Despliega el menú
Aragón

universidad de zaragoza

El ‘boom’ de los pisos turísticos en Teruel deja sin viviendas de alquiler a los universitarios

UGT alerta de este problema y propone la reapertura de la residencia Luis Buñuel que se cerró en 2012 por deficiencias.

Alumnos en la Facultad de Ciencias Sociales del campus de Teruel.
Alumnos en la Facultad de Ciencias Sociales del campus de Teruel.
Jorge Escudero

Para un estudiante universitario turolense alquilar un piso o una habitación a un precio asequible es casi una misión imposible. Así lo alertó este lunes desde la Unión General de Trabajadores (UGT) su responsable de Educación en la Comunidad, Eduardo García. El ‘boom’ de las Viviendas de Uso Turístico (VUT) y pisos turísticos en Teruel capital y las reticencias de los propietarios a arrendar su apartamento a jóvenes provocan una casi nula oferta inmobiliaria destinada a estos potenciales inquilinos. Según García, en este campus periférico estudian alrededor de 600 alumnos de fuera de la zona.

"La oferta de vivienda en Teruel es limitada y ante el tirón turístico los propietarios prefieren sacarle una mayor rentabilidad en menor tiempo", explicó García. Solo en el caso de las VUT, el número de estos alojamientos se ha triplicado en la comarca de Teruel en los dos últimos años. En diciembre de 2016 había registradas 23, que a principios de este año eran ya 70.

Como solución, el representante de UGT propuso la reapertura de la residencia Luis Buñuel, que el Gobierno aragonés cerró en 2012 por deficiencias en materia de seguridad. "Con unas pequeñas reformas se podría poner en marcha», dijo. En este sentido, la DGA presentó el pasado febrero un anteproyecto, que todavía no se ha licitado, para reabrir la residencia juvenil con este mismo fin, además de incorporar un albergue y minipisos para facilitar la emancipación de los jóvenes. La primera fase de la actuación, que contemplaba una residencia de 72 plazas, tenía un presupuesto estimado de dos millones de euros.

Además, García recordó que la capital turolense cuenta con otros edificios que podrían adaptarse para viviendas estudiantiles. Es el caso de la residencia de personas mayores Turia, que "está infrautilizada", ya que actualmente solo se usa como centro de día, pero tiene habitaciones a las que no se les da ningún uso. En una situación parecida se encuentra la residencia Pedro Piquer, que pertenece a una entidad privada, y que también está cerrada.

Las inmobiliarias de la ciudad confirman que la mayoría de los pisos, sobre todo los del centro, se reservan para alquiler vacacional y no para vivienda permanente. Una tendencia que, aseguran, ha ido a más en los dos últimos años. "Un mal del que adolece Teruel capital es la escasez de vivienda y el alquiler es sobre todo vacacional, porque resulta más rentable. A ello se suma que hay desconfianza hacia el universitario, se considera que es arriesgado y genera problemas", apuntó José Lorente, propietario de una inmobiliaria con 25 años de trayectoria.

Lorente comentó que los universitarios suelen acceder a viviendas "antiguas y no reformadas" y por una habitación se han llegado a pagar 250 euros al mes. "Los estudiantes que tienen un buen piso alquilado prácticamente lo mantienen durante toda la carrera para garantizarse la estancia", señaló.

Desde la Universidad ratificaron que desde hace unos años no pueden ofertar a los alumnos posibles pisos de alquiler en la bolsa del campus turolense. Las 190 plazas del colegio mayor Pablo Serrano están llenas y hay lista de espera.

Un comienzo de curso 'light'

El responsable de Educación de UGT Aragón estimó que el curso ha empezado este año con normalidad. "No ha habido problemas graves", dijo, por lo que calificó este comienzo de ‘light’ desde el punto de vista "de la conflictividad". Mencionó que prácticamente el cien por cien de los docentes "se han incorporado" en tiempo y forma. Como una carencia mencionó los centros de primaria que necesitan inversiones para mantenimiento.

Para las escuelas rurales reclamó incentivos económicos para que los profesores ocupen estas plazas de difícil cobertura y se mantengan en ellas durante un tiempo.

"El número de docentes interinos sigue siendo elevado"

A pesar de que este año se han celebrado las mayores oposiciones para el cuerpo de maestros en la historia de Aragón, que han permitido la incorporación de 991 funcionarios, además de otros 50 docentes en enseñanzas de régimen especial, el número de interinos "sigue siendo elevado".

Esta preocupación mostró este lunes el responsable de Educación de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT Aragón, Eduardo García. Según los datos que ofreció, este inicio de curso la DGA ha contratado a 2.028 maestros interinos (unos 1.300 a jornada completa) y 3.774 profesores de secundaria (alrededor de 3.380 a tiempo completo). Así las cosas, la tasa de interinidad ronda el 20% y hay que rebajarla al 8%.

García incidió también en la necesidad de negociar cuanto antes las especialidades y número de plazas en las oposiciones de este curso para poder prepararlas con previsión. Otro de los objetivos "irrenunciable" pasa por recuperar la jornada semanal de 18 horas lectivas (ahora 20) en Enseñanzas Medias y 23 (actualmente 25) para los maestros.

Etiquetas
Comentarios