Aragón

aragón

Preocupación e inquietud en más de 110 pueblos por la superpoblación de conejos

El Plan General de Caza 2019-2020 permite como novedad en estos municipios el uso de la cetrería en las inmediaciones de las madrigueras para su control.

La presencia de conejos en los campos de cereal se ha convertido en una auténtica pesadilla para los agricultores aragoneses.
El Gobierno de Aragón en el Plan General de Caza para la temporada 2019-2020 establece que existen 118 municipios afectados por la sobreabundancia del conejo.
Heraldo

La superpoblación de conejos afecta ya a 118 pueblos aragoneses, lo que genera preocupación e inquietud entre los agricultores que ven afectadas sus cosechas. En estos municipios se aplican medidas excepcionales para su captura, que sin embargo no permiten frenar su propagación ni los daños que provocan en el territorio.

Los datos de animales capturados al año (más de 500.000) dan idea de la difícil situación que se vive en el campo aragonés. El Gobierno de Aragón en el Plan General de Caza para la temporada 2019-2020 establece que existen 118 municipios afectados por la sobreabundancia del conejo: 72 en Zaragoza, 38 en Huesca y 8 en Teruel. Ángel Berzosa, director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca, reconoció que en los pueblos donde la afección por esta especie es importante "hay bastante preocupación". "La DGA, en colaboración directa con la Federación Aragonesa de Caza, facilita todo lo que está en nuestras manos para contener la superpoblación del conejo en aquellos municipios donde produce daños a la agricultura, con la perspectiva de que tenemos la obligación de conservar la especie", apuntó Berzosa.

De esta manera, en aquellos términos municipales incluidos en el Anexo II del citado plan general, con sobrepoblación de conejo (‘Oryctolagus cuniculus’), se establecen medidas extraordinarias para su control poblacional. Una de las novedades que ha introducido el Ejecutivo autonómico para esta temporada la posibilidad de utilizar la cetrería en las inmediaciones de las madrigueras durante todo el año tanto en terrenos cinegéticos como en las zonas que no lo son.

"Aragón –destacó Berzosa– es una de las comunidades más avanzadas y concienciadas en este sentido" y "cualquier medida que entra dentro del ámbito de la legalidad la llevamos a cabo". Entre las acciones que se contemplan en aquellos términos que sufren superpoblación está la caza más allá de las vedas cinegéticas, la autorización de caza nocturna o la captura con hurón. Se posibilita, además, que el agricultor pueda pedir autorización a la sociedad de cazadores para hacer un control de la especie dentro de sus parcelas. También puede destruir los vivares o madrigueras o utilizar trampas o jaulas. El director general añade: "La DGA está muy preocupada y se interesa, junto a la Federación Aragonesa de Caza, en poner todas las medidas administrativas necesarias". El plan general es "lo suficientemente permisivo" para que cada sociedad de cazadores o agricultores pueda hacer la gestión para tratar de minimizar la presencia de estos animales. Al mismo tiempo, Berzosa adelantó que el Gobierno de Aragón está estudiando otras medidas relacionadas con la captura de esta especie.

Etiquetas
Comentarios