Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ruta de alta montaña 

Ascensión a la Punda Alta de Pondiellos o Infierno Central

Subida al Infierno Central o Punda Alta de Pondiellos (3.083 m) por el collado de Pondiellos y la marmolera, una ruta poco habitual, con regreso por GR 11 y los ibones de Bachimaña.

Ibones de Pondiellos, bajo los Infiernos
Ibones de Pondiellos, bajo los Infiernos
Chema Tapia

La subida a los Infiernos es una de las grandes ascensiones del Pirineo. En el corazón del reino del granito, se alza este imponente macizo que, aunque no sube mucho más de la mítica cifra de tres mil metros, se hace visible desde muchos puntos, porque ha sabido crearse unas señas de identidad únicas, sus marmoleras. Los Infiernos, o Quijada de Pondiellos, que acometemos por una ruta inusual y llena de emociones, para llegar al punto central, al más alto.

Partimos del Balneario de Panticosa por el camino de la Punda dero Garmo Negro/Garmo Negro y, poco a poco, y no sin esfuerzo, el camino se va internando por el tirano mundo mineral para alcanzar el collado de Pondiellos, que hace de divisoria entre esta cuenca y la del balneario. La que se abre ya a nuestra vista alberga unos ibones que buscan su acomodo a los pies de Infiernos, Pico deros Arnals/Arnales, Pondiellos y Punda dero Garmo Negro/Garmo Negro. Unos ibones que transmiten toda su calma, con la que circulamos muy cerca de sus orillas para aproximarnos a la base de la imponente marmolera oriental. Vamos en busca de terreno herboso, que nos va a ir subiendo vertiginosamente hacia una loma que nos da vista sobre la otra marmolera, la occidental, en un lugar que aporta uno de los momentos álgidos de la jornada, ya que la vista que nos ofrece es francamente impresionante, por el gran abismo que se abre a nuestros pies.

Picos de los Infiernos
Picos de los Infiernos

Por la arista entre las dos marmoleras damos alcance a una pequeña plataforma donde, a los tres mil metros de altitud, confluye la ruta normal, a la que ya nos incorporamos por terreno más técnico, hasta la cima occidental, por la que hay que pasar para llegar a la Central por una ancha cresta. Hay que transitar con atención aunque la vista hacia la cuenca de los Azules es salvajemente bella, con unos exiguos glaciares con fecha de caducidad. Estamos ya en el punto más alto de este macizo. Llegados al Infierno Central, habremos hecho ya el Occidental, y desde aquí se puede seguir cresteando hasta el Oriental o Punda dera Nevera.

Cresteando hacia la cima
Cresteando hacia la cima

Vista sobre Terrabay

Volvemos sobre nuestros pasos ya sin dejar la vía normal. Lo primero es llegar hasta esa pequeña plataforma, en la que abandonamos la ruta de ascenso para ir al filo de la estrecha cornisa bordeando la parte alta de la marmolera occidental, soportando la mirada de reojo de la Punda Garmo Blanco / Garmo Blanco. Una vez llegado a su collado, con el mundo Tebarray ya a la vista, la travesía cuasi horizontal se torna destrepe, teniendo que alcanzar un sendero que nos deposita en el collado de los Infiernos, desde donde se tiene una imagen del pico e ibón de Tebarray difícil de olvidar.

En este collado nos abrazamos al Sendero Turístico de Aragón GR 11, que ya no abandonaremos hasta la Casa de Piedra. De mayores o menores dimensiones, siempre hay neveros aún en verano, que se convierten en arroyos que engrosan el Superior de los Azules y luego el Inferior. Tras ellos, la cuenca de los Bachimañas toma el relevo en el paisaje, que tenemos que atravesar, para dejar atrás el nuevo refugio de los Ibones y descender la cuesta del Fraile, y seguir por el interminable camino que baja hasta el Balneario de Panticosa, justo al lado del refugio de la Casa de Piedra, dando por finalizada esta larga y extraordinaria vuelta sobre el macizo de los Infiernos, incluido su ascenso.

DE UN VISTAZO / DATOS ÚTILES

Mapa de la zona
Cartografía Prames

Tipo de recorrido: circular.

Horario: 9 h 20 minutos, completo sin paradas.

Distancia: 16,8 km.

Desnivel acumulado +/-: 1.850 m.

Punto de partida: desde Panticosa, se continúa por la A-2606 hasta el Balneario, llegando hasta el refugio de la Casa de Piedra (1.636 m). Desde Sabiñánigo, por la N-260 hasta Biescas. A-136 hasta pasado el p. k. 12, donde se toma la A-2606 hasta Panticosa.

Textos extraídos de: ‘100 Cimas-Paisajes, Aragón comarca a comarca’, Prames, 2018.

QUÉ PUEDES ENCONTRAR 

[MISSING]binding.image.description

Refugio de Casa de Piedra

Situado en el mismo balneario de Panticosa, a pie de carretera, el refugio de Casa de Piedra está encajado en un gran circo glaciar, rodeado de altas y escarpadas montañas. Ocupa uno de los edificios del conjunto histórico termal, cedido para este uso por sus propietarios, la empresa Balneario de Panticosa. Ubicado a 1.636 m de altitud, complementa su actividad con la del refugio hermano de Bachimaña (2.200 m), junto al lago inferior que le da nombre. La proximidad de ambos es aprovechada por los aficionados a la montaña para planificar rutas por todo el entorno. Casa de Piedra cuenta con 88 plazas de alojamiento y ofrece servicios de duchas, agua caliente, calefacción, bar, servicio de comidas, mantas, taquillas, DESA, cocina libre y zona de aparcamiento junto al refugio. Información y reservas en el teléfono 974 487 571 y en www.alberguesyrefugios.com.

Refugio de los Ibones de Bachimaña

El refugio de los Ibones de Bachimaña está ubicado a 2.200 m de altitud en la antesala de un conjunto de circos de origen glaciar, ocupados ahora en su base por un gran número de ibones, como son los de Gramatuero, los del Pezico y los conocidos Ibones Azules, y culminados por una impresionante gama de picos y crestas de gran belleza, como los Infiernos, la Gran Facha o el Garmo Negro y Argualas. En pleno trazado del GR 11 Senda Pirenaica, es un moderno refugio guardado de montaña que, junto con su hermano de Casa de Piedra, ofrece un gran abanico de posibilidades al montañero. Cuenta con 80 plazas en habitaciones de 4 a 12 camas, duchas y agua caliente, servicio de bar y comedor, aula polivalente con equipamiento para charlas y cursos, calefacción, enfermería, taquillas, guardaesquís, botero, calzado de descanso, radio, teléfono, internet, webcams, helipuerto, caseta de toma de datos meteorológicos y DESA. Información y reservas en el teléfono 697 126 967 y en www.alberguesyrefugios.com.

Balneario de Panticosa

El balneario de Panticosa pasa por ser uno de los más antiguos de Europa. Gracias a las cualidades de sus aguas mineromedicinales y sus instalaciones, ya a principios del pasado siglo era uno de los de más prestigiosos y de mayores dimensiones de España. Hoy Balneario de Panticosa es un moderno complejo termal que comprende las Termas de Tiberio y dos hoteles de cuatro estrellas con spas termales. El Gran Hotel fue construido en 1896 y totalmente restaurado en 2004, por Rafael Moneo, ofreciendo un completo circuito termal. El Hotel Continental fue también diseñado por Moneo y su spa está especializado en salud y belleza. El acceso a los servicios del balneario puede hacerse con y sin alojamiento en sus hoteles. Información y reservas: www.panticosa.com y en el teléfono 974 487 161

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión