Aragón

mundial de motociclismo

Alcañiz solo podrá organizar Moto GP cada dos años tras finalizar el contrato en 2021

Dorna obligará a los cinco circuitos peninsulares a rotar para extender la competición a más países.

Prueba del Mundial de MotoGP en Motorland.
Prueba del Mundial de MotoGP en Motorland.
Raquel Labodía

El consejero delegado de Dorna, Carmelo Ezpeleta, ha confirmado que Alcañiz perderá el derecho a organizar anualmente el Gran Premio Aragón de Moto GP una vez que finalice el contrato vigente en 2021. La pretensión de la empresa que tiene los derechos del Mundial de Motociclismo es que los cuatro circuitos españoles que ahora acogen la prueba –a Alcañiz se suman Jerez, Cheste y Montmeló– junto a un quinto de Portugal se roten cada año, de modo que solo tres de ellos se incluyan en el calendario con el objetivo de poder ampliar la competición a más países.

De este modo, el circuito del Bajo Aragón podrá celebrar su prueba reina del calendario cada dos años con el sistema de rotación que ratificó Ezpeleta en declaraciones al diario deportivo As. «Tenemos que ver primero si las cuatro carreras españolas quieren seguir o no y yo no voy a poder ofrecer cinco al año en la península, porque incluyo a Portugal, que también lo ha pedido. La mejor idea que se nos ha ocurrido es rotar entre ellas», ha explicado.

No será el único cambio, ya que hace menos de un mes Dorna hizo público que el Gran Premio de Aragón se trasladará al mes de octubre en 2020, según el calendario provisional del mundial.

Moto GP cuenta ahora con 19 pruebas al año, pero va a aumentar su calendario hasta 22 dentro de tres años y para dar cabida a más circuitos internacionales también va a reducir la nómina de los peninsulares recurriendo a la citada rotación. Ezpeleta trasladará su decisión a las autoridades aragonesas el próximo fin de semana, en coincidencia con la celebración de la prueba de Alcañiz.

Fuentes oficiales de la DGA han señalado este viernes que nadie de Dorna les había trasladado aún la decisión y se han limitado a señalar que cuando acabe el contrato vigente en 2021 «habrá que hablar de las condiciones para renovarlo».

Su celebración supone un desembolso millonario para las arcas públicas, una media de más de 9 millones anuales para el periodo 2017-2021, pero la repercusión económica en el Bajo Aragón y su área de influencia multiplica con creces esta cifra, según los estudios que la Cámara de Cuentas pone en tela de juicio. Le sigue en trascendencia la prueba de Superbikes, igualmente de carácter internacional y que atrae a miles de aficionados.

Las instituciones, a la espera

Desde la DGA han restado hierro a la hipotética repercusión, ya que dependerá en todo caso del número de circuitos españoles que quieran mantener la prueba a partir de 2022. Además, han apuntado que las instalaciones registran cada vez más ocupación, diversificando su actividad a lo largo del año.

El alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, ha reconocido igualmente que no tenía conocimiento oficial de la noticia adelantada hace unos días en «portales» especializados en motor, por lo que ha considerado prematuro posicionarse. «Cuando llegue ese río, ya lo cruzaremos», añadió antes de reconocer que Dorna es una empresa privada y puede tomar «las decisiones que considere oportunas» al respecto.

No obstante, el político socialista ha enfatizado que Alcañiz es más que Moto GP y el complejo de Motorland no puede basarse «en el monocultivo» de la celebración de la prueba del Mundial de Motociclismo. «A todos nos preocupa, pero Moto GP es una prueba de un fin de semana y me preocupa que la ciudad funcione todos los días del año», enfatizó.

Etiquetas
Comentarios