Despliega el menú
Aragón

PLataforma logística de Zaragoza

El nuevo acceso a Plaza cuesta 6,3 millones y en el proyecto ya se avisa del riesgo de saturación

El Gobierno de Aragón solo construirá ahora la mitad del enlace previsto y que reclaman los empresarios para acabar con las retenciones de tráfico. El diseño obligará a seguir saliendo por el nudo de la Feria.

ACCESOS A LA PLATAFORMA LOGISTICA PLA-ZA / ROTONDA DEL CENTRO COMERCIAL PLAZA IMPERIAL / RETENCIONES DE TRAFICO / 22/06/2010 / FOTO : OLIVER DUCH
Imagen de archivo de la congestión que sufre el principal enlace de Plaza, junto al centro comercial.
Oliver Duch

El reclamado acceso viario por el noreste de la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) se acometerá finalmente el próximo año, aunque sin atender las exigencias de los empresarios asentados en este macrocomplejo. La pretensión del Gobierno de Aragón es construir solo una parte del enlace comprometido en el diseño original del complejo logístico, lo que reducirá sustancialmente la factura. Esta actuación puntual precisará de algo más de 6,3 millones de euros y su construcción requerirá un plazo inferior a un año.

La solución solo permitirá acceder a las calles Turiaso y Bari desde la vía de servicio que deriva de la Ronda Norte (A-2), para lo que se construirá un viaducto que permita superar las vías del tren (AVEy mercancías). Este nuevo acceso se podrá completar en su día con la propuesta original, que cruzaba también la autovía para enlazar con la carretera de Madrid (N-II) a través de una pastilla de suelo privado aún por desarrollar. Su construcción permitiría a miles de trabajadores y transportistas disponer de una nueva entrada y salida directa, pero su coste ha llevado a demorar sine díe su ejecución.

El proyecto, redactado hace dos años por Sers Consultores y que ahora tiene el visto bueno con su inclusión en la última modificación del proyecto supramunicipal de Plaza, prevé una media diaria de tráfico de 14.500 vehículos, con un incremento del 10% en puntas horarias. Por ello, el autor del diseño, el ingeniero de Caminos Joaquín Bernad, advierte de que entrará en servicio «en condiciones de alta ocupación», hasta el punto de «comprometer su capacidad a futuro si el tráfico crece y no se completa el enlace».

Como la sociedad pública quiere abaratar el coste, los vehículos que salgan por el nuevo vial tendrán que conectar con la zona comercial para desembocar en el nudo de la Feria. Es decir, seguirán pasando por el mismo punto que se satura en horas punta y que motivó la exigencia de los empresarios de disponer del enlace comprometido en el proyecto original, hasta la N-II.

Es más, el autor del proyecto explica que si estuviera en servicio el ramal desde la carretera de Madrid se reduciría el tráfico de entrada desde la Ronda Norte y se evitaría así su saturación. «Se observa que de los 20.000 vehículos diarios que entran a Plaza, la mitad lo hacen desde la A-2 y la otra mitad, por la N-II. Resulta por tanto una reducción de la intensidad de tráfico, que pasa a 12.000 vehículos», explica.

Bernad concluye que del estudio de tráfico se deduce la «conveniencia de este proyecto» al eliminar problemas de saturación en la entrada de Plaza, pero no en los de salida que, añade, «necesitan del enlace completo».

Etiquetas
Comentarios