Despliega el menú
Aragón

tecnología

La innovación del porcino se incuba en Aragón

La incubadora de alta tecnología para el porcino, situada en Ejea de los Caballeros, echa a dar sus primeros pasos. Y lo hace con ocho proyectos innovadores. 

Celebración del Info Day para explicar a emprendedores las características de Porcinnova
Celebración del Info DAy para explicar a emprendedores las características de Porcinnova
Porcinnova

Aragón es la primera productora de porcino en España. Y ahora quiere convertirse también en punta de lanza de la innovación desarrollada en el marco de esta actividad agroalimentaria. Para ello cuenta con Porcinnova, la incubadora de alta tecnología dirigida a las firmas de este sector, cuya misión es alojar e impulsar la creación de empresas y acelerar a ‘start up’ y proyectos que tienen como fin transferir nuevas tecnologías que aporten soluciones a retos específicos en toda la cadena de valor de la industria del porcino.

En ese camino y con ese fin, esta iniciativa única y pionera, situada en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros –punto estratégico del sector agroalimentario y una de las comarcas de mayor actividad del porcino– e impulsada por la Fundación Parque Científico Tecnológico Aula Dei y el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), ya ha comenzado a dar sus primeros pasos. Lanzó su primera convocatoria el pasado junio y acaba de seleccionar los ocho proyectos –se presentaron 18 propuestas– a los que Porcinnova prestará apoyo tanto para validar sus desarrollos tecnológicos como sus modelos de negocio, pero también recursos y herramientas necesarias para la transferencia de su tecnología al sector porcino. Y si fuera necesario, incluso alojamiento.

Cría de insectos para alimentación animal, envases activos con los que alargar la vida de los alimentos, monitorización de animales para detección de enfermedades, digitalización en intensivo mediante el uso de imagen aérea, aprovechamiento energético del metano, ‘blockchain’ para la cadena de suministros, tecnología biológica aplicada a la salud animal, y agua de calidad para una mejor producción. Estas son las propuestas seleccionadas, todas ellas impulsadas por pymes, algunas todavía por constituir otras con presencia en el mercado y con tecnologías avanzadas con las que quieren abrir una nueva línea de negocio pivotando su producto o servicio hacia el sector porcino.

Esta selección la realizó el equipo de Porcinnova a partir de la información remitida por los candidatos, pero en ella tuvo mucho que ver la opinión de los miembros del consejo asesor, del que forman parte empresas líderes del sector como Grupo Jorge, Vall Companys, Piensos Costa, Portesa, Arento, Magapor, Cincaporc, Mazana, la asociación nacional Anprogapor o el Cluster Nacional de Productores de Ganado Porcino, así como instituciones como el IAF, la Universidad de Zaragoza, Sofejea, la Cámara de Zaragoza, el Instituto Agronómico del Mediterráneo de Zaragoza, Arex e Ibercaja.

Cuatro han sido los requisitos esenciales que inclinado la balanza de Porcinnova hacia estas ocho empresas. "Se ha valorado el grado de innovación de las propuestas, que la tecnología aportase algo nuevo al sector porcino", explica Miguel Ángel Comín, coordinador de la incubadora de alta tecnología de Ejea de los Caballeros. Pero no es este el único requisito. Se ha valorado además que la innovación tuviese potencial de mercado, esto es, que con ella se desarrollasen productos y servicios que respondiesen a una necesidad real y se pudieran monetizar, con un cliente y un modelo de negocio identificado. En tercer lugar, "pero no menos importante", en esta selección ha sido decisiva la composición del equipo promotor de la idea, que, como detalla Comín, tiene que integrar, al menos, a un técnico o tecnólogo, a un gestor de negocio y a un vendedor. Y hay un condicionante más. En la selección de los proyectos ha jugado papel esencial lo que Porcinnova podía hacer por esas iniciativas. "Hay proyectos que han pasado por otras incubadoras o aceleradoras o que tienen un alto grado de madurez –o de inmadurez–, a los que no podíamos aportar gran cosa en estos momentos", asegura su coordinador.

Encapsulae (Castellón/Madrid), Hop Ubiquitou (Murcia), Paintec (Zaragoza), Nutrinsect Spain (Navarra/Italia), el equipo de Ingenería de Unizar (Zaragoza), Vestigia Blockchain (Sevilla) Beonchip (Zaragoza), Tratamiento Activho (Madrid) son la empresas cuyos proyectos serán los primeros beneficiarios de los servicios de apoyo y mentorización de la incubadora aragonesa. Su elección se debe también a la decisión de los miembros del consejo asesor de Porcinnova, que señalaron aquellas propuestas con el atractivo suficiente y las tecnologías más atractivas y necesarias para el sector como para conseguir que los principales industriales del porcino estuvieran dispuestos a invertir (ya no dinero, de momento), pero si el tiempo necesario que exige la mentorización.

