Aragón

Frutales del Manubles: calidad y tradición

El grupo de cooperación ‘Fruta Valle del Manubles, calidad y tradición’ acaba de poner en marcha un nuevo proyecto que incluye la creación de un banco de tierras.

Investigadores del CSIC hacen análisis de los suelos en una localidad del valle del Manubles.
Investigadores del CSIC hacen análisis de los suelos en una localidad del valle del Manubles.
CSIC

Convertir al sector frutícola del valle del Manubles en un motor económico que permita frenar la despoblación que esta zona ha sufrido en los últimos años. Con este objetivo surgió en el año 2017 el grupo de cooperación ‘Fruta Valle del Manubles, calidad y tradición’, que acaba de ver como este reto tendrá continuidad, durante tres años más, gracias al proyecto ‘Akis local Valle del río Manubles’, que ha sido seleccionado en la convocatoria de Grupos de Cooperación de agentes del sector agrario del año 2019, dentro del Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020.

Una iniciativa que cuenta como socios con la SAT Manubles, el sindicato UAGA, la empresa Secma, los ayuntamientos del valle, el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), la Universidad de Zaragoza y la Fundación Araid.

"El Manubles es un valle muy complejo, con muchas limitaciones productivas, originadas por sus particularidades orográficas y climatológicas y también con muchas dificultades en materia de población, ya que es el epicentro de la conocida como España vacía, con una media de 1,4 habitantes por kilómetros cuadrado. En los últimos años, al disminuir la población asentada en el valle se ha producido un abandono progresivo de la tierra y de muchos cultivos de una zona que es considerada, también, uno de los grandes puntos negros por heladas de España", matiza Yolanda Gimeno, voluntaria del proyecto ‘Fruta del Manubles, calidad y tradición’.

Con todos estos inconvenientes, arrancó esta propuesta, que pretende revertir la actual situación de declive de la producción frutícola del valle. "Los frutos de estos trabajos de colaboración comienzan a verse y ya hemos podido localizar y empezar a trabajar con 70 árboles de 20 variedades tradicionales de la zona. Otro de los resultados del primer proyecto ha sido la creación de la Asociación de Productores del valle del Manubles cuyo objetivo es el impulso de una marca de calidad para la fruta del Valle que permita revalorizar y diferenciar su producción", matiza.

Las distintas opciones para esta marca de calidad y los diferentes avances en materia de investigación se darán a conocer en las jornadas técnicas de la III Feria de la Fruta Valle del Manubles, que se celebrará el 29 de septiembre en Moros, localidad que, junto con Villalengua, Torrijo de la Cañada, Bijuesca, Berdejo y Torrelapaja, configuran este valle. En esta edición, está previsto abordar la incidencia que las heladas tienen en este territorio.

Otros proyectos

Este proyecto inicial se complementa con otras dos iniciativas. La primera de ellas, ‘Modernización integrada del regadío tradicional del Valle del río Manubles’, tiene como reto "conseguir la modernización de los regadíos tradicionales, teniendo en cuenta no solo la producción sino la conservación del río desde su nacimiento en la localidad soriana de Ciria y hasta su desembocadura en Ateca. Un proyecto que apuesta por la modernización integrada frente a la integral", matiza Gimeno.

La última propuesta, ‘Akis local Valle del río Manubles’, que acaba de arrancar y se desarrollará hasta 2022, pretende generar experiencias de diversificación productiva. "Queremos conseguir que agricultores de nuestros pueblos formen a otros en cultivos propios de zonas semiabandonadas. Una actividad que irá unida a la creación de un banco de tierra que permita poner en contacto a personas del valle que tengan la tierra abandonada con otras que quieran cultivarla", concluye Gimeno.

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios