Aragón

incendios

El incendio en una nave en Villarluengo, controlado, pero no extinguido

Las labores se han complicado por las carencias en comunicaciones que arrastra la comarca del Maestrazgo.

Labores de extinción del fuego desatado en una masía de Villarluengo.
Labores de extinción del fuego desatado en una masía de Villarluengo.
DPT

El incendio desatado este domingo sobre las siete de la tarde en una nave ganadera de la localidad turolense de Villarluengo está controlado, pero no extinguido. Más de 24 horas después de su inicio, los bomberos de la Diputación Provincial de Teruel seguían trabajando este lunes noche para conseguir apagar por completo un fuego que no ha causado daños personales ni bajas en el rebaño vacuno guardado en unas instalaciones próximas, pero sí cuantiosas pérdidas materiales.

El fuego seguía consumiendo este martes todo el forraje que los dueños de la masía habían almacenado para alimentar sus animales el próximo invierno. Además, las altas temperaturas alcanzadas en la nave hacían temer el desplome del tejado, con el consiguiente riesgo para los intervinientes en la extinción del incendio. Un retén de bomberos preveía anoche seguir controlando la evolución del fuego. Los bomberos confiaban en dar por extinguido el incendio este martes por la mañana.

La nave estaba destinada a almacén de paja, por lo que el fuego se desató muy rápido y creció a gran velocidad por culpa del aislamiento de espuma que recubría la estructura. Las causas que originaron el fuego todavía no se conocen. A juicio del alcalde de Villarluengo, Juan Ramón Tena, el mismo proceso de fermentación del forraje pudo dar lugar al incendio.

Para controlar el fuego se desplazaron el domingo por la noche desde el parque de bomberos de Teruel dos motobombas y una nodriza con 12.000 litros de agua. De madrugada, llegaron refuerzos desde Alcañiz con una segunda nodriza de la misma capacidad. En el lugar de los hechos, ya se encontraban voluntarios de las localidades de Villarluengo y Tronchón, así como miembros de Protección Civil.

Una veintena de vecinos de Villarluengo, Tronchón, Cantavieja y La Cañada de Benatanduz han colaborado en la extinción del fuego con tractores dotados con cubas de agua y máquinas con pala excavadora que han permitido sacar al exterior la paja incandescente para ser rociada con agua.

Tena, que ha estado en el lugar del incendio desde el inicio, destacó la dificultad añadida que ha supuesto "coordinar" todos los medios de extinción con una "pésima cobertura de telefonía móvil". "En esta comarca estamos abandonados; es inadmisible que en el siglo XXI haya zonas sin telecomunicaciones ante una emergencia", denunció. Según relató, se vio obligado a "insistir" para que el camión motobomba ubicado en Villarluengo y destinado a incendios forestales acudiera a sofocar el fuego de la nave ganadera, lo que le supuso desplazarse en dos ocasiones a dos kilómetros de distancia de la masía para poder contactar por teléfono con los responsables de dicho vehículo. Resaltó que todo ello se tradujo en, al menos, "tres cuartos de hora de retraso en las labores de extinción".

Etiquetas
Comentarios