Aragón

aragón en fiestas

Estreno bailongo con los primeros reyes de las fiestas

Juslibol comenzó este domigo sus festejos que este año cuentan con representantes masculinos.

Los niños desafiaron a los cabezudos y se echaron unas carreras junto a ellos, este domingo, en el comienzo de las fiestas de Juslibol.
Los niños desafiaron a los cabezudos y se echaron unas carreras junto a ellos, este domingo, en el comienzo de las fiestas de Juslibol.
Oliver Duch

El calor apretaba este domingo con fuerza en Juslibol, aunque eso no impidió que los vecinos se pusieran sus mejores galas (eso sí, abanico en mano) para acudir a la plaza Mayor, donde pasadas las 12.00 el cohete explotando en el cielo suponía el comienzo oficial de las fiestas en honor de San Pantaleón.

En la plaza, apenas había rastro de la juventud y es que el sábado noche es muy traicionero y a algunos todavía les duraba la resaca de la discomóvil que se celebró en el parque hasta bien entrada la madrugada.

Aguantando el tipo como podían se encontraban Raúl Casasnovas y Raúl Artigas a los que se diferenciaba por la banda que lucían con orgullo. Motivos no les faltaban y es que los dos jóvenes son los primeros reyes en la historia de las fiestas de Juslibol, donde hasta este año, ha habido todo reinas. "Nos presentamos y nos eligieron. Es todo un orgullo representar a tu barrio y, además, ser los primeros en la historia en hacerlo. La gente tiene que venir a Juslibol y participar en todos los actos porque son las mejores fiestas que hay", comentaba "el matrimonio", como los llamaron sus amigos.

Unos metros más allá, Inmaculada Maza, se reunía con sus vecinos y amigos, que la felicitaban por el emotivo discurso que dio en el balcón del Ayuntamiento. Ella fue la primera reina de las fiestas en honor de San Pantaleón allá por el 1974 y junto a sus damas de entonces, Angelines Grima, María Jesús Lasala y María Pilar Carrillo (también María Luisa Goicoechea, pero no pudo acudir por motivos personales) comentaban lo bien que se lo pasaban "festejando con los mozos" y bailando con la orquesta.

La que tampoco pudo contener la emoción fue la alcaldesa del barrio, María Pilar Antorán, que agradeció a sus vecinos y a la comisión de festejos su compromiso, al tiempo que se le escapaba una lagrimilla. "Ánimo Pili, que eres la mejor", vitoreaban los juslibolanos en la plaza Mayor.

La melancolía se borró de un plumazo en cuanto los vecinos escucharon las notas de la reina de las canciones de pachanga: El Serapio. Fue entonces cuando los jóvenes parecieron recobrar las ganas de fiesta y llegaron a la plaza dispuestos a darlo todo, hacerse algún selfi con los cabezudos y beberse un vaso de calimocho de buena mañana. Los más pequeños también disfrutaron de lo lindo cuando comenzó una suerte de piñata en la que los más rápidos pudieron hacerse con un suculento botín de caramelos.

Y así, después del tranquilo juego y de imprevisto, el Morico, el Berrugón, el Tuerto y El Payaso emprendieron una carrera por las calles del barrio que hizo llorar a más de uno. El pequeño Jorge envalentonado, desafiaba a los cabezones que en más de una ocasión le alcanzaron con el látigo provocando el llanto del niño. 

-Consulta aquí más pueblos de Aragón en fiestas.

Etiquetas
Comentarios