Despliega el menú
Aragón

aragón

Aragón registra el peor julio en cuatro años con más de 40 incendios y 1.400 hectáreas arrasadas

El operativo dio ayer por extinguido el declarado en la sierra de Alcubierre tras seis días de intenso trabajo.

Superficie afectada por el incendio declarado el pasado martes entre Leciñena y Perdiguera.
Superficie afectada por el incendio declarado el pasado martes entre Leciñena y Perdiguera.
Francisco Jiménez

Aragón cerrará el miércoles un mes de julio para olvidar. La Comunidad ha registrado más de 40 incendios en cuatro semanas, con un resultado de más de 1.400 hectáreas arrasadas, el peor dato de los últimos cuatro años. El declarado el martes entre Perdiguera y Leciñena, uno de los diez más graves en toda España en lo que va de 2019, fue extinguido ayer, según fuentes del operativo, tras duplicar la superficie calcinada. Entre el día 1 y el 21, el último del que se tienen datos oficiales, habían ardido 593 hectáreas, un registro muy por debajo de la serie histórica.

Esta última ha sido, con diferencia, la peor semana del año. Al complicado incendio en la sierra de Alcubierre, que obligó a movilizar hasta 150 efectivos entre la Unidad Militar de Emergencias (UME), medios del Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Zaragoza y agrupaciones de voluntarios, se unen otros como el declarado en Berdún, que calcinó 40 hectáreas, el de Alcampell de principios de mes (80 hectáreas) o el originado ayer a las puertas de la zona de protección de Ordesa, en el que ardieron ocho.

La principal explicación, de acuerdo con el director general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Ángel Berzosa, está en las altas temperaturas, la falta de lluvias en los últimos meses y las rachas de viento. «Todo esto hace que la climatología sea muy adversa. No obstante, es lo que toca en esta época del año y debemos estar preparados», razonó.

La Comunidad, aseguró, mantiene unas cifras globales «bastante aceptables». «Es cierto que van a ser peores que las de 2018, pero también lo es que seguimos por debajo o en el nivel de la media de los datos históricos», expuso.

No tienen, en todo caso, nada que ver con las registradas en 2018, 2017 o 2016. Hace un año, la Comunidad terminó julio con una treintena de incendios y apenas 20 hectáreas afectadas. La peor semana fue la de 16 al 22, pero en ella solo ardieron 8,24 hectáreas.

El peor incendio de 2018 apenas calcinó 20, dato que pone de relieve la magnitud del declarado esta semana en la sierre de Alcubierre, solo comparable al registrado en 2015 en las Cinco Villas, en el que ardieron 2.000 hectáreas.

En 2017, julio sufrió hasta prácticamente una cuarta parte de todos los incendios vividos ese año. Entonces ardieron 112 hectáreas, 73,53 de arbolado. La mitad de los focos, según las estadísticas de la Consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, se declararon en apenas siete días. Por su parte, 2016 terminó el séptimo mes del año con unos 54 incendios y alrededor de 75,6 hectáreas arrasadas, nada que ver con las más de 9.000 del mismo periodo de 2015, cuando se sofocaron 40.

Entre enero y julio, Aragón ha registrado en torno a 280 incendios. «La superficie afectada ronda las 1.700 hectáreas, siendo unas 400 de arbolado», explicó el director general de Gestión Forestal. Este cómputo hace que la Comunidad esté ya en la media de la serie histórica. «Pero aún así, hay que tener en cuenta que hemos sufrido dos olas de calor y que las condiciones han sido muy adversas. Esto nos da la razón en cuanto a la importancia de actuar con rapidez y eficacia», dijo Berzosa.

Los datos recogidos entre 2001 y 2018 revelan que en solo siete meses ya ha ardido en Aragón más superficie forestal que en todo 2002 (1.507 hectáreas). También se superan los registros de 2003 y 2004 (1.486 y 1.234) y de ejercicios como 2010 (1.144), 2011 (900), 2013 (347) o 2014 (438). No obstante, se sigue muy por debajo de las 7.855 hectáreas arrasadas en 2015 y de las 19.648 de 2009, año que marca el máximo de la década.

Aunque esta semana no se alcanzarán máximas tan altas como en la anterior, el Ejecutivo autonómico insta a extremar la precaución, ya que agosto suele ser un mes especialmente activo en lo que a incendios se refiere.

Etiquetas
Comentarios