Aragón

cambio climático

La mitad de las viviendas tendrán aire acondicionado en 2040, lo que disparará el gasto y la contaminación

Según un reciente estudio publicado en 'Environmental Science & Policy', el 50% de los hogares españoles dispondrá de este servicio en 2040 para adaptarse al cambio climático, lo que aumentará aún más el consumo energético y las emisiones de gases de efecto invernadero. Zaragoza es la tercera ciudad más cara para instalar el aire acondicionado.

Aparatos de aire acondicionado en Zaragoza.
Aparatos de aire acondicionado en Zaragoza.
José Miguel Marco

Aunque el calor es algo inherente al verano, si por algo será recordado este es por las temperaturas extremas registradas durante la ola de calor de finales del pasado mes de junio. En diferentes puntos de Aragón, como Zaragoza, Quinto, Fraga o Híjar, se llegaron a alcanzar los 43 grados durante varios días. No es de extrañar que, a lo largo de esas jornadas de extenuante canícula, la Comunidad aragonesa estuviera a punto de alcanzar el récord histórico de consumo eléctrico, principalmente por el uso de aires acondicionados, y que incluso algunos establecimientos locales agotaran sus existencias de estos aparatos, así como de ventiladores.

Para el usuario, al coste de la factura eléctrica y de la compra de la maquinaria del sistema de climatización, se suma el precio de la instalación, un servicio que en Zaragoza cuesta de media unos 230 euros, según datos del portal profesional Prontopro.es. La capital aragonesa es, de acuerdo con estas cifras, la tercera ciudad española más cara para instalar un aire acondicionado, solo por detrás de Madrid (260 euros) y Barcelona (240).

Sin embargo, al coste económico se suma también el medioambiental. Según un reciente estudio publicado en la revista científica 'Environmental Science & Policy' por la Universidad Ca'Foscari de Venecia y el Centro Euromediterráneo de Cambio Climático, la tendencia en el uso de aire acondicionado en España seguirá al alza en las próximas décadas. En concreto, la investigación prevé que el 5% de hogares españoles que disponían de este servicio en 1990 se incremente hasta el 50% en 2040.

Los investigadores alertan en su informe de la necesidad de promover políticas específicas y adecuadas, pues, de lo contrario, "muchos hogares confiarán en el aire acondicionado para adaptarse al cambio climático, generando así todavía mayores niveles de emisiones de gases de efecto invernadero".

El cambio climático es una realidad que afecta ya a 32 millones de personas en nuestro país y que, entre otros muchos efectos, está provocando que el estío sea cada vez más largo. Concretamente, los veranos duran ahora entre 40 y 50 días más que a principios de los años 80 en varios puntos de la geografía española, también en Aragón, tal y como revela el proyecto ‘Open Data Climático’ de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y el Ministerio para la Transición Ecológica.

Aire acondicionado vs. aislamiento térmico

El estudio publicado en 'Environmental Science & Policy' apunta a la urbanización (crecimiento y modernización de las ciudades) como uno de los principales motivos para el aumento de la instalación de aires acondicionados en los hogares. Asimismo, señala otros factores determinantes, como los ingresos familiares, la presencia de personas más vulnerables (niños y ancianos), el tipo de hogar o la concienciación ecológica y los hábitos de ahorro de energía de la familia; sin olvidar las características climáticas del país.

De los cinco países europeos incluidos en la investigación (Francia, Países Bajos, España, Suecia y Suiza), España (el único estado mediterráneo del informe) es el que presenta un mayor incremento en el uso de aires acondicionados (del 5% en 1990 al 50% en 2040), fundamentalmente por las cada vez más frecuentes e intensas olas de calor que sufre el territorio.

Por el contrario, otros estados europeos analizados presentan una mayor preferencia por los sistemas de aislamiento térmico frente al aire acondicionado, aunque la implementación de este último aumenta de manera lenta pero constante. En Francia, por ejemplo, el 50% de los hogares cuenta actualmente con sistemas de aislamiento térmico, mientras que se prevé que para 2040 un 17,3% disponga de aire acondicionado.

"Los europeos tienen, en general, una baja inclinación por instalar aire acondicionado en sus hogares (un 20% de media), si se compara con países como Japón (90%) y Australia (72%), que podrían alcanzar el 100% en 2040. Las diferencias climáticas y culturales, incluso dentro del mismo país, derivan en tasas de adopción muy distintas en los hogares de hoy en día y para los próximos 20 años", explica Enrica De Cian, profesora de la Universidad Ca'Foscari de Venecia e investigadora del Centro Euromediterráneo de Cambio Climático.

Pese a esa menor incidencia del uso de aire acondicionado en algunos países europeos, los investigadores concluyen que es preciso impulsar políticas en la Unión Europea que favorezcan la utilización de sistemas de acondicionamiento térmico más ecológicos.

"Como señalan numerosos estudios, mejorar el aislamiento térmico de los edificios mediante la adopción de protocolos de construcción es uno de los instrumentos más efectivos para rebajar el consumo residencial de energía y reducir las necesidades de adaptación para enfriar los hogares. Además, las nuevas políticas deberían enfocarse también a incrementar la concienciación medioambiental de los ciudadanos, ya que este es un factor determinante a la hora de decidir si instalar aire acondicionado en tu hogar y de elegir cuánto usarlo", concluye Filippo Pavanello, coautor del estudio e investigador en la Universidad Ca'Foscari.

Etiquetas
Comentarios