Despliega el menú
Aragón

Medio Ambiente

La CHE dará solución a los polígonos de Andorra hasta que se ejecute la elevación de aguas

La Confederación estudia ampliar la actual concesión de la localidad, una decisión clave para atraer empresas

Imagen del exterior de la central térmica de Andorra
Imagen del exterior de la central térmica de Andorra
Antonio Garcia/Bykofoto

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) dará una solución temporal a los polígonos industriales de Andorra hasta que se ejecute la segunda fase de la elevación de aguas del Ebro, proyecto que sigue estancado y que resulta clave para la instalación de nuevas empresas tras el cierre de la central térmica en junio de 2020.

El acuerdo surge de la reunión mantenida esta semana entre el alcalde de Andorra, Antonio Amador, y la presidenta de la CHE, María Dolores Pascual. La Confederación estudiará ampliar la actual concesión de aguas a la localidad –hasta ahora limitada a pozos y acuíferos– para permitir que la industria se abastezca del embalse de Calanda, que regula las aguas del Guadalope.

La recuperación del proyecto de elevación de aguas del Ebro, de la que se empezó a hablar hace ya más de un año, tendría un plazo de ejecución de 18 meses, de ahí que se estén buscando otras alternativas a corto plazo.

El municipio, explica su alcalde, Antonio Amador, tiene problemas para garantizar el suministro "en picos de consumo", sobre todo en las zonas más altas, una situación que también afecta a polígonos como el de La Umbría y que se resolverá tras el acuerdo con la CHE. El Ayuntamiento y la Confederación volverán a reunirse antes de final de año para concretar la solución. La intención, explican fuentes de la CHE, es garantizar un suministro suficiente tanto en cantidad como en calidad, ya que el agua destinada al consumo mejorará. 

Amador confía en que sea efectiva el próximo año. "Estamos trabajando ya con el presupuesto. Próximamente celebraremos un pleno extraordinario para aprobar una modificación de crédito", explicó ayer.

El regidor cree que esta primera reunión fue "muy positiva", ya que el agua es clave para la instalación de nuevas empresas. 

"Un importante activo"

Amador se reunió recientemente con el presidente del puerto de Tarragona, Josep María Cruset, a quien planteó que la vía férrea que une el puerto con la localidad turolense sea "bidireccional y no unidireccional y monocarga" como ocurre en estos momentos. Esto permitiría a Andorra tener salida al mar y ofrecer "un importante activo" a las empresas interesadas en instalarse en el territorio. "Ellos también están interesados, ya que el cierre de la térmica supone un impacto grave. La predisposición es inmejorable", dijo.

Los responsables del puerto –el más importante de España en materia de biomasa y el tercero del Mediterráneo, de acuerdo con Amador– visitarán próximamente Andorra para conocer la situación de la localidad y las posibilidades que ofrece esta vía. Amador, por su parte, se entrevistará el día 8 con representantes de ADIF y sigue a la espera de poder reunirse con el consejero delegado de Endesa, José Bogas, para profundizar en el plan de acompañamiento que presentó la compañía junto a la solicitud de cierre.

Las subcontratas de la térmica, por su parte, se han reunido con representantes de Vox en Aragón, un encuentro en el que trasladaron sus reivindicaciones y en el que el partido se comprometió a informar a los afectados de cuantas acciones impulse el grupo y a que un portavoz del la plataforma pueda "expresar sus quejas" en las Cortes de Aragón.

Etiquetas
Comentarios