Despliega el menú
Aragón

Transición ecológica

La DGA endurece el tono y pide a Endesa un compromiso "real" con Andorra

El Ejecutivo duda de que la eléctrica tenga nada pensado "más allá de seguir aprovechándose" del territorio

Los trabajadores de Endesa, ayer durante su protesta en la central de Andorra
Los trabajadores de Endesa, ayer durante su protesta en la central de Andorra
Heraldo

La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, endureció ayer el tono y exigió a Endesa un mayor compromiso con Andorra y Aragón. La portavoz del Gobierno aseguró que la ausencia de "proyectos estratégicos dignos de reconocer" hacen pensar al Ejecutivo que la eléctrica, que aspira a sustituir la potencia térmica de la central por un proyecto fotovoltaico valorado en 800 millones de euros, "no tiene nada pensado más allá de seguir aprovechándose de los recursos del territorio para su propio beneficio".

Sus declaraciones se produjeron solo unas horas después de que la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, asegurase en Zaragoza que Endesa no tendrá prioridad para gestionar los alrededor de mil megavatios, sino que se adjudicarán al proyecto que más empleo y actividad genere en la zona. Se trata de un aspecto recogido en el proyecto de Transición Justa del Ejecutivo de Pedro Sánchez contra el que habían presentado alegaciones tanto la DGA como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Pérez incidió en que, "por cortesía y por todos los beneficios atesorados en las últimas décadas", la eléctrica tendría que mostrar un mayor grado de concreción y aclarar qué es lo que quiere hacer en Andorra. "Si lo hace, el Gobierno de Aragón lo dirá y lo reconocerá", aseveró.

En su opinión, el Ejecutivo autonómico ha hecho esfuerzos para apoyar la implantación de empresas. También desde el ámbito informativo con nuevos títulos de Formación Profesional. "Nos gustaría tener una mayor complicidad por su parte", dijo. No valoró igual la visita de la ministra en funciones, que despejó pocas dudas y no aclaró cuándo se firmará el convenio de transición justa con Andorra ni su asignación presupuestaria.

La consejera recalcó que la titular de Transición Ecológica "ha estado prácticamente interina" y admitió que, aunque se van dando pasos, el Ejecutivo que se avanzase a un mayor ritmo. Pérez echó balones fuera al hablar de la responsabilidad del PSOE y aseguró que "fue el PP quien finiquitó el cierre de la térmica y dio todos los pasos hacia ello". "Ribera llegó al Ministerio a hechos consumados", subrayó.

A su juicio, la macroreunión del lunes, en la que participaron unas 40 personas entre sindicatos, empresarios, agentes sociales y representantes del Gobierno de España y de Aragón, es "un paso relevante" en la búsqueda de alternativas y una transición justa. "Creo que por primera vez estamos acertando con el método. Antes llegaba el dinero y luego se buscaban los proyectos, y ahora, se están removiendo obstáculos de la Administración para hacer atractiva la implantación", explicó. En este sentido, mostró convencida de la salida "en positivo" de Andorra y aseguró que la solución vendrá dada por el compromiso de las empresas aragonesas.

Los trabajadores se encierran en la central

Por su parte, los trabajadores de la central térmica de Andorra iniciaron ayer un encierro indefinido que continuará hasta que la dirección cambie su posicionamiento de cara la negociación del convenio colectivo. En turnos de dos, los empleados se irán relevando cada 48 horas para exigir que las conversaciones "se desenquisten" tras más de 70 reuniones. 

La eléctrica, sin embargo, consideró que esta "no es la mejor forma de negociar" y rechazó esta "medida de presión". "Siempre hemos estado dispuestos a seguir con las negociaciones para alcanzar un acuerdo que sea favorable a todas las partes", apuntaron fuentes de la compañía.

Etiquetas
Comentarios