Despliega el menú
Aragón

Sanidad

María Castellano: "No hace falta otra ley de violencia de género, sí usar mejor los recursos"

Especialista en Medicina Legal y Forense, participó ayer en la presentación de un libro homenaje sobre su carrera en el Colegio de Médicos de Zaragoza.

Castellano se convirtió hace 40 años en la primera catedrática de Medicina de España.
Castellano se convirtió hace 40 años en la primera catedrática de Medicina de España.
Guillermo Mestre

Su currículum impresiona. No sé por dónde empezar. Fue jefa del servicio de Medicina Legal y Toxicología del hospital Clínico y le tocó enfrentarse al incendio de la discoteca Flying, donde murieron más de 40 personas.

Los responsables de la identificación de las víctimas fueron los médicos forenses. Nosotros hicimos la toma de muestras y los análisis de monóxido de carbono y alcohol para establecer la muerte por intoxicación. Fue una experiencia muy dura. 

Es referente, además, en estudios sobre violencia de género y maltrato, ¿qué siente cuando se entera de la muerte de una mujer a manos de su pareja?

Me conmueve como el primer día. Sobre el año 97 o 98 mandé a HERALDO DEARAGÓN un artículo que lo titulé ‘Muchos hablarán de nosotras cuando estemos muertas’. Yo creo que lo escribí ante las primeras muertes que hubo... Hasta entonces, estaban las agresiones físicas, psicológicas, los insultos... Pero la muerte, y mucho menos tan frecuente y tan dramática, no se había visto hasta entonces. 

¿Es partidaria de la reforma de la ley de Violencia de Género?

España fue pionera en las leyes de protección a las víctimas en el ámbito familiar, tanto a niños como a mayores. Pienso que no es necesaria una legislación nueva. La ley da de sí para castigar todas las conductas, pero hay que aprovechar mejor los recursos. Hay que dirigirlos a prevenir que los conflictos familiares lleguen a situaciones tan dramáticas.

Como primera catedrática de una Facultad de Medicina en España, concretamente en la de Zaragoza, ¿piensa que se ha avanzado en la igualdad entre hombres y mujeres?

Siempre he defendido la igualdad como el derecho a acceder a la formación, a elegir profesión y a que en igualdad de condiciones, las mujeres puedan llegar allí donde se propongan por sus méritos y esfuerzo. Creo que las mujeres que llegamos a la universidad a partir de los 70 hemos estado presentes. No obstante, he observado que las mujeres no han dado el paso a puestos directivos, porque somos más prácticas y la familia para nosotras es importante. 

Pero eso viene a confirmar que la conciliación no existe.

Si en una casa todas las funciones estuvieran repartidas de una forma totalmente equitativa, la mujer tendría más disponibilidad de tiempo para cosas profesionales. 

Sus propios compañeros han querido homenajearla con el libro ‘María Castellano Arroyo: médica, maestra y humanista’. 

Es un libro que he conocido cuando ya ha estado editado. En realidad, el libro se debe a la generosidad y el cariño de mis maestros, mis compañeros, de mis discípulos... Han querido hacerme este homenaje, de afecto y cariño. Son ellos los que han escrito sobre mí, han recopilado mis artículos...

Después de toda una vida dedicada a la medicina, ¿cómo ve el actual déficit de facultativos?

Es un problema gravísimo. No hay profesionales sanitarios suficientes en las facultades de medicina. No hay profesores. Es asombroso el dinero que nos gastamos en formar a profesionales para que luego, en un número importantísimo, trabajen en el extranjero. Esa política necesita un giro radical. Primero, que no se vayan, pero también recuperar a muchos jóvenes de fuera. 

Sanidad ha publicado el decreto que regula el acceso por residencia al título de médico especialista en Medicina Legal y Forense. ¿Se le da por fin a la especialidad el reconocimiento que se merece?

La especialidad existe desde 1955, pero cuando todas las especialidades pasaron a ser hospitalarias, a través del sistema mir con un rotatorio de formación, la medicina legal y forense siguió siendo de escuela profesional. Ahora, con el decreto, la especialidad se hace hospitalaria. Se iguala a las otras.

Etiquetas
Comentarios