Aragón

vivienda

Zaragoza es la gran ciudad donde menos han aumentado los precios del alquiler en los últimos cinco años

Pese a todo, arrendar un piso en la capital aragonesa es hoy un 23% más caro que en 2014. En plena burbuja del alquiler, las rentas se disparan por encima del 40% y hasta un 50% en otras grandes urbes.

Las ayudas al alquiler vuelven a quedarse sin fondos para atender toda la demanda.
Vista general de la capital aragonesa.
Guillermo Mestre

Zaragoza es la gran capital española donde menos ha aumentado el precio del alquiler en los últimos cinco años. Aun así, las rentas que tienen que pagar los inquilinos no han dejado de crecer de forma sostenida desde 2014 y arrendar un piso es hoy hasta un 23% más caro. El incremento se queda, no obstante, muy lejos de la subida del 50% que ha sufrido el mercado en España y de las notables escaladas que han registrado las ciudades más pobladas, como Barcelona, Madrid, Valencia o Sevilla.

Son datos del estudio ‘Evolución reciente del mercado del alquiler de vivienda’ elaborado por el Banco de España y que pone en evidencia la burbuja del alquiler que se vive en nuestro país. Una burbuja que está afectando menos a ciudades de la España interior, como Zaragoza, pero que sin embargo muestra su cara más salvaje en las grandes capitales y en ciudades con una elevada concentración turística.

En Palma de Mallorca, los precios se han disparado, por ejemplo, hasta un 53%. Le sigue Barcelona, con un incremento acumulado muy similar que supera el 50%. En Madrid, el alza llega al 45% y Valencia roza ese mismo porcentaje. Por su parte, Sevilla, la cuarta ciudad española en cuanto a población, supera también el 30% de subida en las mensualidades de los arrendamientos.

Junto a las grandes ciudades, son los alquileres en puntos turísticos los que más se han encarecido desde 2014, debido a la mayor demanda y al fenómeno de los alquileres vacacionales. Málaga, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria han registrado también en los últimos cinco años incrementos por encima del 40%.

Pese al encarecimiento del 23% que ha experimentado la oferta de alquiler en Zaragoza, los precios han subido más hasta en 22 ciudades españolas. Además, y en contra de lo que pudiera parecer, de las tres capitales aragonesas no es Zaragoza donde más se ha expandido el mercado.

La sorpresa de Teruel

En Teruel, la renta mensual de los inquilinos ha crecido más y arrendar un piso es un 25% más caro que hace cinco años, en una subida que le iguala en crecimiento acumulado, por ejemplo, a Pamplona.

Por contra, Huesca ha sido donde menos han aumentado los precios, apenas un 9%. Solo Cádiz, Jaén y Ciudad Real han conseguido, a nivel nacional, controlar más el importe del alquiler.

Según explican los autores del informe, David López-Rodríguez y María de los Llanos Matea, de la Dirección General de Economía y Estadística del Banco, las subidas se deben a factores “económicos y demográficos” que han contribuido a incrementar la demanda de alquiler, lo que, sin una correspondencia en la oferta, acaba trasladándose a un aumento de precios.

“La precariedad laboral, el desempleo, el auge del alquiler vacacional y turístico, así como la escasez de VPO y de vivienda pública” explican, en su opinión, la escalada de precios.

Pese al tirón en la demanda, atribuido fundamentalmente a colectivos como jóvenes, trabajadores temporales e inmigrantes, el índice de personas que viven de alquiler es aún bajo en relación con otros países. Frente al 30,7% de media en Europa, en España es del 22,9%. El número de hogares en alquiler se sitúa algo por encima de los 3 millones.

Y en Aragón, frente a lo que está sucediendo en otras comunidades, el número de hogares que optan por el alquiler, frente a la compra ha caído en los últimos cinco años, en concreto un 3,7%. En cambio,la proporción de alquiler ha crecido en Cataluña (6,9%), Canarias (4,8%), Asturias (3,2%), Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana (3,1%). 

Sin embargo, Zaragoza es una de las ciudades españolas con mayor rentabilidad bruta del alquiler. De acuerdo a los datos que manejan distintas sociedades de tasación, este índice -que pone en relación el precio anual del alquiler entre el valor del inmueble sin tener en cuanta la revalorización del activo- es ya del 4,7% en la capital aragonesa. En Madrid, Valencia y Sevilla se sitúa en el 4,45%, mientras en Barcelona se ha reducido en los últimos meses hasta un 4%.

Etiquetas
Comentarios