Despliega el menú
Aragón

tribunales 

La Audiencia Nacional juzgará al etarra Ata por el asesinato de Giménez Abad

El juez le atribuye el crimen tras ser identificado en Francia por Borja Giménez, hijo del presidente del PP-Aragón, y por varios testigos ante la Policía Nacional.

Mikel Carrera Sarobe, alias Ata, conducido por un policía, en una foto de archivo. Ahora está en una cárcel del sur de Francia.
Mikel Carrera Sarobe, alias Ata, conducido por un policía, en una foto de archivo. Ahora está en una cárcel del sur de Francia.
Policia Nacional

La Audiencia Nacional juzgará al etarra Mikel Carrera Sarobe, alias Ata, por el atentado del presidente del PP en Aragón, Manuel Giménez Abad, el 6 de mayo de 2001. El juez Santiago Pedraz, titular del Juzgado de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional, dictó ayer un auto de procesamiento del terrorista al llegar a la conclusión de que Ata fue el autor de los tres disparos con los que acabaron la vida del político, quien se dirigía ese domingo entre las 18.00 y las 18.30 a la Romareda con su hijo Borja (entonces tenía 16 años) para presenciar un partido entre el Real Zaragoza y el Numancia.

El magistrado instructor responde así a la reclamación de la fiscal Ángela Gómez-Rodulfo, quien vio "imparable" el procesamiento del etarra cuando declaró a HERALDO que "más de cinco testigos lo han reconocido sin ningún género de dudas". El juez le atribuye un delito de asesinato terrorista basándose en la prueba de los testigos.

El auto de procesamiento precisa que en mayo de 2001 a Mikel Carrera Sarobe no se le vinculaba con ETA, pero cuando se intervino una agenda a Javier García Gaztelu ‘Txapote’ se demostró que en enero de ese año, Ata ya estaba en el aparato militar y dentro de un comando armado.

El hijo del político aragonés, Borja Giménez, declaró que el terrorista abordó a su padre por la espalda y, sin mediar palabra, realizó tres disparos sobre su cabeza que le produjeron la muerte en el acto. Lo describió como "un varón, de 25 años, de 1.80 metros de estatura, moreno y con pelo largo y rizado", que se cubrió con una gorra roja. Al huir, el etarra "se cruzó con varios testigos en el camino", mientras Borja le increpó: "Cabrón, me has jodido la vida. ETA asesina".

La investigación dio un salto el 18 de octubre de 2014 cuando el hijo realizó una identificación fotográfica del terrorista después de ver 18 imágenes en el Servicio de Información de la Guardia Civil. El juez precisa que estas fotos no se habían difundido antes en los medios, "lo que refuerza el valor del reconocimiento".

Las pesquisas llevaron a solicitar una comisión rogatoria en Francia para que Borja acudiera a una rueda de reconocimiento en un tribunal de París, donde lo identificó entre ocho personas. El magistrado le da "mayor valor indiciario" a esta prueba de la identificación de Mikel Carrera como autor material del atentado en esa rueda celebrada el 3 de octubre de 2018, aunque entonces se habían publicado numerosas fotografías en prensa. Los detalles de la mandíbula y la mirada del etarra resultaron inconfundibles pese a que el día del atentado llevaba una peluca y una gorra para taparse.

Posteriormente, la Policía Nacional mostró imágenes a varios testigos del atentado que se consideran protegidos (cuya identidad no se publica) en el primer trimestre de este año y también reconocieron a Carrera Sarobe como el autor de los disparos. A estos testigos no se les había mostrado antes esas fotografías porque "no era un miembro fichado de la banda terrorista ETA" y su identificación coincide "sustancialmente con la descripción física que hicieron el día de los hechos y según el retrato robot elaborado por la Policía".

El juez va a librar una orden europea de investigación a las autoridades judiciales francesas para que notifiquen a Ata el auto de procesamiento, y que designe abogado. Además, lo citarán para declarar por videoconferencia.

Etiquetas
Comentarios