Despliega el menú
Aragón

CRISIS CLIMÁTICA

Los desplazados abstractos

Unos siete millones de personas han tenido que abandonar sus hogares este año por culpa del clima extremo. Personas que casi no existen para el primer mundo

crisis climática cambio climáticos DANA temporal
Mujeres indonesias que rezan para que llueva y acabar con los fuegos que extienden una niebla tóxica por Singapur y Malasia..
EFE/Afrianto Silalahi

Para la ciencia, un evento es un fenómeno –un hecho observable en un momento dado– o un acontecimiento que ocurre en una posición y momento determinados que puede especificarse como un punto en el espacio-tiempo. Para la meteorología, un evento es algo raro o infrecuente, según su distribución estadística para un lugar determinado. Es decir, que es anormal que suceda.

A pesar de que los fenómenos extremos siempre han existido, el aumento de su frecuencia en los últimos años y de la intensidad de algunos de ellos, como las lluvias torrenciales, la gota fría, la DANA, que estos días ha dejado muertos y millones de euros en pérdidas, no es normal, aunque cabría preguntarse qué es hoy normal en meteorología. Francho Beltrán suele decir que "ha cambiado tanto el clima como nuestra percepción de lo que hay, pero también hay que reflexionar sobre qué sentido tiene ahora hablar de 'normal de algo que es cambiante. Es como la altura de los niños, porque decir que nacen más altos que en los años setenta…".

"Cabe preguntarse qué es normal en meteorología, de algo que es cambiante"

El meteorólogo explica que una de las cosas que dicen los modelos de predicción meteorológica es el aumento de fenómenos extremos y una mayor torrencialidad, hechos más concentrados con apariciones de pequeños tornados y vientos huracanados y que cada vez son más comunes. Torrencialidad como acaba de suceder en el área mediterránea. "Es como si la maquinaria del clima se estuviera rompiendo, descuajaringando, y se producen así más anomalías", explica Beltrán.

Desajustes

Y no es que estemos en un cambio climático, sino que vivimos inmersos ya en una crisis climática que va más allá de alteraciones, porque la palabra crisis, en sí misma, indica que lo que hay no es sólo un cambio de climas porque lo que también provoca son desajustes en todo: en la sanidad, la economía, la sociedad. Porque el hecho de que una sequía se alargue en el primer mundo lo solucionamos, incluso lo que la DANA que acaba de dejar en Murcia, Alicante, Almería, Valencia... cientos de evacuados y la pérdida de todo: casa, negocios, vida.

Pero, en el otro mundo es mucho más que un drama. "Es como el hundimiento del Titánic, donde quienes estaban en primera se salvaron y los más afectados fueron los que viajaban en tercera. Y desde el primer mundo aun lo vemos como algo abstracto". Porque provoca hambrunas que impulsan los desplazamientos y pueden generar hasta guerras por los recursos: la falta de agua ya ha provocado 343 guerras en el mundo y cada día mueren mil niños por enfermedades relacionadas con el agua no potable.

cambios climático crisis climática meteorología desastres naturales DANA
Decenas de personas, en una estación de ferrocarril en Calcuta, India, se protegen del ciclón Fani.
REUTERS/Rupak de Chowdhuri

Las imágenes lo dicen todo: pasajeros varados en una estación de ferrocarril en Calcuta, India, después de que los trenes fueron cancelados por el ciclón Fani. Olas mujeres indonesias que rezan para que llueva, porque la tremenda sequía que se padece dificulta la extinción de los fuegos que extienden una niebla tóxica por Singapur y Malasia.

El clima extremo ha provocado el desplazamiento de siete millones de personas durante la primera mitad de 2019. El dato es del Centro para el Monitoreo del Desplazamiento Interno, una organización que recopila información de gobiernos, agencias humanitarias de las Naciones Unidas y de los medios de comunicación. Millones de desplazados por las inundaciones, deslizamientos de tierra, ciclones y otros eventos climáticos extremos. Una cifra que supera los registros del mismo periodo en cualquier otro año. Y aún más, la virulencia de las sequías, los incendios, las fuertes lluvias, los huracanes o la subida del nivel del mar están provocando miles de desplazados por esos fenómenos ambientales cada vez más extremos. Unas cifras que podrían llegar a alcanzar los 1.000 millones de afectados en los próximos 50 años.

Los desplazados por el clima extremo pueden alcanzar los 1.000 millones en los próximos 50 años 

India está siendo el país peor parado este 2019, con 2,2 millones de personas desplazadas; Bangladesh, con 1,7 millones de personas, y Mozambique e Irán, donde en la primera mitad de este año se han visto obligadas a desplazarse unas 500.000. Entre India y Bangladesh, ya solo el ciclón Fani, forzó el desplazamiento de casi 3.500.000 personas. En Mozambique, Malawai, Zimbabwe y Madagascar, la tormenta ciclónica Idai obligó a 617.000 a desplazarse. En Bolivia, las fuertes lluvias también provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra en los primeros cuatro meses del año, lo que obligó a que más de 70.000 personas huyeran de sus hogares...

Etiquetas
Comentarios