Logo Paintec
1

La agricultura inteligente llega a la granja desde el aire

Paintec es una empresa de Ejea de los Caballeros impulsada por José Manuel Ruiz Melero, Cristian Villa y Cristian Aldaz, que decidieron apostar por el sector de los drones y su aplicación en el mundo de la agricultura.  Ahora quieren aplicar su experiencia en el tratamiento de imágenes aéreas a las granjas de porcino en intensivo, en las que utilizarán su tecnología para digitalizar y monitorizar al ganado y conseguir así maximizar la producción (como ya logran en las explotaciones agrícolas).

Logo Vestigia
2

La cadena de bloques para la gestión del riesgo

Instalada en Sevilla, Vestigia ha desarrollado una tecnología que resuelve un problema detectado en la caducidad de los lotes y productos de consumo de empresas del sector agroalimentario, porque con el ‘blockchain’ (cadena de bloques), se puede automatizar la gestión y garantizar la trazabilidad desde la fabricación hasta que llega al consumidor final. Su proyecto propone una plataforma ‘blockchain’ para la gestión del riesgo operacional y reputacional en la cadena de suministros del porcino.

Logo Beonchip
3

De la mejora de la salud humana a la sanidad animal

Es una ‘spin off’ de la Universidad de Zaragoza y la primera empresa en España de Organ on Chip, esa innovadora tecnología que se conoce con las siglas OoC para simular las condiciones reales de un cultivo celular. Es una técnica muy innovadora en salud humana, pero de la que no hay referencias en salud animal. Esa es la propuesta de Beonchip, cuyo objetivo es testar su aplicabilidad en el sector animal para, por ejemplo, estudiar la absorción de nutrientes y diseñar piensos más eficaces.

NUTRINSECT logo
4

Las proteínas de los insectos en la dieta de la ganadería

Como su nombre indica, Nutrinsect Spain es una empresa navarra, que también produce en Italia, dedicada a la cría de insectos para la extracción de proteínas, vitaminas, omega 3 y nutrientes destinados a la alimentación animal. Con su proyecto Nutrinsect quiere validar métodos alternativos para conseguir esta harina rica en proteínas, entre ellos la deshidratación a alta temperaturas o al vacío con microondas y que los insectos formen parte de la dieta de la ganadería porcina

Hop logo
5

Monitorización para detectar problemas de salud

El Internet de las Cosas comienza a ser cada vez más habitual en las explotaciones agrícolas. La empresa murciana Hop Ubiquitous quiere que sea también una herramienta común en las granjas, para los que cuenta con un proyecto que propone la monitorización de las constantes fisiológicas de los cerdos para una detección temprana de problemas de salud. Se utilizará para ello sensores incrustados en una marca auricular que permite controlar la frecuencia cardiaca del animal.

Universidad de Zaragoza
6

Capturar metano para aprovechar
su energía 

El Equipo Master de Ingenería de la Universidad de Zaragoza lidera uno de los proyectos seleccionados por Porcinnova, en el que se propone capturar metano en las explotaciones porcinas mediante zeolitas (minerales microporosos con gran capacidad de hidratarse y deshidratarse de un modo reversible) para su posterior aprovechamiento energético. Su trabajo en la incubadora se centrará en analizar la capacidad de absorción del mineral y su integración en sistemas de ventilación.

Encapsulae logo
7

Envases activos para alargar la vida útil del alimento

Encapsulae nació como una ‘spin-off’ del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Castellón de la Plana para explotar comercialmente patentes relacionadas con aditivos funcionales para polímeros y recubrimientos escalándolos industrialmente. Su proyecto propone alargar la ida útil de los alimentos mediante envases activos, es decir, que cuenta con aditivos de contacto alimentario y específico para cada alimento con los que se puede controla el oxigeno, la humedad...

Tratamiento Activh2o
8

Agua de calidad para lograr más y mejor producción

Situada en Madrid, Tratamiento Activh2o cuenta con una tecnología patentada que se basa en el uso de las electrólisis y con la que se consigue eliminar virus y bacterias del agua sin necesidad de incorporar químicos y que genera un oxidante natural que se mantiene en el líquido durante varias semanas, protegiéndola así de una posible recontaminación. Su propuesta apuesta por suministrar a los cerdos agua de mejor calidad porque ello repercute directamente en la salud de los animales.

"Son perfiles muy heterogéneos, desde firmas de recién titulados o de estudiantes de másteres, hasta con empresas, pymes eso sí, que ya están en el mercado con productos y facturando", señala Comín, que matiza que esta diversidad también es visible tanto en los ámbitos tecnológicos como en la procedencia geográfica.

¿Y a partir de ahora?

