Despliega el menú
Aragón

aragón

CSIF denuncia que hay juzgados de paz que tienen que cerrar por falta de personal

El sindicato denuncia que el juzgado de paz de Alcorisa solo puede abrir tres horas esta semana por falta de personal y que el juzgado de Binéfar también sufre carencias.

Situación en el juzgado de paz de Alcorisa.
Situación en el juzgado de paz de Alcorisa.
CSIF

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia las carencias de personal de los juzgados de paz en Aragón y, concretamente, la situación de las agrupaciones de juzgados de paz de Alcorisa y Binéfar. CSIF exige a la Dirección General de Justicia del Gobierno de Aragón que solucione urgentemente las carencias de personal de estos dos juzgados y que busque soluciones a largo plazo para la difícil cobertura de estas plazas en el medio rural.

El juzgado de paz de Alcorisa solo va a abrir al público esta semana martes y jueves de 9.00 a 10.30, cuando el horario habitual de atención al público de los juzgados de paz es de 9.00 a 14.00. En los juzgados de paz suelen trabajar dos funcionarios, pero en el de Alcorisa hace tiempo que solo hay una persona. Este trabajador está disfrutando de unos días de vacaciones que le correspondían y no hay personal suficiente para cubrir su ausencia.

En momentos puntuales las vacaciones o bajas de los trabajadores de los juzgados de paz se suplen desplazando a funcionarios de otros juzgados. Esta medida, que debería ser puntual, se está convirtiendo en habitual en el caso de Alcorisa, adonde acude personal del juzgado de paz de Andorra. "Esto afecta negativamente al funcionamiento de ambos juzgados. Y quienes salen perjudicados son los ciudadanos", señala el sindicato en una nota de prensa.

“CSIF ya ha puesto en conocimiento de la Directora General de Justicia la grave situación del juzgado de paz de Alcorisa y de otras agrupaciones de paz, como la de Binéfar, donde también han sucedido situaciones similares. Exigimos la búsqueda inmediata de soluciones. Aún no hemos recibido respuesta”, denuncia Irene de la Riva, representante del sector de Justicia de CSIF Aragón.

En Binéfar se jubiló uno de los dos trabajadores en julio y ese puesto aún no se ha cubierto. Este servicio se cubre desplazando a un funcionario de Tamarite de Litera. En estos casos, los funcionarios de otros juzgados se ven obligados a asumir funciones de otros juzgados. “Los trabajadores tienen dificultades para disfrutar libremente de vacaciones y permisos. Y la situación afecta de manera negativa a la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos”, apuntan desde CSIF.

Los juzgados de paz prestan servicio en el medio rural. Estos órganos judiciales realizan funciones de registro civil, como certificados, partidas de nacimiento o notificaciones judiciales.

“La calidad de los servicios públicos debería ser la misma en las ciudades y en el medio rural, pero a menudo vemos que no es así. Las carencias de personal de los juzgados de paz son una muestra de ello. Son puestos de difícil cobertura porque no hay personal suficiente en las bolsas de interinos . Y los concursos de traslado solo se convocan una vez al año. Para CSIF, la solución no es que funcionarios de un juzgado se hagan cargo de forma precaria ‘sine die’ de otros juzgados. La dirección general de Justicia debe otorgar la máxima prioridad a la búsqueda de personal”, subraya Irene de la Riva.

Etiquetas
Comentarios