Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

MONTAÑISMO

Ruta a los refugios de Coronas y Cap de Llauset, bajo la mirada del Aneto

Exigente travesía por Vallibierna para llegar desde el puente de San Jaime hasta los refugios de Coronas y de Cap de Llauset siguiendo la ruta del Sendero Turístico de Aragón GR 11.

Ibón Baixo de Vallibierna.
Ibón Baixo de Vallibierna.
Marta Ferrer

La etapa que nos aguarda flanquea la vertiente meridional del macizo de la Maladeta rozando, pero sin llegar a importunar, la cumbre soberana de los Pirineos, la Tuca d’Aneto. Aspereza y esfuerzo para obtener la mejor recompensa. Montaña y cielo se recortan a perpetuidad en los dilatados horizontes de Vallibierna y Llauset.

A tres kilómetros de Benasque por la carretera A-139, se encuentra el puente de San Jaime (1.254 m). Desde aquí, el GR 11 remonta la margen izquierda del río Ésera por la pista que se dirige hacia Plan de Senarta. En su inicio pasa junto al camping Ixeia.

Luego ataja un zigzag de la pista junto a la presa del embalse de Paso Nuevo y cruza el barranco de Vallibierna. Justo antes de Plan de Senarta se alcanza la bifurcación GR 11/GR 11.5 (1.390 m). De frente se inicia la variante GR 11.5 que pone rumbo hacia el refugio de La Renclusa; a la derecha comienza la pista de tierra que nos introducirá en Vallibierna.

El agua se abre camino entre los bosques de pinos de Senarta.
El agua se abre camino entre los bosques de pinos de Senarta.
Marta Ferrer

Barranco de Vallibierna

Tras atajar por camino una gran lazada de la pista, atravesando un abetal, se asciende por la margen derecha del fragoso barranco de Vallibierna. Superadas varias canales de avalanchas (torrenteras en verano) se pasa junto a la cabaña del Quillón (1.800 m), ubicada en uno de los pocos rellanos que ofrece el escarpado valle.

Casi al final de la pista de Vallibierna, en una zona de magníficos bosques de pino negro, se alcanza el puente y refugio de Coronas (.1950 m). En verano, un autobús recorre la pista hasta el refugio de pescadores y aparcamiento. Buenas vistas de las Tucas de Vallibierna (3.059 m).

El GR prosigue remontando el valle y deja a la izquierda el camino que lleva a los ibones de Coronas y al Aneto. Paulatinamente desaparecen los pinos y pronto se llega a la Pleta de Llosás (2.200 m), antiguo reposadero de ganado a los pies de los paredones graníticos de la cresta entre Llosás, Aneto y Tempestats (tuca Gran de Llosás).

Se incrementa la dureza de la ruta en la subida hacia los ibones de Vallibierna, cada vez por terreno más caótico y lleno de bloques. Primero se llega al alargado ibón Baixo de Vallibierna (2.430 m). Y un poco más arriba se encuentra el ibón Alto.

Gran perspectiva

En un último esfuerzo, alcanzamos la collada de Vallibierna (2.732 m), con perspectiva de toda la subida realizada y un vigilante macizo, ya alejado, de Posets. Desde el collado se inicia el descenso hasta llegar al cercano refugio de Cap de Llauset (2.425 m), el refugio de montaña del Pirineo aragonés guardado todo el año, situado a mayor altitud. La travesía total nos llevará unas 7 horas (tiempo MIDE sin paradas) y el retorno, más suave, unas 6 horas.

Datos útiles

Tipo de recorrido: travesía.

Horario: 7 h, tiempo MIDE sin paradas; 6 h el regreso por el mismo camino.

Distancia: 16,8 km.

Desnivel acumulado +/-: 1.675 / 520 m.

Acceso: salida junto al Puente de San Jaime /San Chaime, a 3 km de Benasque siguiendo la A-139 en dirección al Hospital de Benasque. En verano, un autobús recorre la pista de Vallibierna hasta el refugio de pescadores y el aparcamiento.

Textos extraídos de: 'Sendero Turístico GR 11 Senda Pirenaica, Tomo 1 Euskadi, Navarra, Aragón', Prames, 2018.

Etiquetas
Comentarios