Despliega el menú
Aragón

educación

Solo una parte de los fisios y enfermeras que faltan en los colegios se incorporan este mes

Educación empleará a estos profesionales sanitarios con un contrato programa para dos años que estabilizará estas plazas.

Protesta a las puertas del colegtio Alborada, el martes, a la que asistieron unas 200 personas.
Protesta a las puertas del colegio Alborada, el martes, a la que asistieron unas 200 personas.
Guillermo Mestre

Agridulce. Así puede calificarse el resultado de la reunión que mantuvieron ayer con Educación los representantes de las familias afectadas por la falta de enfermeras y fisioterapeutas en una treintena de colegios públicos de la Comunidad, tanto de educación especial como ordinarios. Solo una parte de los profesionales sanitarios pendientes en las plantillas de estos centros de enseñanza desde principios de curso se incorporarán a lo largo de octubre gracias a una partida desbloqueada por Hacienda de los presupuestos prorrogados.

Una treintena de colegios de educación especial, ordinarios de atención preferente a alumnos con discapacidad motora y otros que cuentan con aula de educación especial están afectados por este problema.

"Las plazas más necesarias y sensibles se van a cubrir este octubre, pero no todas las que se solicitaron y estaban concedidas. Lo que sí hemos visto es una buena predisposición para solucionar el tema", resumió Oriol Nicolau, presidente de la Asociación de madres y padres (Ampa) del colegio de educación especial Alborada. En el caso de este centro, que ha liderado las protestas del colectivo en los últimos días, de una enfermera y tres auxiliares que faltaban en su plantilla van a llegar una enfermera y una auxiliar.

Un aspecto positivo de la solución que ha dado Educación a este problema es que estos profesionales se van a emplear a través de un contrato-programa de dos años, lo que facilitará que el año que viene los especialistas puedan estar desde el inicio de las clases y que de producirse alguna baja se cubra más rápidamente.

En el encuentro participaron los representantes de las familias de los colegios de educación especial Alborada, Jean Piaget y Rincón de Goya de Zaragoza y la federación de ampas de la escuela pública Fapar. Se reunieron con la secretaria general técnica de Educación, Estela Ferrer y la directora general de Personal, Carmen Martínez.

Desde Fapar, Nieves Burón explicó que se van a atender las necesidades de los centros "en la medida en que tienen los recursos para ello en este momento", y que se seguirá trabajando para resolver las carencias que queden. Destacó el compromiso de llevar a cabo una "coordinación interdepartamental" para solventar estas dificultades en el futuro y mantener una "comunicación fluida" de las familias con la Administración para trasmitir las necesidades que vayan surgiendo.

En esta misma línea, la representante del Jean Piaget destacó el "esfuerzo" que se ha llevado a cabo para que los especialistas se incorporen en octubre y no en marzo como ocurrió el año pasado. En este centro, de una enfermera y un fisioterapeuta y medio que faltaban solo se quedará sin cubrir la media jornada de un fisioterapeuta.

Etiquetas
Comentarios