Despliega el menú
Aragón

Sanidad

Los traumatólogos urgen la creación de un registro nacional de prótesis

Más de 2.000 especialistas se reúnen en el Palacio de Congresos de Zaragoza para afrontar el presente y el futuro de la profesión. 

El congreso de traumatólogos continúa hasta mañana.
El congreso de traumatólogos continúa hasta mañana.
Francisco Jiménez

Solo en el hospital Clínico de Zaragoza se llegan a colocar entre 800 y 900 prótesis de rodilla y cadera cada año. Una cifra que, según algunos estudios, aumenta hasta las más de 70.000 si se tiene en cuenta la actividad de todos los centros sanitarios españoles. Ante el volumen de intervenciones de este tipo, traumatólogos de todo el país reclamaron ayer en Zaragoza la creación de un registro nacional que permita chequear el tipo, la marca, el comportamiento y la supervivencia de todos los componentes protésicos que se usan en España.

Aunque cada centro sanitario maneja sus datos y algunas comunidades cuentan con estadísticas propias, los especialistas creen necesario que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios impulse una base de datos general para mejorar el control y la calidad de todas las prótesis que se utilizan. Solo de cadera hay comercializados más de 50 modelos. En el desarrollo de este proyecto, colaboraría la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (Secot), que precisamente celebró ayer su 56 congreso en la capital aragonesa -hacía 25 años que no se organizaba en la ciudad-

En esta cita científica, que se prolongará hasta mañana en el Palacio de Congresos, hay inscritas unas 2.400 personas, entre médicos, representantes de la industria y asociaciones de pacientes. En las sesiones, teóricas y talleres prácticos, se debatirá sobre el presente y el futuro de esta especialidad, que "se ha ido, poco a poco, adaptando a las necesidades que le ha ido requiriendo la sociedad", aseguró el presidente de la 56 edición del congreso, Jorge Albareda. Actualmente, las intervenciones más demandadas son las artroscopias de rodilla y hombro, las cirugías de mano y pie y, especialmente, las operaciones para colocar prótesis de rodilla y cadera en los ancianos.

Sociedad envejecida

"La realidad es que nuestra especialidad atiende cada vez más patología del anciano y nuestro trabajo está centrado en su recuperación funcional. Nos hemos tenido que ir adaptando a las características de este tipo de paciente, por ejemplo, con huesos de menor consistencia y muchos antecedentes patológicos", explicó el especialista, también jefe del servicio de Traumatología del hospital Clínico de la capital aragonesa.

Atendiendo también a las necesidades de una población cada vez más mayor, los servicios de Traumatología de todos los hospitales se han adaptado y han conformado equipos de trabajo más multidisciplinares. Han requerido, por ejemplo, la experiencia y la colaboración de otros especialistas, como los médicos internistas. "Y estamos seguros de que la especialidad seguirá evolucionando", señaló Albareda.

El congreso contará con especialistas de otras comunidades españolas, pero también de otros países del mundo. Un intercambio de conocimiento en el que, según aseguró Albareda, España destaca con nota. "Nuestro país está al máximo nivel. No conozco ningún país que nos supere en tecnología y en conocimiento médico", subrayó Albareda.

Etiquetas
Comentarios