Despliega el menú
Aragón

ferrocarril 

El AV City, el tren más solicitado para llegar pronto a Madrid, genera división de opiniones

Los viajeros de uno de los trayectos sostienen que las prestaciones del AVE son muy superiores y critican que el retraso en la hora de llegada les impide acudir puntuales a sus primeras reuniones. 

El tren AV City de las 7.05, el pasado viernes en la estación Delicias, que iba casi lleno con 270 pasajeros.
El tren AV City de las 7.05, el pasado viernes en la estación Delicias, que iba casi lleno con 270 pasajeros.
Toni Galán

El Alvia que cubre la ruta Zaragoza-Madrid a las 7.05 todos los días desde el pasado 17 de septiembre es una sorpresa para la mayoría de los pasajeros. Un tren que ha generado polémica en Aragón, ya que se ha sustituido el AVE por otro servicio con un horario que llega diez minutos más tarde a Madrid.

Este diario pulsó la opinión de algunos de los viajeros que lo cogieron el pasado fin de semana. En el trayecto iban alrededor de 270 pasajeros, de las 282 plazas existentes, lo que evidencia que las ofertas comerciales de Renfe con este AV City para justificar el cambio del AVE calan en los jóvenes, junto a las promociones para familias numerosas, militares, funcionarios o comerciales, que tienen descuentos. También abundan los ejecutivos a quienes les paga el billete la empresa y son ajenos al nuevo precio. De hecho, los clientes que cogían toda la semana el AVE ya podían lograr precios, en compra anticipada, de hasta 20,95 euros. Sin embargo, la queja más recurrente de los viajeros se refiere a la hora de llegada, las 8.50, diez minutos más tarde que el AVE, porque este tren circula como máximo a 250 km/h.

Sergio e Irene, dos militares de la Brigada Aragón de 22 años, viajan por placer a Córdoba y desconocen que lo hacen en un ferrocarril que no es el AVE, les da igual que no tenga cafetería y pagan 9,25 euros por el viaje, ya que disfrutan de una rebaja del 65% como miembros del Ejército. Les basta con llegar a tiempo al trasbordo en Madrid. Es lo mismo que les pasa a Begoña y a sus compañeras de trabajo.

Pero a Anuska Aulés, una trabajadora del Hospital Miguel Servet, le molesta que con el cambio de tren ahora llega tarde al congreso en el que participa en Madrid con un compañero. «Hasta las 9.30 no estaremos allí y, al final, el viaje cuesta dos horas . Estamos a favor de que se recupere el AVE a las 7.05», lamentan los dos viajeros. El billete se lo pagan y les costó 36,25 euros.

«No tenemos película, ni cafetería. Algunos asientos van en dirección contraria. No nos dan cascos para escuchar la tele y el tren se mueve muchísimo, no hace más que moverse el portátil en la mesita», describe desde el tren la médico de familia María Pilar Astier, que acaba de ser destinada al centro de salud de La Jota y que acude a Madrid para asistir a un encuentro en el Ministerio de Sanidad (el edificio está en el Paseo del Prado, cerca de Atocha) como miembro de la Sociedad Española de Calidad Asistencial. Esta pasajera corrió para llegar a tiempo; es madre de familia numerosa y su viaje costó 30,5 €. Fue su estreno del AV City, como el de su compañero de butaca, que se bajó en Guadalajara en un viaje empresarial y creyó confundirse al no subirse en un AVE.

José, un funcionario de Agricultura de la DGA, era otro novato del nuevo tren que conecta Zaragoza con Madrid y Barcelona (a primera hora de la mañana y el último del día). Antes de subir a su vagón tiene claro que «no compensa el precio con el tiempo que tarda ahora el viaje y sus consecuencias» porque ahora el nuevo tren le lleva con retraso a su curso de formación.

Un joven músico comprensivo 

El joven Guillermo, un violonchelista que cursa un máster en la capital de España y es de los nuevos clientes que busca Renfe, comprende a los viajeros quejosos sobre el horario, aunque a él no le afecta porque empieza su curso a las 10.30. Tuvo que volver pronto para participar en el concierto del XXV aniversario del Auditorio, pero si no, hubiera aprovechado el AV City de las 21.30 por el precio.

«Voy a Sevilla, ¿me puede decir qué vagón me toca? No lo veo. Soy comercial, he estado varios días en Zaragoza y me parece muy bien que ahora se rebaje los precios del tren con el AV City», destaca un viajero. Ángel va con su bicicleta, lleva un abono de AVEy no nota el abaratamiento en sus viajes laborales diarios de Zaragoza a Calatayud.

Mientras tanto, la Cámara de Comercio ha encargado una encuesta, elaborada por la empresa Motio Consultores, sobre la opinión de los empresarios aragoneses sobre este tren. De momento, han realizado 136 entrevistas en tres jornadas y han abierto una dirección en la web de la Cámara. Renfe defiende el cambio de tren como una apuesta comercial ante la coyuntura de la próxima liberalización del AVE que traerá a empresas privadas extranjeras para operar en la zona Madrid-Zaragoza-Barcelona-Frontera. La competencia ha empezado.

«Los viajes en AVE no son caros si los compras pronto»

Alberto Campo es un pasajero habitual, empleado de la empresa Acuaes (Aguas de las Cuencas de España) y que viaja todos los días a primera hora. Alberto no comparte que las ofertas de Renfe sean mejores ahora con el AV City frente a los precios que ofrecía Renfe con el AVE. «Si lo comprabas con anticipación antes podías conseguir billetes por 20.95 euros en promociones salvo los lunes y eso es más barato que las ofertas de ahora. Y si compras un bono de diez viajes es similar un AV City al precio del AVE», por lo que cuestiona la oferta comercial de Renfe, que busca nuevos públicos más allá del mundo empresarial. «Los viajes en el tren AVE no son caros si los compras pronto y hay promociones», insiste Alberto Campo.

Etiquetas
Comentarios