerolíneas sin ayudas

Las compañías que no reciben ayudas en Zaragoza son Air Europa y Vueling, que compiten todo el año por llevar viajeros a Palma de Mallorca. La primera también apuesta en verano por llevar turistas a Tenerife y Lanzarote, mientras la segunda aerolínea opera de forma regular con Tenerife. La oferta de vuelos se completa con el que explota en verano Volotea a Menorca, aunque en este caso no cobra de la DGA.

La previsión es que con las nuevas incorporaciones se pueda superar con creces los 600.000 viajeros el próximo año, una cifra con la que no solo se saldrá de la atonía en el tráfico comercial sino que hará posible cerrar uno de los mejores ejercicios en la historia del aeropuerto. Es más, Aena estará en disposición de lograr el segundo mejor registro, solo superado por el de 2011, cuando llegó a contabilizar 751.097 pasajeros.

De todos modos, estas estimaciones se podrían quedar cortas, dado que la Consejería de Vertebración del Territorio mantiene negociaciones con otras compañías para incorporar varios destinos internacionales. Desde la DGA no quieren dar detalles y optan por la prudencia, conscientes de que en los últimos tres años han estado a punto de cerrar con varias y, en el tramo final, se han frustrado las conversaciones.

Lo que sí han asumido en el Pignatelli es que ampliar la oferta pasa casi indefectiblemente por sacar la chequera, como hacen el resto de territorios. Al principio de la pasada legislatura se planteó acabar con esta política y licitar los destinos al mejor postor, pero solo se hizo con Múnich y Venecia y su coste por viajero se disparó de forma exponencial, por lo que se ha vuelto a la vieja política de negociar precio con cada compañía.

Soro: «El aeropuerto debe ganar tamaño y dimensión»

El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, asegura que el aeropuerto de Zaragoza debe ganar "tamaño y dimensión" en lo que concierne al tráfico comercial para convertirse en el complejo de referencia del valle del Ebro.

Con este objetivo, la DGA inició el trabajo en 2016, que reforzó dos años después con la presentación de la ‘estrategia aragonesa de conectividad aérea’ en la que quiso involucrar a instituciones y entidades aragonesas. La pretensión era cortar de raíz la sangría de vuelos que sufrió Zaragoza a partir de 2011, en el que batió su récord con 751.097 viajeros y que le llevó a tocar suelo tres años después con 418.580. Y semejante retroceso se explica fundamentalmente por el hecho de que Ryanair solo mantuviera cuatro de las trece rutas que llegó a ofertar.

El punto de inflexión comenzó en 2017 con la incorporación de los subvencionados enlaces estivales de Volotea con Múnich y Venecia, a los que se sumaron los de Vueling a Palma de Mallorca y Tenerife, en este caso sin ayudas y de carácter anual. Ydesde mañana Ryanair recupera el enlace de Lisboa que operaba Air Nostrum. No llegará a los trece que tuvo en 2011, pero ya gestionará ocho en 2020.

Etiquetas
Comentarios