Una vez seleccionadas las propuestas llega el momento de comenzar el trabajo. Y es la heterogeneidad de los proyectos lo que ha llevado a los responsables de Porcinnova a pensar que "el café para todos aquí no iba a funcionar". Así que el siguiente paso, detalla el coordinador de la incubadora, será diseñar una hoja de ruta personalizada con cada uno de las iniciativas. "Para eso ya les hemos pasado un cuestionario a los ochos seleccionados, y a los cuatro que han quedado en lista de espera por si hay un baja, para identificar cuáles son sus necesidades y sus expectativas", matiza. Y las primeras impresiones dejan ya claro que "todos" tienen necesidad de conocer mejor el sector, la dimensión del mercado nacional e internacional, cómo funciona el modelo de la integración, mayoritario en España y en otros países... "Pero también quieren apoyo en organización y gestión empresarial porque los hay que todavía no han constituido su empresa", puntualiza Comín.

Para todo ello, en la parte tecnológica Porcinnova ayudará a estos proyectos a validar los más rápidamente posible su tecnología y los situarán al lado de quienes la necesitan, para que puedan comprobar qué experimento y qué pruebas piloto son las más aconsejables para dar rapidez y eficacia a la innovación.

Las empresas seleccionadas dispondrán además de servicios de innovación, tanto para hacer un diagnóstico del proyecto y saber cómo de vanguardista es en comparación con lo que ya existe en el mercado o lo que se está ya investigando, como para realizar lo que conoce como vigilancia tecnológica. Esto no es otra cosa que  "analizar como es hoy el proyecto y como irá evolucionando en el tiempo, teniendo en cuenta las publicaciones o las tecnologías que se van sacando, y dónde seguirá teniendo un nicho de mercado", explica.

Hay un servicio adicional: el alojamiento. Habrá un despacho independiente para aquellos que no tienen instalaciones propias ni ubicación y quieren domiciliar en el centro de Ejea su nueva empresa. Pero también dispondrán de un espacio de ‘coworking’ aquellos que trabajan en su empresa o en otra ciudad y necesitan de forma esporádica las instalaciones de Porcinnova.

Por eso, por sus diferenciales características, también la duración de este apoyo es diversa. La incubación es de cuatro meses y para los servicios de aceleración se prevén seis meses, por lo que aquellos que necesiten de ambos pasos "lo normal es que estén diez meses", detalla Comín, que añade que los que se domicilien en Porcinnova "pueden llegar a estar dos años".

Dado que se trata de una iniciativa totalmente pública, financiada al 50% por la Comisión Europea, a través de los fondos Feder, y de otro 50% por el Gobierno de Aragón, mediante la consejería de Innovación y la de Desarrollo Rural, estos servicios no tienen coste para los incubados ni para los socios industriales. Pero Porcinnova, y Aragón, también gana. Su objetivo es dinamizar esta actividad agroalimentaria y que la Comunidad sea la punta de lanza de la innovación Aragón sea la punta de lanza de la innovación en este sector. "Queremos que no solo se atraiga inversión en la industrialización, que esta muy bien, sino comenzar a generar con la I+D+i un mayor valor añadido en este sector que se considera estratégico", añade.

Dos vías de entrada

La incubadora aragonesa de alta tecnología especializada en el sector porcino cuenta ya con los ocho proyectos con los que comenzar a trabajar. Pero llegarán muchos más, a tenor del interés, que ha despertado la primera convocatoria, a la que se presentaron 18 innovaciones.

"Las cifras nos han sorprendido. Tanto el número de proyectos, como la diversidad de las propuestas y su distribución geográfica y, sobre todo, la calidad técnica ha estado por encima de las expectativas que teníamos", señala el coordinador.

Así, los futuros interesados en incubar sus propuestas en Aragón podrán hacerlo a través de dos vías de entrada. Una será la convocatoria general  (como la realizada en el mes junio y que acaba de resolverse), "que estarán permanentemente abiertas porque no queremos que ningún buen proyecto quede fuera porque no es capaz de presentar una pequeña memoria en un determinado plazo", explica Comín. Como el consejo asesor se reúne trimestralmente será entonces cuando se evalúe si existen las suficientes iniciativas para iniciar una nueva ronda de captación.

Pero hay también otro camino para llegar hasta Ejea. Son las convocatorias específicas, aquellas en las que el sector puede solicitar innovación y tecnología para resolver problemas concretos o nuevos retos. "El otro día el consejo asesor nos recordaba que echada de menos que entre los proyectos presentados no hubiera alguno centrado en la robotización de la fase industrial, por ejemplo", recuerda el responsable de la incubadora para explicar por qué se ha decidido poner también en marcha esta segunda vía. En este caso, matiza, la innovación estará definida por los industriales y se establecerá un plazo cerrado "para que los socios pueden tener claro cuándo podrían disponer de esa tecnología".

Pero esto es futuro. El presente de Porcinnova comienza con el impulso de proyectos de biotecnología, ‘blockchain’, IoT, digitalización o economía circulan que han puesto su mirada en el potente sector porcino.

-Ir al suplemento 'Heraldo del Campo'

Etiquetas
Comentarios