Despliega el menú
Aragón

hacienda

Aragón sigue a la cola en competitividad fiscal pese a la bonificación de Sucesiones

Únicamente Cataluña y ahora Asturias empeoran su clasificación en el ranquin de 2019 de la Unión de Contribuyentes, que se achaca sobre todo a los impuestos que gravan la renta y el Patrimonio.

Jorge Alonso Perez 
Loading...

Aragón sigue siendo una de las autonomías menos atractivas para atraer empresas y residentes como consecuencia de su presión fiscal. Así se refleja por tercer año consecutivo en el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal (IACF), que indica que en 2019 solo Cataluña y ahora Asturias empeoran los datos de la Comunidad, que sigue estando en el vagón de cola pese a la bonificación del impuesto de Sucesiones y Donaciones aplicada a finales del ejercicio pasado. Esta rebaja le ha permitido escalar una posición, aunque el hecho de que el resto de autonomías apliquen deducciones más elevadas, fundamentalmente en el IRPF y en Patrimonio, sigue lastrando su clasificación general.

La Unión de Contribuyentes ha presentado este martes los resultados de su particular clasificación autonómica, que analiza más de 60 variables y compara la cesta de impuestos cedidos y propios y los que hay capacidad normativa. La principal novedad es que Aragón ha dejado de ser el territorio con mayor carga a la hora de heredar, ya que se ha elevado la exención en el pago de 150.000 a 500.000 euros entre padres, hijos y cónyuges. Aunque solo lo pagan ya el 2% de los aragoneses y ha caído como consecuencia la recaudación un 27% en los primeros ocho meses del año, las mayores rebajas aplicadas por otras autonomías provoca que solo se haya logrado superar a Asturias, Comunidad Valenciana y Castilla y León.

Al mismo tiempo, empeora tres posiciones en lo concerniente a los tributos propios y se convierte en la sexta más gravosa. Y no porque haya creado uno nuevo a los seis que ya tenía, sino por el hecho de que se haya solventado a su favor la batalla legal sobre el impuesto que grava a las grandes superficies comerciales.

Contribuyentes peor parados

No obstante, los impuestos en los que peor parada sale la Comunidad son el IRPF y Patrimonio. En el caso de la renta, únicamente empeoran los datos en Navarra y Extremadura, aunque la situación se mantiene igual que hace un año. Al desglosar la carga fiscal por tramos, los contribuyentes aragoneses con salarios medios-altos (entre 45.000 y 149.999 euros brutos) son los que más pagan y solo salen peor parados extremeños y navarros. Mientras, la mayoría de los aragoneses, los que declaran a Hacienda entre 24.400 y 44.999 euros brutos, ocupan la decimoquinta posición: aún pagan más asturianos, baleares, navarros y catalanes.

El trato fiscal es más benévolo con las rentas altas, las de más de 150.000 euros, que ocupan la undécima posición autonómica. El informe incide en que las autonomías con más tramos reciben peor puntuación y Aragón, con diez, solo es superada por Navarra, que tiene once.

Tampoco sale bien parada la Comunidad en la comparativa en el impuesto que grava el patrimonio, dado que la izquierda decidió en la pasada legislatura reducir el mínimo exento, fijado en 700.000 euros, a 400.000. No obstante, la decimoséptima posición que ocupa se ha mantenido invariable en los tres años en los que se ha confeccionado el índice de competitividad fiscal. Esto lleva a la Unión de Contribuyentes a considerar que es una de las cuatro autonomías que «más castiga a la clase media».

Etiquetas
Comentarios