Despliega el menú
Aragón

Educación

Más de 3.000 escolares se matriculan fuera de plazo en Aragón

La llegada de estos alumnos se duplica en Zaragoza, lo que obliga a abrir seis aulas más, además de otra en Teruel

COLEGIO INFANTIL Y PRIMARIA PAEQUE VENECIA ( ZARAGOZA ) / VUELTA AL COLE / 10/09/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Primer día de este curso en un aula de infantil en el colegio Parque Venecia de Zaragoza.
Oliver Duch

Hasta siete aulas más se han tenido que abrir en colegios de la Comunidad, seis en Zaragoza y una Teruel, para acoger a los 3.080 escolares de infantil y primaria que han solicitado plaza fuera del proceso ordinario de escolarización, que finalizó en abril.  El dato más llamativo es que en la capital aragonesa se registraron 2.000, un volumen de peticiones que duplica las 986 que se registraron el año pasado en este mismo periodo de tiempo. Según los datos facilitados por el Departamento de Educación, en Huesca se contabilizaron 700 casos, y en Teruel, 380.

Hay que recordar que la escolarización no es proceso cerrado, con un inicio y un fin. A lo largo del curso, incluso con él ya en marcha, siguen recibiéndose solicitudes que hay que atender. Lo normal es que la demanda descienda a medida que transcurren los meses lectivos.

El repunte de este fenómeno en Zaragoza, donde la demanda de plazas escolares ha pasado de 986 a 2.000, resulta sorprendente. Desde Educación atribuyen este incremento a cambios de domicilio y a nuevas incorporaciones al sistema educativo.

Las explicaciones para estas petición de un colegio hechas tras haberse cerrado el proceso oficial son variadas. Es habitual la llegada de inmigrantes, como se ha podido comprobar en los últimos años, aunque en este ocasión Educación no ha concretado la procedencia de los niños. El año pasado por estas fechas, de los 986 menores que se matricularon así, 258 eran extranjeros, provenientes de una veintena de países diferentes.

Los motivos laborales están detrás de muchas de estas solicitudes, bien porque la familia se cambia de Comunidad o dentro del territorio porque se traslada de domicilio, sobre todo de una localidad a otra o dentro de la propia capital aragonesa.

Desde Educación explican que al tratarse en muchos casos de cambios a otras poblaciones o incluso a otro barrio dentro de una misma ciudad no se producen grandes aumentos de aulas. "Estos movimientos ­–subrayan–, también generan una plaza libre en los centros de origen que puede ocupar otra persona".

Para la representante del CSIF, Mónica de Cruz, la presencia de nuevos inmigrantes puede haber ido a menos y ganar peso los procesos de familias que se han movido de comunidad o que han cambiado de zona de residencia dentro de la ciudad de Zaragoza. Las centrales sindicales conocerán los detalles de este fenómeno en la comisión de garantías de escolarización que todavía no se ha celebrado tras acabar el curso 2018-2019. Normalmente, Educación convocaba a finales de agosto a este órgano. Un emplazamiento que se ha retrasado por la constitución del nuevo Gobierno cuatripartito y la configuración de los nuevos equipos.

¿Desequilibrios entre colegios?

La ubicación de estos menores supone modificar las estructuras organizativas de los centros, conforme se van incorporando. Su distribución puede generar «serios desequilibrios» entre unos colegios y otros.

Así lo revela un estudio llevado a cabo por Izquierda Unida que analiza la llegada a las aulas de la capital aragonesa de 638 alumnos de infantil y primaria fuera de plazo entre septiembre de 2018 y febrero de 2019, con el 60% del curso escolar cumplido. De los 638, el 83% se ubicó en centros públicos (con el 55% de escolarización), mientras que los concertados acogieron el 17% (con el 45% de escolarización).

Siempre según el informe de IU, 319 de estos escolares (50% del total) se integraron en las aulas de 33 escuelas públicas de la capital aragonesa (sobre 131) con "mayores dificultades y mayores necesidades de apoyo". "Por tanto, la distribución ha sido muy desequilibrada y el criterio del Departamento no ha dado resultado. Educación tendrá que buscar fórmulas nuevas para resolverlo", apunta este documento.

El estudio analiza también el reparto de estos escolares que piden plaza fuera del periodo establecido por los distintos colegios públicos y concertados en función del número de alumnos con necesidades de apoyo educativo (Acneaes). Una de sus conclusiones es que la adjudicación de estos escolares suele afectar y perjudicar a centros con bastante alumnado de apoyo.

El coordinador de IU, Álvaro Sanz, ya ha trasladado al consejero de Educación, Felipe Faci, la necesidad de reforzar el personal y apoyo para 151 aulas que cuentan con cuatro o más Acneaes, la mayoría en colegios públicos.

Etiquetas
Comentarios