Aragón

educación

La concertada pide que los planes educativos lleguen "a todos los alumnos por igual"

Familias y patronal valoran positivamente el encuentro con el consejero Felipe Faci.  El modelo BRIT de bilingüismo no se imparte en los colegios con convenio.

REUNION CONSEJERO DE EDUCACION / 12/09/2019 / FOTO : DGA [[[FOTOGRAFOS]]]
El consejero de Educación, a la izquierda, se reunió este jueves con representantes de las Escuelas Católicas.
DGA

La escuela concertada ha comenzado la nueva legislatura y el curso manteniendo encuentros "afables" y "cordiales" con el consejero de Educación, Felipe Faci, y trasladándole una demanda que comparten las familias y los titulares de estos colegios, que los programas educativos que ponga en marcha el Departamento "lleguen a todos los alumnos por igual". Es el caso de modelo de bilingüismo BRIT.

Una reivindicación que esgrimen los titulares y los padres de los centros concertados de la Comunidad: Escuelas Católicas de Aragón, cuyos representantes se reunieron ayer con Faci, y la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fecapa), que lo hicieron el pasado miércoles por la tarde.

"Una de nuestras principales inquietudes es que los nuevos proyectos educativos que se están implantando y en los que los beneficiarios principales son los estudiantes se puedan instaurar en todos los centros sostenidos con fondos públicos", apuntó la presidenta de Fecapa, Concepción Ibáñez. Sin referirse a ningún programa concreto, defendió que todos los escolares "tienen que tener las mismas oportunidades de adquirir ciertas competencias y obtener titulaciones".

Una demanda que refrendó José Luis Sampériz, presidente de Escuelas Católicas, quien también planteó la necesidad de hablar sobre «la sostenibilidad» de los centros concertados y las subvenciones que se reciben por alumno.

Bilingüismo e innovación

En estos momentos, por ejemplo, el modelo propio de bilingüismo de Aragón, BRIT, que supone la impartición de al menos un 35% del tiempo lectivo en lengua extranjera, solo existe en escuelas e institutos públicos. Actualmente, funciona en unos 200 centros, alrededor del 50% de los existentes. Además, los alumnos que cursan 6º de primaria del BRIT obtienen de forma automática el nivel A2.

Mientras, los concertados cuentan con el Programa Integral de Bilingüismo en Lenguas Extranjeras (Piblea) para centros públicos y concertados, aprobado por el Gobierno PP-PAR en 2013. Esta iniciativa buscaba en su momento ampliar el bilingüismo a coste cero contando con las plantillas de los propios centros.

Acceder a los planes de innovación dotados con una asignación de hasta un máximo de 6.000 euros para cada centro es otra de las aspiraciones de la enseñanza concertada. En este aspecto, los centros con convenio tienen la posibilidad de suscribir acuerdos con entidades privadas, algo que no tiene cabida en los públicos.

"Cualquier petición se estudiará"

Desde Educación apuntaron ayer que "hay normas que solo afectan a los públicos" y que el Departamento "solo tiene la capacidad de influir y modificar la organización de los centros que son de su titularidad". Por tanto, explicaron, la puesta en marcha de programas como el modelo BRIT de bilingüismo en la educación pública "no se realiza por exclusión". Estas mismas fuentes manifestaron que cualquier petición que se realice desde la concertada será estudiada "en el seno de una relación cordial y de diálogo".

Tanto los padres de la concertada como los titulares de los centros se mostraron satisfechos de la "buena predisposición" del consejero de Educación y de su deseo de que esta legislatura esté marcada por una "convivencia totalmente normalizada" entre la enseñanza pública y la privada tras las discrepancias vividas.

La escuela pública reclama la gratuidad de los libros de texto

Fapar (la federación de asociaciones de madres y padres de la escuela pública) reclama que la cuota que ahora deben pagar las familias que se apuntan a los bancos de libros de sus centros (20 euros en primaria y 25 en secundaria) tienda a desaparecer paulatinamente y los libros de textos acaben siendo gratuitos, como ocurría hace siete años.

Es una de las peticiones que Fapar planteó al consejero de Educación, Felipe Faci, en el marco de las reuniones que este está mantenido con los agentes de la comunidad educativa.

La ampliación de la escolarización anticipada de 2 años al mayor número de centros posibles (este curso hay 23 con más de 400 plazas) es otra de las peticiones de Fapar. La pretensión de la Administración, según el presidente de Fapar, Miguel Ángel Sanz, es que al final de esta legislatura el modelo BRIT de bilingüismo llegue a la práctica totalidad de los centros públicos.

Otras reivindicaciones que pusieron sobre la mesa fueron el cumplimiento del plan de infraestructuras que finaliza en 2020 y la renovación de equipamientos de centros de FP que se quedan "obsoletos".

Etiquetas
Comentarios