Despliega el menú
Aragón

La energía eólica ya es la primera fuente de generacion eléctrica en Aragón

Los parques asumen ya el 29% de la producción anual y desbancan al carbón y a la cogeneración. La potencia instalada se duplicará en poco más de un año con los proyectos en desarrollo

Aragón aspirar a duplicar la potencia eólica instalada.
Aragón aspira a duplicar la potencia eólica instalada.
Guillermo Mestre

La decidida apuesta por las energías renovables en Aragón ha permitido que los parques eólicos se hayan convertido ya en la principal fuente de generación eléctrica. A lo largo del año pasado fueron responsables del 29% de la producción global en la Comunidad, desbancando a los dos pilares del sector durante los últimos años, las centrales de carbón y cogeneración. Y su peso se multiplicará en los próximos años con los proyectos que están en obras y en tramitación, con los que se llegará a duplicar entre 2019 y 2020 la potencia instalada, que alcanzaba los 2.015 megavatios al cierre de 2018.

Los datos oficiales de Red Eléctrica de España no dejan lugar a la duda del peso de las tecnologías limpias en el panorama energético aragonés. Entre todas generaron el 56,4% de la electricidad producida el año pasado, casi doce puntos más que en el ejercicio anterior. Y este porcentaje se disparará igualmente en dos años no solo por los nuevos parques eólicos, sino por las plantas fotovoltaicas en construcción, fundamentalmente en Zaragoza y Teruel.

Solo el viento permitió que los aerogeneradores produjeran 4.342 gigavatios-hora, una cifra algo menor a la de 2017, ejercicio en el que el carbón se aupó como primera fuente energética antes de emprender su definitivo declive. De hecho, el año pasado se completó el podio aragonés de producción eléctrica con la hidráulica (3.881 GWh) y la cogeneración (3.089), mientras el carbón quedó relegado a la cuarta posición (2.941) al evacuar a la red un 37% menos de electricidad que un año antes.

Más de la mitad de la generación renovable, concretamente un 50,7%, la garantizaron los parques eólicos en servicio, cuya red se amplió en 2018 con la entrada en servicio del construido por Villar Mir en Gurrea de Gállego, que suma otros 40 megavatios.

Las centrales hidroeléctricas fueron responsables del 26% del mix aragonés en 2018 gracias a su mejor dato de producción de los últimos cinco años. Su aportación fluctúa mucho, dado que depende del agua disponible para turbinar en los embalses.

Y la tercera fuente en importancia es la cogeneración, responsable de otro 20% de la producción eléctrica en Aragón, seguida con un punto menos por el carbón.

El papel de la energía fotovoltaica es ahora mismo testimonial en la Comunidad, dado que la potencia instalada que suman las contadas plantas en servicio se limita a 169 megavatios. Esto dará un giro radical entre 2019 y 2020 gracias a un inversión milmillonaria que permitirá sextuplicar la cifra y rondar los 1.000 MW. Para hacerse una idea, es la misma potencia instalada de carbón en 2018.

El impulso a las renovables ha convertido Aragón en una potencia nacional. Visionarios como el aragonés Fernando Samper, fundador de Forestalia, se han sumado a las grandes empresas del sector que con antelación vieron en el gran recurso de viento con el que cuenta la Comunidad para plantar aerogeneradores. Según los indicadores autonómicos de Red Eléctrica, Aragón es la quinta autonomía en potencia instalada, sumando el 8,8% nacional, solo superada por Castilla y León, Galicia, Castilla-La Mancha y Andalucía.

Este porcentaje se quedará obsoleto en cuestiones de meses gracias a los nuevos parques en desarrollo, tanto los que están sujetos a las tres subastas de renovables convocadas por el Ministerio de Industria entre 2016 y 2017 como a los que luego se han promovido sin cobertura.

Medio centenar de parques más

Solo el medio centenar de parques eólicos en construcción casi duplicará la potencia instalada en los últimos treinta años. Los aerogeneradores en un avanzado estado de montaje aportarán 1.620 megavatios y otros catorce parques, que representan otros 533, estarán en obras en breve, según la información aportada por las propias empresas a los servicios provinciales de Energía. Para hacerlo posible, la inversión en juego por parte de media docena de compañías ronda los 2.000 millones.

Red Eléctrica de España es crucial para hacer posible la transición energética, ya que invertirá 52 millones en tres años para incrementar la capacidad de las líneas existentes y cubrir así las necesidades de evacuación de los nuevos parques. Su delegado en Aragón, José Ignacio Lallana, señala que la aportación de las renovables al mix energético en Aragón aumentará de forma «notable», aunque no aventura porcentajes. «Este verano ya se ha batido récord de fotovoltaica en España y solo hay que ir por Escatrón o Caspe para ver las nuevas plantas en montaje», afirma.

Etiquetas
Comentarios