Despliega el menú
Aragón

Medio Ambiente

El nuevo ICA se dividirá en una tasa y un impuesto y reducirá el tramo fijo

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha adelantado este jueves en el pleno de las Cortes que la rebaja "repercutirá en la recuperación de costes".

Lambán y Aliaga, este jueves en el pleno de las Cortes
Lambán y Aliaga, este jueves en el pleno de las Cortes
Guillermo Mestre

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha confirmado este jueves en el pleno de las Cortes, a preguntas del PP, que el nuevo Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) se dividirá en un impuesto "para todos" y una tasa autonómica que se aplicará solo donde se preste servicio de depuración. Se trata de una de las reivindicaciones de partidos como Podemos y colectivos como la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA) a la que hasta ahora se oponía al Ejecutivo autonómico. "Yo no era muy partidario, pero me han convencido", ha asegurado el consejero. 

Olona ha adelantado que la reforma, recogida en el acuerdo de gobernabilidad firmado en agosto por PSOE, Podemos, CHA y PAR, reducirá el tramo fijo del impuesto, "demasiado elevado" en la actualidad. "Es una anomalía que hay que corregir", ha expuesto. También se aplicarán criterios de progresividad para cumplir el principio de 'quien contamina, paga'.

Esta rebaja reducirá la recuperación de costes. "¿Cuánto? Hay que analizarlo para no pasar de campeones en recuperación de costes a estar a la cola", ha añadido. El Gobierno aragonés creará una mesa mixta en la que representantes de Hacienda y del Instituto Aragonés del Agua analizarán  estas y otras cuestiones.

Olona ha reconocido que Aragón paga "por encima de la media española", y que este es un problema "complejo" que va a requerir la participación "de todos". Los cambios se abordarán en una nueva ley "exclusivamente tributaria" que se desgajará de la Ley de Aguas y Ríos de Aragón. Los sujetos pasivos, ha dicho, serán "los usuarios y no los municipios" y la afectación se ceñirá al saneamiento y la depuración. 

La actitud del Gobierno ha sido especialmente criticada por el diputado popular Ramón Celma, que ha cargado contra la "desinformación" y la "especulación" procedente del Ejecutivo autonómico. A este respecto, ha acusado a la DGA de utilizar el problema del ICA "desde un punto de vista partidista y alejado de la razón". "Están preocupados con sus cambalaches", ha aseverado.

En respuesta a las críticas de la oposición, Olona ha asegurado que el nuevo ICA no supondrá una subida de impuestos. "Yo no soy un suicida", ha recalcado, al tiempo que ha reconocido que "estamos ante un conflicto" y que la solución requiere de celeridad. También ha concretado que si el Ejecutivo consigue que la ley sea justa "unos pagarán menos que hasta ahora" y otros -quienes más consuman- más. "Esto no es ninguna trivialidad", ha subrayado.

Etiquetas
Comentarios