Despliega el menú
Aragón

ovino

Grivette o el gen del rebaño numeroso

Un equipo de investigadores hallan una variante génica que aumenta el número de corderos por parto en la rasa aragonesa.

Un rebaño de ovejas de la raza rasa aragonesa alimentándose de pastos naturales en Aragón.
Un rebaño de ovejas de la raza rasa aragonesa alimentándose de pastos naturales en Aragón.
Gobierno de Aragón

Un equipo conjunto del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y Desarrollo (Araid), el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria (INIA) y el Instituto de la Investigación Agronómica en Francia (INRA), en colaboración con UPRA-Grupo Pastores, ha identificado una nueva variante génica, denominada Grivette, en algunas ovejas de la variedad rasa aragonesa, que incrementa el número de corderos por parto en la raza rasa aragonesa. El nombre de Grivette se debe a que esta raza fue la primera en la que se encontró esta variedad génica.

Este hallazgo se enmarca en un proyecto europeo denominado Pirinnovi, que consta de dos ejes principales. "El primero consiste en mejorar la eficiencia reproductiva a través de la mejora de la capacidad maternal y de la prolificidad utilizando tecnologías innovadoras y estrategias genómicas, y el segundo consiste en identificar sistemas sostenibles que garanticen la ganadería del mañana", explica Belén Lahoz, coordinadora del proyecto. Según los estudios realizados sobre los efectos de esta variedad génica en el ganado de rasa aragonesa, el incremento asciende a 0,4 corderos por parto. Es decir, un animal más cada dos partos, aproximadamente. Sin embargo, es un fenómeno de «baja frecuencia», es decir, el número de cabezas portadoras de esta variedad génica es pequeño.

Desde el CITA aseguran que este hallazgo "dota de una nueva herramienta a la población de rasa aragonesa para la selección de animales más eficientes, teniendo que evaluar el impacto que puede tener en la población el manejo de dos variantes génicas asociadas a prolificidad [al número de crías por parto] dentro del esquema de selección de la raza".

En la raza rasa aragonesa se ha demostrado que uno de los factores que más intervienen en la rentabilidad de las explotaciones el número de corderos vendidos por oveja y año. Por ello, este descubrimiento resulta una alternativa relevante para incrementar esa rentabilidad, a través del aumento de su eficiencia, es decir, incrementando su productividad con los mismos costes.

Para lograr este objetivo, allá por 1994 se puso en marcha un programa de mejora genética para incrementar la prolificidad de los animales, que llevó a la detección, en 2007, de una determinada variante génica, denominada ROA, que aumentaba esta característica.

Sin embargo, algunos estudios llevados a cabo sobre la población mostraron que había animales hiperprolíficos que no tenían la variante génica ROA, por lo que se concluyó que podían existir otras variantes genéticas que hicieran que los animales fueran más prolíficos. Estos estudios mostraron la existencia de la variante génica Grivette segregando en rasa aragonesa.

Ovejas autóctonas 

Todos estos hallazgos se han llevado a cabo dentro del proyecto europeo Pirinnovi, que tiene como objetivo el uso de herramientas genómicas para la búsqueda de otros posibles genes con efecto mayor para el carácter prolificidad. Además del análisis de la presencia de estas variedades genómicas, la iniciativa tiene otras líneas complementarias. "En cuanto al eje de genética-reproducción, se presentará un prototipo de báscula para el pesaje automático de los corderos que permite mejorar la calidad de trabajo en las ganaderías y la fiabilidad de los datos que se generan", señala Lahoz. Y añade que además, se presentará una herramienta genética para realizar asignación de paternidad y determinar genotipos de interés que permitirá al ganadero elegir la reposición productivamente más eficiente.

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios