Aragón

horticultura

Biodiversidad, el gran reto del presente

La X Feria Aragonesa de la Biodiversidad Agrícola (FABA), organizada por la Red de Semillas de Aragón, se celebra del 30 de agosto al 1 de septiembre en Torre de Arcas.

Los puestos de información reciben a decenas de personas que acuden a la feria.
Los puestos de información reciben a decenas de personas que acuden a la feria.
Red de Semillas

La pérdida continua de la biodiversidad mundial es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la especie humana. La biodiversidad del planeta se está destruyendo a pasos agigantados y esto influye en muchos factores, uno de ellos, la inseguridad alimentaria. De hecho, según un informe elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), de las cerca de 6.000 especies de plantas que se cultivan para obtener alimentos, no llegan a 200 las que contribuyen de manera importante a la generación de alimentos, y solo 9 representan el 66% del total de la producción agrícola.

Conscientes de esta situación, en el año 2010 surgió en nuestra Comunidad el Proyecto Red de Semillas de Aragón, cuyo objetivo es trabajar para lograr la conservación y también la recuperación de las diferentes variedades agrícolas.

"En los últimos años, se ha perdido más del 90% de la biodiversidad agrícola, como consecuencia, fundamentalmente, del cambio en el modelo agrario que ahora apuesta por la intensificación y la productividad de los cultivos, con la finalidad de competir en precios. Esto no es una crítica al agricultor, ya que viene motivado por el cambio en el modelo en el que estamos, en el que se apuesta por el rendimiento económico en detrimento de la calidad de los productos finales y la conservación de las especies vegetales", indica Marta Estopiñán, presidenta de la Red de Semillas de Aragón y coordinadora de la Feria Aragonesa de la Biodiversidad Agrícola (FABA).

Una de las actividades más destacadas del colectivo es la organización de la feria, que este año celebra su décimo aniversario y que surgió con el objetivo dar a conocer todas aquellas iniciativas que se están desarrollando para lograr avances en la producción, el mantenimiento y la conservación de la biodiversidad agrícola de nuestra zona.

La localidad turolense de Torre de Arcas, en la comarca del Matarraña, será este año el escenario de la FABA, que arrancará el próximo 30 de agosto y finalizará el 1 de septiembre. Los cereales panificables serán los protagonistas de un evento que normalmente se ha centrado en las variedades hortícolas y frutales.

"Este año hemos elegido Torre de Arcas porque se conserva un horno de pan del siglo XVIII, que nos servirá de escenario para dar a conocer distintos proyectos de la zona, como el de recuperación de variedades tradicionales de trigo, que se muelen y elaboran dentro de la provincia, y que está llevando a cabo Cereales Teruel, el Centro de Investigación de Tecnología Agroalimentaria (CITA) y la Asociación de panaderos de Teruel", matiza.

Además, se pondrán sobre la mesa otros interesantes proyectos como el de catalogación de los olivos centenarios y las edificaciones de piedra seca ligadas a ellos, que está desarrollando el Grupo de Acción Local Bajo Aragón Matarraña; o la iniciativa centrada en el mundo de las plantas y la cosmética que desarrolla el centro de divulgación Flora, ubicado en Peñarroya de Tastavins, y que se ha convertido en un importante generador de empleo entre las mujeres de la zona.

Divulgación

Una completa agenda que incluye la presentación de los ensayos agronómicos de divulgación de variedades tradicionales hortícolas que todos los años desarrolla la Red de Semillas de Aragón. "Con nuestros ensayos y también con la celebración de esta feria, lo que buscamos es sensibilizar a la población de la importancia de que las variedades tradicionales no se pierdan. En nuestro día a día, ponemos en marcha numerosos ensayos comparativos entre variedades tradicionales y comerciales y la conclusión, en muchos casos, es que las primeras, además de ser mucho más resistentes, aportan biodiversidad a la alimentación y consolidan tradiciones culturales muy arraigadas en los pueblos, ya que muchos alimentos van asociados a las costumbres y la gastronomía de un territorio", señala Estopiñán.

Y dar a conocer las peculiaridades de cada territorio es otro de los retos de la Red de Semillas. De hecho, una de las características de este encuentro es que cada año cambia de lugar con el fin de dar protagonismo a las variedades locales de las tres provincias. Hasta este año se ha celebrado en Andorra (Teruel), El Frasno (Zaragoza), Aínsa (Huesca), Bierge (Huesca), Olba (Teruel), Borja (Zaragoza), La Mata de los Olmos (Teruel), Embún (Huesca) y Torres de Berrellén (Zaragoza).

Cultura global

Durante este fin de semana, los visitantes también podrán contemplar la obra del escultor José Azul, o conocer las semillas que forman parte de la colección de cereales de Triticatum, un proyecto que busca recuperar el patrimonio ancestral del cereal.

"Nuestro reto es promover el consumo, la producción y la conservación de la biodiversidad agrícola de nuestro territorio, a través de agricultores, hortelanos, divulgadores, técnicos y cocineros", concluye.

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios