Despliega el menú
Aragón

vivienda 

Demoras de más de un mes para tramitar las devoluciones de fianzas de alquiler

En Zaragoza, no hay citas disponibles hasta el 2 de septiembre en la unidad que hace de intermediaria entre propietarios e inquilinos y que gestiona más de 16.000 expedientes al año. La DGA recomienda hacer vía registro las solicitudes para recuperar el dinero más rápido.

La cita previa para recuperar el dinero de las fianzas de alquiler está saturada.
La cita previa para recuperar el dinero de las fianzas de alquiler está saturada.
Pixabay

Los propietarios de viviendas en alquiler en Zaragoza están teniendo estas semanas muchos problemas para recuperar con la antelación necesaria las fianzas que han de devolver a sus inquilinos una vez resuelven los contratos. La saturación que sufre la unidad de fianzas de la DGA en la capital aragonesa -que amenaza con convertirse en crónica cada verano, pese a los esfuerzos de la administración para tratar de agilizar el servicio- está obligando a muchos a adelantar el dinero de su bolsillo para poder liquidar el acuerdo con los arrendatarios.

Desde hace semanas, y hasta el próximo 2 de septiembre, no hay ninguna cita disponible en la oficina de fianzas de la capital aragonesa, que atiende con solicitud previa, y que depende del departamento de Vivienda del Ejecutivo autonómico.

Este servicio ejerce de árbitro entre arrendadores e inquilinos. Ahí depositan los arrendatarios las fianzas a las que obliga la ley para formalizar los contratos de alquiler (una mensualidad para viviendas y dos para locales de negocio) y ahí recuperan el dinero los arrendadores, una vez extinguidos los contratos, para proceder a su devolución cuando ya han comprobado el buen estado del inmueble en cuestión. De esta forma, con la intermediación de la administración, el procedimiento está más reglado y resulta más seguro para ambas partes.

Solo en Zaragoza, el año pasado se devolvieron 16.003 fianzas desde esta unidad. En Huesca y Teruel, donde no existe la cita previa, fueron 2.754 y 1.583, respectivamente. En total, el servicio tramitó en todo Aragón 20.340 expedientes.

Precisamente, la cita previa -que se pide por internet-, se instauró a principios de 2010 en las oficinas de la capital aragonesa para facilitar la atención y evitar esperas innecesarias. Hasta entonces, las quejas eran continuas por las filas y las largas esperas que había que soportar para hacer el trámite.

Al mes, llegaban a presentarse hasta una veintena de reclamaciones formales porque eran muchos los propietarios que pasaban allí una mañana entera aguardando su turno y finalmente tenían que irse sin haber podido ser atendidos siquiera.

Las esperas a pie de oficina han terminado, pero la cita previa no da abasto. Aunque la documentación se puede presentar en cualquier registro oficial de la administración, tal y como recuerda el departamento de Vivienda de la DGA, son muchos los propietarios que quieren asesorarse y poder ser atendidos presencialmente por un funcionario, para asegurarse de haber presentado todo correctamente y poder resolver dudas sobre la marcha.

A Isabel sus inquilinos le avisaron a principios de este mes de que el 31 de julio dejaban el piso, ubicado en el barrio del Arrabal. Esta zaragozana tuvo “la enorme suerte” de encontrar “ a la primera” una nueva inquilina, que entrará a vivir el próximo 1 de agosto.

“Fui a coger cita por internet para hacer los dos trámites a la vez”, cuenta, “pero no había en semanas”, se queja. De hecho, al verlo tan complicado, se ha acercado incluso a las oficinas, ubicadas en el Edificio Pignatelli, para comprobar si podían atenderle en algún hueco. Pero la gestión ha resultado imposible.

Finalmente, no le atenderán hasta el próximo 2 de septiembre. De esta forma, tendrá que fiarse y adelantar ella misma el dinero para poder dar por finalizada la relación contractual con los anteriores inquilinos. “Le devolveré los 375 euros de mi bolsillo y luego ya los recuperaré”, se resigna.

“Pero no entiendo que un trámite así cueste tanto. Realmente no dispondré de ese dinero hasta finales de septiembre, casi dos meses después de habérselo devuelto a mis inquilinos y de que dejaran el piso”, protesta. Y es que, desde la fecha de presentación de la documentación, la administración dispone además de un plazo legal de 15 días para hacer el ingreso efectivo del dinero.

En el caso de esta zaragozana, se une otro problema. La nueva inquilina ya pagó hace unos días su respectiva fianza. Y el plazo para formalizar el depósito es de dos meses a contar desde la firma del contrato. “Pensé que íbamos sobrados de tiempo, pero al final no nos va a sobrar tanto”, señala. Por eso, pide “mayor personal”, que permita una mejor atención en un servicio con mucha actividad.

La situación se viene repitiendo cada verano, tal y como señalan desde una gestoría zaragozana, que tramita para sus clientes las fianzas de arrendamiento. Se unen las vacaciones del personal administrativo con el hecho de que en verano finalizan y arrancan habitualmente muchos contratos de alquiler relacionados, por ejemplo, con los finales e inicios de curso y el lógico movimiento de estudiantes que generan.

Cuando llegan estas fechas, señalan, ya saben que se encontrarán con problemas. Pero, en su opinión, no deja de ser penoso que, en momentos puntuales, solo el conseguir cita se demore más que el propio plazo que marca la ley para hacer el depósito. En estos casos, aclaran, la administración no sanciona porque se puede justificar que has pedido la cita.

En este sentido, apuntan a un refuerzo de personal como solución o una ampliación de horario en la atención al público, ya que solo atiendan por la mañana y “normalmente solo hay dos o tres puestos activos”.

Por su parte, desde la DGA, reconocen que la cita previa vía internet se dilata en en el tiempo debido a que parte del personal está en estas fechas de vacaciones y recomiendan hacer la solicitud de devolución de la fianza por registro “porque es la fórmula más rápida” y “hay registros disponibles en todo el territorio aragonés”.

Para ello, recuerdan que el procedimiento a seguir está detallado en la página web del Departamento de Vivienda, donde consta, de forma clara, la documentación que hay que aportar a la hora de hacer la solicitud. Además, garantizan que, una vez realizada la solicitud, el plazo legal de 15 días se cumple sin problemas. 

Etiquetas
Comentarios