Despliega el menú
Aragón

entrevista a Alejandro Bribián Torres

"El objetivo de la Asociación Nacional de Pistachos es crear una marca de calidad"

El tesorero de la recién inaugurada organización estatal reconoce que este fruto seco es una alternativa real para el campo aragonés.

Alejandro Bribián, en su plantación de pistachos, en Cariñena.
Alejandro Bribián, en su plantación de pistachos, en Cariñena.

En diciembre de 2018 nació la Asociación de Pistacheros de Aragón (Apistar) y desde julio está también la asociación nacional, ¿cuántos socios tiene?

A nivel regional, somos 71 miembros y sumamos unas 300 hectáreas para cultivar. Existían ya grupos de Whatsapp y foros de pistacheros españoles y empezamos a hablar de la idea de una asociación nacional. En junio sentamos las bases para crear la que es una asociación de asociaciones. Cuatro nos hemos sumado ya al proyecto y una quinta está a expensas. A nivel nacional hay 500 asociados y suman unas 2.000 hectáreas, aunque en producción habrá unas 150 hectáreas.

Jaén, Castilla y León, Extremadura y Aragón os habéis unido, pero ¿son estas las únicas zonas donde se cultiva pistacho?

No, la más importante es Castilla La Mancha, sobre todo Ciudad Real, pero a día de hoy no se han sumado a la asociación. Allí ya llevan 15 o 20 años con el cultivo.

¿Por qué va a apostar la asociación nacional?

Actualmente, no hay unos protocolos ni una regulación común en materia de pistacho. Hay pocos productos fitosanitarios, los seguros agrarios o incluso en la PAC solo se reconoce como un fruto seco más… Queremos poder firmar convenios con entidades de estudio, como universidades o centros de investigación, y crear unos protocolos para la producción de planta certificada y para la comercialización que nos lleven a una marca de calidad de pistacho español.

¿Puede ahora mismo competir el pistacho español con otros como el iraní o el americano?

En Irán están teniendo problemas porque allí el cultivo es muy rudimentario y los procesos de selección, también. El americano es un pistacho muy grande, pero con poco sabor. El español tiene un tamaño medio, entre el iraní y el americano, pero tiene mucho más sabor que el americano y mejor presencia que el iraní, en cuanto a homogeneidad…

¿Ya tienen en marcha su web?

No, esperamos que para final de año esté lista y también unos folletos informativos que preparamos. En principio, queremos darla a conocer y tratar de que se una la zona de mayor producción.

¿Sigue siendo el pistacho el árbol de moda, es una alternativa real para el campo aragonés?

Si las perspectivas no cambian, el pistacho será sustituto de otros cultivos en Aragón. Aunque por el momento, solo hay dos o tres hectáreas en producción entre Olvés, Estercuel, Muniesa y Valdealgorfa. La más vieja tiene diez años y es la de Estercuel.

¿A qué se debe el auge de los últimos años de este cultivo?

Mucha gente está desencantada con el cereal y se está haciendo una campaña como que es el oro verde. A día de hoy, es muy rentable, pero tampoco es todo tan idílico como lo pintan. Tiene complicaciones como todo. También se ha puesto muy en valor su consumo y se ha hablado mucho de sus beneficios. Sin embargo, casi el 100% de lo que se produce en España se exporta a países del norte de Europa y a Italia. Están comprando producciones antes incluso de que se cosechen. Aquí es casi imposible comprar en un supermercado pistacho nacional.

¿Cuánto tiempo tarda en producir un pistachero y qué características necesita para su cultivo?

En unos cinco años empieza la producción si se ponen plantas ya injertadas, pero estas cuestan unos 14 euros en vivero. Si son plantas sin injertar, más baratas, unos ocho años en producir. El pistacho es un árbol que originariamente se ha cultivado en secano, casi desértico. No requiere grandes aportaciones de agua, pero si le ayudas con riego, se nota. El pistacho necesita tres factores: horas de calor en verano (para que se abra y sea más gordo), horas de frío (para que tenga una parada muy marcada; si no, no poliniza bien) y una humedad relativa (para que vuele bien el polen). Hay que plantar un macho por cada ocho hembras.

¿Se ha detectado algún problema de adaptabilidad en Aragón?

Son plantaciones muy jóvenes y no tenemos datos de gente que no le haya funcionado.

¿Qué tipo de variedades son las más adecuadas aquí?

La kerman (hembra) y Peter (macho), que son para consumo. También hay variedades de uso industrial, como Larnaka (hembra) y C Especial (macho), que se usan en repostería, pastelería y cosmética.

¿Cuál es la media de producción de un pistachero?, ¿y de precio?

En secano, unos 1.200 kilos por hectárea y en regadío, unos 1.800. El precio se regula por oferta y demanda. Otro de los objetivos de la asociación nacional es conseguir que el precio de compra sea unitario. El precio medio depende del calibre y si está abierto o cerrado, pero entre 6-7 euros el convencional y 8-9 euros el ecológico.

¿Qué importancia se da desde la asociación a la investigación y la formación en este cultivo?

Mucha porque es un cultivo que en España se conoce relativamente poco. El Centro de Investigación Agroambiental El Chaparrillo, en Castilla La Mancha, ha sido pionero en esto.

Etiquetas
Comentarios