Despliega el menú
Aragón

FAUNA EXÓTICA

Capturan en Mora de Rubielos un cerdo vietnamita, otra especie invasora como la pitón real

Un vecino avisó de su presencia y fue atrapado por agentes de protección de la naturaleza. Se trata de uno de los últimos animales incorporados al catálogo español de especies invasoras, por lo que su posesión y su venta están prohibidas y aquel que ya tenga uno debe regularizarlo.

Una vez atrapado por los agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón, el animal fue trasladado al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de La Alfranca.
Una vez atrapado por los agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón, el animal fue trasladado al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de La Alfranca.
Asociación APNs Aragón

Agentes de protección de la naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón capturaron la semana pasada un cerdo vietnamita en las inmediaciones de Mora de Rubielos. Un vecino de este municipio turolense avisó de la presencia del animal y, siguiendo sus indicaciones, el 1 de agosto los funcionarios del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad lograron encontrarlo y atraparlo.

Según han informado fuentes de la Asociación de Agentes de Protección de la Naturaleza de Aragón (Aapna), se trataba de una hembra de tamaño considerable que, aunque estaba suelta en el monte, todavía no se había asilvestrado del todo, por lo que los APN que intervinieron pudieron acorralarlo y capturarlo de forma manual utilizando un lazo. Posteriormente, fue trasladada al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de La Alfranca.

Al igual que la pitón real que apareció recientemente en Caspe, el cerdo vietnamita ha sido uno de los últimos animales incorporados al catálogo español de especies exóticas invasoras, lo que significa que desde el pasado mes de marzo está prohibida la posesión, la venta o el transporte de ejemplares vivos. Además, aquellas personas que ya tengan uno deben regularizar su situación antes del 1 de enero de 2022 informando a los departamentos de medio ambiente de las comunidades autónomas.

El problema con este mamífero paquidermo ha sido que en los últimos años se ha hecho muy popular su utilización como animal de compañía. Sin embargo, a pesar de su apariencia bonachona y tranquila, puede pesar hasta 45 o 50 kilos y cuando crece suele presentar comportamientos agresivos que empujan a sus propietarios a soltarlos en el medio natural.

Una vez liberados, los cerdos vietnamitas se pueden cruzar con su pariente el jabalí salvaje, lo que, además de tener las consecuencias negativas inherentes a la propia hibridación, puede acentuar los problemas de superpoblación de esta última especie que ya se dan en muchas zonas de España: daños en los cultivos y en las explotaciones ganaderas, mayor riesgo de accidentes de tráfico...

“Es muy importante que la gente que posee una mascota de este tipo sea responsable. Cuando son pequeños hacen mucha gracia, pero hay que tener en cuenta que luego crecen”, subrayan fuentes de la Asociación de Agentes de Protección de la Naturaleza de Aragón. “Si alguien tiene un cerdo vietnamita y quiere deshacerse de él lo fundamental es que no se le ocurra liberarlo en el monte, lo que tiene que hacer es llamarnos a los APN para que nos hagamos cargo de él”.

Desde la asociación profesional que representa a los APN aragoneses insisten en que soltando a los animales “no se les hace ningún favor”. “Son animales domesticados que no muchas veces no pueden valerse por sí mismos y que acaban buscando comida en los vertederos en las afueras de los cascos urbanos”, explican. “Además, también hay que pensar en el interés general y en las especies autóctonas”.

Por su parte, fuentes del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón recuerdan a los propietarios de mascotas exóticas que la introducción o liberación de especies alóctonas en el medio natural “es un delito contra el medio ambiente recogido en el Código Penal y constituye una infracción administrativa muy grave”. “Quien quiera deshacerse de una puede llevarla al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de La Alfranca, puede llamar a los agentes de protección de la naturaleza o puede preguntar en puntos de venta de animales de compañía y núcleos zoológicos legalmente establecidos”, recalcan desde la DGA.

El 'cerdolí' y otros casos en Aragón

Solo hasta el año 2013, en toda España se habían detectado más de 40 casos de cerdos vietnamitas viviendo en libertad, de los cuales cuatro se produjeron en Aragón: uno en los montes de Maella, donde apareció una piara entera; dos en Zaragoza capital; y otro más en algún punto sin concretar de la provincia de Huesca. No obstante, desde entonces se han producido nuevos hallazgos, como los 14 animales capturados en enero de 2014 en la capital aragonesa junto a la desembocadura del río Gállego o el de la semana pasada en Mora de Rubielos.

Además, en varios puntos de Aragón también se ha constatado la existencia de ejemplares que son cruce entre cerdo vietnamita y jabalí, un híbrido, que ya ha sido denominado popularmente como 'cerdolí'.

El controvertido regalo a Victoria Marichalar

A la popularización del cerdo vietnamita como mascota contribuyeron celebridades que tuvieron uno, como el actor George Clooney. Además, recientemente en España ha generado controversia el hecho de que el pasado mes de junio la hija de la infanta Elena, Victoria Marichalar, recibiera como regalo en su puesta de largo un pequeño cerdo vietnamita.

Para entonces, la especie ya estaba incluida en el catálogo español de especies exóticas invasoras, lo que significa que el animal que recibió la sobrina del rey Felipe VI no podía comprarse ni venderse. En el caso de que ya estuviera en poder de quien se lo regaló, su situación debía regularizarse informando de su posesión a las autoridades medioambientales de las comunidades autónomas. Y si ya había sido regularizada anteriormente, su anterior propietario no podía cederlo a otra persona.

Según dispuso el Gobierno central en un real decreto, para regularizar la situación de estos animales invasores las comunidades autónomas “establecerán, en su caso, la obligatoriedad de la esterilización de los ejemplares, así como sistemas apropiados de identificación o marcaje, como tatuaje, crotal, microchip, anillamiento y registro veterinario, entre otros”.

Del mismo modo, los gobiernos autonómicos deberán solicitar “la firma de una declaración responsable por el propietario”. “Los propietarios deberán informar con carácter inmediato de la liberación accidental de estos ejemplares y no podrán comercializar, reproducir, ni ceder estos ejemplares”, detalla la normativa.

Etiquetas
Comentarios