Despliega el menú
Aragón

Referéndum independentista

Al menos 420 empresas catalanas han trasladado su sede a Aragón desde el 1-O

Los empresarios temen que la inminente sentencia del ‘procés’ dispare la incertidumbre e incremente el goteo

MGS Seguros y Proclinic Expert fueron dos de las primeras empresas en anunciar su traslado a Aragón
MGS Seguros y Proclinic Expert fueron dos de las primeras empresas en anunciar su traslado a Aragón
Toni Galán

Al menos 420 empresas catalanas han trasladado su domicilio social a Aragón dos años después del referéndum independentista del 1 de octubre. Solo en los últimos 12 meses se han producido 143 cambios de sede, según datos facilitados por la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza. Aunque a menor ritmo, el goteo continúa, y se teme que la inminente sentencia del 'procés' dispare la incertidumbre entre el empresariado catalán. 

#A nivel nacional se han registrado más de 5.400 traslados, teniendo como principal destino Madrid. En esta Comunidad han recalado prácticamente 3.000 empresas y en otras, como la valenciana, más de 600. Las primeras en trasladar su domicilio a Aragón fueron MGS Seguros, Laboratorios Ordesa o Proclinic Expert, nombres a los que posteriormente se han sumado otros como Argal, Grupalia o Torrot Electric Europa. La mayor parte cambiaron también su domicilio fiscal, una situación que, según los expertos, "continuará en próximos años".

El grueso ha cambiado Barcelona por Zaragoza, destacando entre los nuevos domicilios sociales puntos como el paseo de la Independencia, la plaza de Aragón o el paseo de María Agustín. También ha habido, no obstante, decenas de traslados a la provincia de Huesca y, en menor medida, a la de Teruel.

Hasta dos de cada tres empresas que trasladaron su domicilio social a Aragón en 2018 fueron catalanas, según el ‘Estudio sobre cambios de domicilio’ publicado este año por Informa D&B, en el que se destaca la fuerte interdependencia existente entre la comunidad catalana y la aragonesa.

Esta relación –Aragón sigue siendo el principal cliente y proveedor de Cataluña–, ha hecho que se hayan cumplido las estimaciones recogidas en el ‘Informe sobre los efectos de la crisis política de Cataluña sobre la economía aragonesa en 2018’, que auguraba una ralentización del crecimiento de Aragón en un escenario de riesgo "moderado" como el actual. Así lo estima Dolores Gadea, catedrática de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza e integrante del equipo que redactó dicho informe.

Una relación "proporcional"

Los expertos ven "complicado" predecir qué incidencia tendrá este año la crisis catalana en Aragón, ya que, como señaló Gadea, a la evolución del conflicto independentista hay que sumar "la incertidumbre del escenario en general". Sí parece claro, en todo caso, que una mayor tensión provocará "más traslados". 

"Siempre ha ocurrido así. Los cambios de sede han sido proporcionales a la tensión de cada momento", aseguró José Miguel Sánchez, director general de la Cámara de Comercio de Zaragoza. Recordó, a este respecto, que el grueso de los traslados se produjo las semanas posteriores al referéndum ilegal, y que la situación se ‘normalizó’ con la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En Madrid, por ejemplo, hubo 1.457 cambios de sede durante el último cuatrimestre de 2017 y otros mil hasta junio de 2018.

Además de la sentencia del 'procés', se teme por el efecto que puedan tener protestas como la huelga general convocada por el independentismo para el día 11. El fallo llegará en un momento especialmente delicado, marcado por la repetición electoral y los preparativos de cara a la campaña de Navidad, clave para multitud de negocios. "Si el panorama político se complica volverá a haber traslados. Las empresas quieren confianza y un marco jurídico estable, y si la economía catalana se resiente, la aragonesa, también", expuso.

Lo más probable, vaticinó Sánchez, es que en los próximos meses se mantenga esta "correlación". "Todo dependerá de la sentencia y de la reacción de la gente", razonó. El Gobierno de Aragón llegó a anunciar en mayo de 2018 "actuaciones" para mitigar las consecuencias de la crisis catalana en la economía aragonesa. 

La propia consejera de Economía, Marta Gastón, reconoció en mayo de 2018 la necesidad de "diversificar mercados" y de "disminuir el peso y la dependencia de ciertos sectores respecto a Cataluña". Sin embargo, las intenciones del Ejecutivo aragonés no se han concretado y el observatorio creado para analizar la evolución del conflicto catalán no ha vuelto a reunirse.

La parte positiva, destacó el director general de la Cámara de Comercio, está en que, en el medio y largo plazo, la afección ha sido menor de la esperada. "Creíamos que iba a ser importante, pero tras la agitación de los primeros días se ha producido una moderación que ha hecho que haya cierta tranquilidad", dijo.

Etiquetas
Comentarios