Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

Miles de aragoneses cambiarán de médico de Familia este próximo otoño

A partir de septiembre, un centenar de facultativos se moverán de destino y en octubre, 300 facultativos, parte de Atención Continuada, tomarán posesión de sus plazas.

Un 67% de las quejas registradas en Atención al Usuario del Salud en Aragón estuvieron motivadas por demoras en las listas de espera
Este otoño, habrá un importante movimiento de profesionales entre los centros de salud. 

Miles de aragoneses cambiarán de médico de Familia este próximo otoño. Está previsto que antes de que finalice septiembre, un centenar de facultativos se muevan de destino con motivo del concurso de traslados, mientras que a partir del 16 de octubre, otros 300 profesionales, parte de Atención Continuada, tomarán posesión de las plazas que ofertó el Salud en la última convocatoria.

La periodicidad de ofertas de empleo público y los concursos de movilidad voluntaria ha motivado un ir y venir de facultativos en los últimos años. Sin embargo, algunos médicos han avisado de que este año el vaivén será mayor al coincidir las dos convocatorias casi al mismo tiempo.

Además de los propios facultativos, serán los pacientes los que noten los cambios. Aunque es imposible conocer el número exacto de aragoneses afectados, la cantidad será elevada, ya que cada facultativo tiene asignadas entre 500 y 2.000 tarjetas sanitarias. Esto supone que solo teniendo en cuenta el mínimo de cartillas (500) por unos 200 profesionales (sin contar los de Atención Continuada) hacen un total de 100.000 personas.

Aunque los cambios en las consultas se comenzarán a materializar a partir de finales de septiembre, el Servicio Aragonés de Salud (Salud) ha publicado ya esta semana el listado provisional de admitidos al concurso de movilidad voluntaria de médicos de Familia. Se han ofertado cerca de 80 vacantes ocupadas por interinos, aunque el movimiento de profesionales puede ser mayor porque el proceso supone un movimiento en cadena. Cuando un médico se traslada, deja un puesto libre (resulta) que puede ser elegido por otro.

Pero tan solo unas semanas después, tras las fiestas del Pilar, tendrán que tomar posesión de sus plazas los cerca de 300 médicos de Familia (99 eran para equipos de Atención Primaria y el resto de Atención Continuada) que aprobaron la última oposición y eligieron su destino a finales de junio. Según confirmaron varios sindicatos, la previsión es que su nombramiento en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) se produzca después del verano. A partir del 16 de octubre se iniciará el plazo para formalizar la incorporación a su nuevo destino. 

En este primer llamamiento, quedaron todavía 15 plazas sin adjudicar. Aunque los representantes de los trabajadores confían en que se consigan cubrir en un segundo llamamiento, posiblemente en noviembre, algunos profesionales han mostrado su preocupación por si esto no ocurra y la atención se resienta en estas zonas. Los puestos sin cubrir por ahora están en Teruel (Albarracín, Mosqueruela, Alcañiz, Calanda...).

Problemas de verano

Los últimos procesos selectivos para consolidar empleo en el Salud no evitarán, de momento, los problemas que se están registrando por la falta de médicos para cubrir las vacaciones de verano de los médicos titulares en algunos centros de salud. Estas vacantes se cubren con la bolsa de empleo temporal. Aunque no está vacía, los profesionales pueden elegir dónde trabajar al haber mucha demanda y déficit de médicos disponibles. Cada vez hay más consultorios que tienen problemas para encontrar sustitutos. Las dificultades para ocupar las vacantes las sufren también algunos equipos de las capitales.

Falta de facultativos

Pero, ¿por qué se produce este déficit de médicos? Algunos expertos achacan esta situación a la mala planificación de la Administración ante las jubilaciones de los últimos años y la falta de relevo generacional para cubrirlas. El Salud ya contemplaba en 2017 que hasta 2020, 390 de los 2.390 especialistas de la plantilla iban a cumplir 65 años y la situación tampoco era mucho mejor en los centros de salud. En total, 279 de los 901 médicos de familia alcanzarían la edad de jubilación en esos años. Aunque se están planteando medidas como la prórroga del servicio activo hasta los 70 años, la realidad es que de momento son insuficientes y la situación se agrava cada año.

Etiquetas
Comentarios