Aragón

transporte aéreo

Ryanair opera con normalidad en España pese a huelga de tripulantes de cabina

La única protesta que permiten los servicios mínimos es no pasar el servicio de comida, bebida y venta a bordo, algo que los sindicatos convocantes USO y Sitcpla tachan de "abusivo",

Los sindicatos han desconvocado la primera jornada de huelga, de las tres previstas.
La aerolínea irlandesa asegura que opera con total normalidad
Reuters

Ryanair está operando con normalidad en la tercera jornada de huelga de sus tripulantes de cabina (TCP) en España, ya que la única protesta que permiten los servicios mínimos, que los sindicatos convocantes USO y Sitcpla tachan de "abusivos", es no pasar el servicio de comida, bebida y venta a bordo.

La aerolínea de bajo coste irlandesa ha informado este viernes en su web de que toda la primera oleada de vuelos hacia y desde España partieron esta mañana según lo programado con un 97 % de puntualidad.

Algunos retrasos que se han producido se deben al control aéreo, ha señalado la aerolínea irlandesa, que no espera ninguna interrupción relacionada con la huelga en los vuelos en España en el día de hoy, ha asegurado la 'low cost' (bajo coste).

Según las organizaciones sindicales, la compañía "ha vuelto a exceder los servicios mínimos" en la tercera jornada de huelga de las diez convocadas, en protesta por los cierres de las bases en Tenerife Sur, Gran Canaria, Lanzarote y Gerona.

La aerolínea ha citado a más del 90 % de la plantilla de TCP en España tanto para operar los vuelos como para guardias en el aeropuerto, además de considerar como servicios mínimos el 99 % de las operaciones programadas, "vulnerando el derecho a huelga de los trabajadores", situaciones que Inspección de Trabajo está constatando en Las Palmas, Tenerife, Lanzarote, Valencia, Madrid y Gerona, ha explicado USO.

En este último aeropuerto, se han presentado este mediodía los inspectores y han hablando con responsables de la empresa "para que empiecen de una vez a hacerla cumplir los derechos de los trabajadores", han confirmado los representantes sindicales de esta base catalana de Ryanair.

Los sindicatos reconocen que huelga de este viernes transcurre sin incidencias, lo que, a juicio del responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, Ernesto Iglesias, es "lógico", dado que no hay vuelos cancelados, frente a los catorce que había suprimido la compañía de antemano en el conjunto de las dos primeras jornadas de movilizaciones, los pasados días 1 y 2 de septiembre.

Según Iglesias, la empresa está excediéndose de los servicios mínimos que ya, de por sí, son "abusivos", y prácticamente no permiten ejercer el derecho a huelga, asignando más trabajadores a cubrirlos de los que debería.

La única medida de protesta que están utilizando los trabajadores es la opción de no pasar el servicio de venta a bordo, "que está siendo secundada por la mayoría", ha indicado Iglesias en una concentración frente al Ministerio de Fomento, al que pide su intervención.

"El problema está dejando de ser Ryanair y el problema es el Gobierno, el Ministerio de Fomento y el de Trabajo, que no hacen absolutamente nada y no dan una respuesta clara ante los incumplimientos y las continuas ilegalidades que comete Ryanair", ha criticado.

El secretario general de USO en Ryanair, Gustavo Silva, ha asegurado a los medios en Tenerife que es una "vergüenza" que ni Trabajo ni Fomento tomen las riendas de una "situación insostenible" y ha reiterado la necesidad de que el Estado "los reciba ya".

Silva ha asegurado a los medios que es una "tremenda mentira" que Ryanair vaya a mantener la conectividad de Canarias con el cierre de tres bases en el archipiélago.

Todos los vuelos que la compañía hace hoy desde ellas, ya sea a la Península o vuelos internacionales, no se venderán a partir del ocho de enero, "así que estamos hablando de que unos 30 o 40 destinos se verán afectados", ha añadido.

Silva ha aseverado que, si la situación no avanza, "tomarán las acciones que correspondan en octubre", y eso significa "concentraciones, huelgas, manifestaciones y todo lo que haga falta para que nos escuchen hasta el 8 de enero, que es nuestra fecha límite", ha concluido.

Ryanair, por su parte, ha reiterado que sigue abierta a colaborar con ambas organizaciones sindicales, a las que invita a volver a conversaciones "lo antes posible", dado que el cierre de las bases invernales con pérdidas en Canarias, debido al retraso de la entrega de los aviones Boeing 737 Max "no se revocará, no importa cuántas huelgas fallidas y sin sentido se lleven a cabo".

Etiquetas
Comentarios