Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Campaña montaña Segura

Protocolos de seguridad para el montañero solitario

El montañero solitario debe reforzar los protocolos de seguridad para evitar percances que resulten fatales por no contar con ayuda. Cumplimentar la ficha de intenciones puede ser vital.

Caminar por la montaña en solitario incrementa las probabilidades de sufrir un percance.
Caminar por la montaña en solitario incrementa las probabilidades de sufrir un percance.
Montaña Segura

La soledad en la montaña es un factor opuesto a la seguridad: ante una incidencia de cualquier tipo el montañero solitario cuenta únicamente con su experiencia y su equipo. Si ese equipo es el adecuado, dos lemas deben presidir las decisiones del montañero solitario: lo menos difícil es más seguro y atención plena en todo momento. Pero antes de salir, en la fase de la planificación de la actividad (planifica+equipa+actúa), el montañero solitario debe reforzar su protocolo de seguridad con una acción muy sencilla pero que puede resultarle vital: cumplimentar una ficha o declaración de intenciones.

La ficha de intenciones consiste en algo tan básico como dejar por escrito nuestros planes a alguien que esté pendiente de su cumplimiento y que pueda dar el aviso de emergencia si algo no sale como esperábamos. Ese documento contendrá información como nuestros datos personales (nombre, DNI, teléfono); la actividad y el lugar donde vamos a realizarla; un plan detallado (fecha/hora de inicio y final previstos, ruta y alternativas); a quién avisar en caso de emergencia; qué equipo de emergencia llevo conmigo (de comunicaciones, ropa, botiquín...); cómo llegaré al lugar de la actividad (vehículo, matrícula, lugar de aparcamiento) y dónde la finalizaré. Algo clave es también que el montañero no olvide cerrar el aviso cuando termine la actividad para evitar una falsa alarma de rescate.

Por supuesto, la fase de planificación resultará también muy importante para nuestra seguridad. Lo decíamos antes, lo más sencillo es lo más seguro por lo que elegiremos actividades con un nivel de complejidad por debajo del que habitualmente afrontamos, calculando muy bien horarios, distancias, desniveles y trazando un plan alternativo a la actividad (algo más sencillo y corto) y asegurándonos de que la previsión meteorológica es favorable.

El equipo, decíamos también, será nuestro mejor (y único) compañero así que hay que asegura que es el adecuado. Calzado apropiado, ropa de abrigo, impermeable o cortavientos, gorra y protección solar, gorro y guantes en alta montaña; mapa excursionista, brújula y GPS con la ruta cargada (el 'smartphone' también es un GPS) junto a otros elementos de seguridad como teléfono móvil con batería cargada de repuesto (cargador solar, batería externa); botiquín completo y revisado que incluya manta térmica y frontal con pilas de repuesto.

Si prevemos encontrar nieve (también la hay en verano), llevaremos piolet y crampones y si nuestra actividad es de día completo o de alta montaña añadiremos también un sobretecho de tienda ligera y un cordino que, junto con los bastones (otro elemento a portar) se convertirán en una tienda improvisada si necesitamos pasar la noche.

Si eres un montañero solitario, sé también un montañero seguro. Encontrarás más información y un modelo de ficha de intenciones en nuestra web.

Etiquetas
Comentarios