Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Salud

La llegada del otoño trae los primeros procesos catarrales y un pico de gastroenteritis

Los expertos recomiendan extremar las medidas de higiene para evitar contagios, como lavarse las manos.

Lavarse las manos correctamente previene más de 200 enfermedades.
Lavarse las manos correctamente es una de las medidas más eficaces para evitar contagios.

La llegada del otoño ha traído consigo los primeros procesos catarrales, pero también un aumento de los casos de gastroenteritis. Aunque la mayoría de estos últimos procesos se resuelven sin pasar por la consulta, algunos médicos de Familia han reconocido un incremento de atenciones, la mayoría leves, en los últimos días.

El boletín epidemiológico de la Dirección General de Salud Pública, donde se dan a conocer todas las enfermedades de declaración obligatorias, sí que recoge un ligero incremento de los procesos diarreicos. Si a mediados de septiembre se contabilizaron unos 800 casos, las dos últimas semanas ya han superado los mil. De hecho, la última semana se han registrado 1.036 afectados por afecciones de este tipo.

Pero, ¿qué es una gastroenteritis? Es una inflamación de la mucosa del estómago y del intestino delgado y grueso que suele provocar diarrea y vómitos. Esta patología normalmente está provocada por virus y de manera menos habitual por bacterias o parásitos.

La gastroenteritis vírica, acompañada de vómitos y diarreas, normalmente no necesita tratamiento, ya que remite entre las 24 y 48 horas después de manifestarse. Eso sí, los expertos recomiendan una hidratación adecuada. En caso de diarreas sin vómitos, se puede tomar sin forzar alimentos (sin grasas ni azúcares) y líquidos (preferiblemente suero). Se aconseja también hacer reposo digestivo durante tres o cuatro horas y dar suero en pequeñas cantidades, a sorbos.

Lavarse las manos

Casi siempre se transmite por contacto: los agentes patógenos llegan a los objetos y superficies desde las deposiciones y los vómitos del enfermo. Desde allí, en caso de falta de higiene, los patógenos pueden llegar hasta la boca de otra persona a través principalmente de las manos y, por consiguiente, también hasta su estómago y su intestino, lo que daría lugar al contagio de la persona.

Entre los consejos que los expertos recomiendan para evitar la transmisión del virus, destaca el extremar las medidas de higiene tanto entre los más pequeños como en los adultos. De hecho, recuerdan que una de las medidas más efectivas es lavarse habitualmente las manos.

Etiquetas
Comentarios