Despliega el menú
Aragón

terrorismo

El etarra Mikel Carrera se niega a declarar por el asesinato de Manuel Giménez Abad

El terrorista será juzgado antes del verano de 2020 por el crimen del presidente del PP de Aragón. 

El etarra Mikel Carrera Sarobe, durante el reciente juicio en la Audiencia Nacional
El etarra Mikel Carrera Sarobe, durante el reciente juicio en la Audiencia Nacional
Efe

El etarra Mikel Carrera Sarobe, ‘Ata’, se ha negado a declarar en la Audiencia Nacional por el atentado de Manuel Giménez Abad, ocurrido el 6 de mayo de 2001 en Zaragoza, tras la solicitud de la fiscal Ángela Gómez-Rodulfo, que pidió su declaración indagatoria al coincidir con su traslado a España por otro juicio.

La representante del Ministerio fiscal aprovechó para comunicar al acusado el auto de procesamiento por el asesinato del expresidente del PP-Aragón y detalló ayer que «antes de Navidades» presentará su acusación.

Gracias al testimonio de cinco testigos, el juez Santiago Pedraz concluyó que Carrera fue el autor de los tres disparos cuando el líder popular se dirigía con su hijo Borja a ver un partido en la Romareda del Real Zaragoza contra el Numancia.

Ata fue juzgado a finales de septiembre por alquilar la furgoneta con la que otros dos etarras intentaron introducir, en enero de 2010 en Portugal, explosivos, armas y documentos falsos desde Francia. La sentencia se conoció ayer y lo condena a 10 años.

Con el proceso abierto por el asesinato de Giménez Abad, la fiscal Ángela Gómez-Rodulfo estima que el terrorista, que fue jefe militar de ETA, podrá ser juzgado 

antes del verano de 2020, cuando se cumplirán 19 años del atentado mortal en Zaragoza que conmocionó a toda la Comunidad.

En cualquier caso, la abogada Carmen Ladrón de Guevara, que se ha sumado a la acusación particular, señaló que la actitud del terrorista de negarse a declarar es «habitual» para mantener su «principio de especialidad», que no facilita las cosas a los jueces.

La Audiencia Nacional tendrá que volver a solicitar a Francia su entrega temporal para la celebración del juicio en España. A este respecto, fuentes de la Fiscalía recordaron que el terrorista tiene varias causas pendientes todavía.

El etarra Mikel Carrera fue trasladado hace unos días a la prisión de Lannemezan, próxima a Tarbes y al Pirineo aragonés, donde Francia ha enviado a 13 etarras a lo largo de este año en un proceso que emprendió el Gobierno galo para acercarlos al País Vasco a través de esta cárcel y a la de Mont 

de Marsan, donde hay 12 presos.

Etiquetas
Comentarios