Despliega el menú
Aragón

Aragón

Jacetania Mágica. Cuatro enclaves con parada en el misterio

A lo largo de un día es posible descubrir los entresijos del espionaje en Canfranc, los antiguos rituales de la cueva y dolmen de las Güixas, qué hace fuerte a la Ciudadela de Jaca o qué tiene de especial la ermita de Orante.

Nacho Navarro comienza a desvelar los secretos de la Cueva de las Güixas, en Villanúa
Nacho Navarro comienza a desvelar los secretos de la Cueva de las Güixas, en Villanúa
Turismo Villanúa

El misterio puede estar allí donde hay algo desconocido por descubrir. Desde cómo "el arte de la guerra transforma todo un valle, desplegando una estrategia de construcción de búnkeres para vigilar y controlar el entorno de Canfranc, hasta los trances chamánicos que, hace 60.000 años, tenían lugar en cuevas como la de las Güixas, en Villanúa". Así lo entiende Nacho Navarro, miembro del equipo del programa televisivo ‘Cuarto Milenio’ y del canal de Youtube, ‘Milenio Live’, y cicerone de la ruta Jacetania Mágica.

Los viernes y sábados del mes de agosto, durante todo un día, los participantes descubren el lado más misterioso de la estación de Canfranc, la cueva de las Güixas y el dolmen de Villanúa, la Ciudadela de Jaca y la ermita de San Benito de Orante. "Es una ruta chiquitina, perfecta para una jornada" y está pensada para público a partir de 12 años. El precio, de tarifa única, es 34,95 euros y los desplazamientos los realiza cada visitante en su coche particular.

Canfranc, punto de partida

La ruta parte, a las 10 de la mañana, de Canfranc, cuya estación es escenario ideal para "explicar cómo funciona el espionaje de verdad, la importancia del wolframio en la guerra, las intrigas del oro de los nazis...".

Una hora más tarde el viaje retrocede en el tiempo en la cueva y el dolmen de las Güixas. La explicación "combina lo histórico-artístico con mi punto de vista, con lo que he estudiado sobre chamanismo y sobre la persecución de las brujas", indica Navarro, pues "para mí, una cueva es uno de los lugares más sagrados del mundo, donde nacen las creencias, el culto a la vida y a la muerte y, sobre todo, lo más importante, el dominio del arte; allí se desarrolla el arte rupestre y tienen lugar los trances chamánicos".

Una guía de la cueva completa esta visita con aportaciones desde la geología y la biología para saciar la mucha curiosidad que en los visitantes despiertan las estalagmitas y estalactitas y los murciélagos que revolotean.

Tras un tiempo libre para comer, la excursión a la Jacetania Mágica continúa en Jaca, donde hay mucho que explicar para entender "por qué se construye precisamente allí, desde el punto de vista militar, la mejor fortificación de la época".

Finalmente, la última parada conduce hasta Orante, a la ermita de San Benito, "un lugar del que es difícil responder qué tiene, pero pocos salen como han entrado". Según Navarro, "desde el punto de vista físico, se ha medido un cambio muy importante en el campo electromagnético; pero luego ves que todo el mundo sale reconfortado".

Una ruta para descubrir los lugares más enigmáticos de La Jacetania

En su opinión, con esta forma de abordar las visitas, "la gente busca conocer lo que ya conoce desde otro punto de vista. Es el no turismo". Un turismo de misterio que desvela historias poco conocidas o bien abre la puerta "a lo que no podemos explicar". Luego, señala, "que cada uno llegue a su conclusión".

La iniciativa partió de Turismo Villanúa. "En las cuevas hacíamos visitas teatralizadas, con un toque de humor, y nos dimos cuenta de que la gente quería saber más cosas: tanto de las brujas como de las estalactitas o los murciélagos", explica Yolanda Palomo, directora de Cueva de las Güixas. Villanúa es todo un referente en visitas a la carta e innovación, hasta el punto de que gestores y guías de cuevas de toda España vienen a sus cursos de formación. La Cueva de las Güixas recibe 30.000 visitantes al año.

Con Jacetania Mágica, combinando las cuevas con otros enclaves de la comarca y de la mano de Nacho Navarro, considera que aportan "un trato personal a lo largo de una visita exclusiva".

Más información y reservas: www.turismovillanua.net. Teléfonos 626 394 199 y 974 378 465.

Pasacalles por Villanúa
Pasacalles por Villanúa
Turismo Villanúa

Semana de las Güixas en Villanúa, del 27 al 31 de agosto

También es un misterio por qué se asocia el nombre de ‘güixas’ a la cueva de Villanúa, lugar de reunión, en noches de luna llena, de las llamadas brujas, por lo que ha acabado pensándose que ‘güixa’ significa bruja. Pero nada que ver: "Es el nombre que se daba a la almorta, legumbre usada para alimentar al ganado y que, en años de penurias, también complementaba la alimentación humana, hervida o como gachas", explica Yolanda Palomo, directora de las Cuevas. El caso es que se acabó prohibiendo porque el abuso en su consumo produce una enfermedad, el latirismo. Hoy, ya nadie las come, pero hay hasta una Semana de las Güixas, del 27 al 31 de agosto. Además de visitas especiales a las cuevas –teatralizada infantil por las mañanas y para adultos por las tardes; y guiada por Nacho Navarro el viernes y sábado a las 11.00–, los pasacalles recorrerán Villanúa el sábado 31 a las 20.30 y el domingo 1 a las 12.00. También habrá cuentacuentos y espectáculos en los jardines del centro de interpretación Subterránea a las 19.00 y, el miércoles 28 a las 17.30, cuentos y taller para niños de 0 a 6 años en la Casa de los Cuentos.

Etiquetas
Comentarios