Despliega el menú
Aragón

VI PREMIOS ARAGÓN EN LA RED

Cómo ayudar a los jóvenes a comer sano de forma fácil

La aplicación aragonesa Nooddle, disponible también a través de la web, propone recetas a los usuarios a partir de cualquier ingrediente. «Se trata de una herramienta muy cómoda que te asiste para improvisar en la cocina», señala su fundador.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, entregó el premio al fundador de Nooddle, Carlos Melara.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, entregó el premio al fundador de Nooddle, Carlos Melara.
A. Navarro

Ayudar a los jóvenes adultos que no disponen de tiempo, ganas o imaginación a comer sano de forma fácil. Este es el propósito de la aplicación aragonesa Nooddle –disponible también a través de la web–, un amplio y sencillo buscador que, a partir de cualquier ingrediente, genera distintas recetas originales para que el usuario pueda elegir en función de sus apetencias o preferencias. "Basamos nuestro trabajo en dos valores: la salud y la practicidad", explica el fundador de esta iniciativa, Carlos Melara, quien, el pasado jueves, recogió el galardón a la Mejor Startup durante la celebración de los premios Aragón en la Red, organizados por HERALDO.

"Con Nooddle es posible comer sano con lo que tienes a mano", recalca Melara, quien observó una preocupación creciente entre los jóvenes adultos por la alimentación saludable. "La idea no se nos ocurrió, nos la contaron los usuarios", explica el fundador de esta plataforma, que actualmente cuenta con 50.000 usuarios activos semanales, que ascienden hasta los 150.000 de forma mensual, y con más de 250.000 descargas desde su lanzamiento.

"Se trata de una herramienta que te ayuda a improvisar en la cocina, algo que precisamente es lo que todos los jóvenes adultos terminan haciendo", señala Melara. Sus recetas, además de sanas –todas las elaboraciones disponibles están supervisadas por nutricionistas–, son fáciles, apetecibles y requieren de muy poco tiempo. "Solo hay que dedicar unos 15 o 20 minutos, los que antes se perdían pensando qué plato preparar". "En palabras de nuestros usuarios, Nooddle es un producto sencillo, intuitivo, fácil de usar, de diseño limpio y que encanta por la calidad y variedad de sus recetas, que usan ingredientes cotidianos", señalan desde la compañía. "En una palabra, es un salvavidas".

"Un momento muy bueno"

"Nos encontramos en un momento muy bueno, con una dinámica muy positiva", apunta Melara, cuyo proyecto acaba de entrar en el prestigioso acelerador de ‘startups’ barcelonés Conector. "La idea es agilizar lo que veníamos haciendo de forma intuitiva", comenta el fundador.

En cuanto a lo que supone para esta aplicación ganar el premio a Mejor Startup, Melara subraya que se trata de "un espaldarazo muy potente". "Nooddle tiene una oportunidad de ser un actor global en el sector de la alimentación y el bienestar. Queremos que en Aragón se enteren de que somos de aquí y que se nos sumen más apoyos desde la Comunidad", afirma. "España tiene que exportar su forma de comer. Este es el tamaño del sueño que tenemos y que queremos que se cumpla desde Aragón", añade Melara. "Le estamos poniendo mucho empeño, mucho cariño y mucho trabajo", concluye el fundador de Nooddle.

Zaragoza, el lugar donde se crean los videojuegos

"Como buen aragonés, soy cabezón, por eso volví a emprender", explica el fundador de la empresa aragonesa dedicada al mundo de los videojuegos Life Zero, Miguel Vallés. "Después de clausurar mi primer proyecto, me di cuenta de que los estudios de desarrollo en España se asientan sobre un modelo tradicional dentro del sector, que gira alrededor de un proyecto estrella, con el que se juegan su éxito o su fracaso", señala Vallés. "Por eso, decidí darle una vuelta y basar mi iniciativa en la sostenibilidad y la diversificación, algo que parece muy obvio para cualquier empresa dedicada a otra actividad". En cuanto a la organización y estructura de Life Zero, uno de los proyectos finalistas en la categoría Mejor Startup de los Premios Aragón en la Red, su fundador señala que se sostiene sobre tres patas. "El equipo se divide en tres. Cada grupo se dedica a un tipo de plataforma y a una clase de público, por lo que cada uno lleva sus tiempos. Unos se emplean en los juegos móviles, que buscan el retorno económico rápido y que son más sencillos. Otros se encargan del desarrollo de proyectos ‘indie’ y, los últimos, a aspectos más experimentales, como la realidad virtual", apunta Vallés. Con menos de dos años de recorrido en el mercado, ya que se puso en marcha en 2017, Life Zero se ha hecho un hueco importante en la industria española del videojuego. En la actualidad, la empresa cuenta con 10 empleados y trabaja en tres nuevos juegos que serán lanzados próximamente. "Somos la empresa de videojuegos más grande de Aragón y un actor conocido a nivel nacional. Podría haberla establecido en otra ciudades, como Madrid o Barcelona, pero me obsesionaba hacerlo desde Zaragoza. La tierra tira", concluye Vallés.

Cuando el usuario resuelve un problema

"La idea se me ocurrió por mi experiencia como usuario", explica el fundador de la aplicación turística Clizzz, José Ángel López, cuyo proyecto ha sido uno de los finalistas de los Premios Aragón en la Red en la categoría Mejor Startup. "Clizzz nació porque había un nicho de mercado dentro del mundo rural y una obligación legal de los propietarios de alojamientos de pasar los datos de sus huéspedes a la policía, y este proceso se podía optimizar en el tiempo", señala López. Hasta entonces, este procedimiento implicaba horas y desplazamientos para los hosteleros. "Clizzz funciona sin coberturas y sin cables, a través de una aplicación. Fuimos los pioneros", afirma. Además de facilitar el proceso para los empresarios, también ayuda a las fuerzas de seguridad: "Se tarda menos de 30 segundos por registro y se mandan los datos en tiempo real". "Otra cosa que hemos eliminado es el papel. Por obligación legal hay que guardar los datos durante 3 años y nosotros lo hacemos en la nube", asevera López. En cuanto a los clientes, Clizzz también mejora su experiencia. "Hasta ahora había un proceso que se le escapaba a los alojamientos, el ‘check in’, que obligaba a los usuarios a pasar un tiempo haciendo cola en la recepción, algo que hemos eliminado". Sobre su experiencia, el fundador cuenta: "Trabajaba en una agencia digital y conocía cómo montar un negocio, así que decidí aventurarme con mi socia. Como esto hasta ahora no existía, no le podíamos dar difusión, ya que nadie buscaba cómo hacer un ‘check in’ con el móvil en internet, así que compramos una furgoneta para hacer una acción de márquetin ‘offline’ recorriendo España". Sobre el origen de este proyecto, López remarca orgulloso: "En cada lugar al que hemos ido nos hemos cansado de regalar cintas de la Virgen del Pilar. La empresa es 100% aragonesa y todo el personal también lo es".

Evitar incendios en 14 países desde Aragón

"Somos la empresa fabricante del primer sistema de manómetros inteligentes, cuya función es controlar todos los elementos a presión", explica la cofundadora de la compañía aragonesa Titan Fire Systems, Carolina Vilas. "Nosotros venimos del sector de la protección contra incendios, por eso el producto que estamos comercializando tiene esta competencia", señala Vilas, quien junto a su compañero Héctor Gil, se hizo el pasado marzo con el premio EmprendedorXXI en Aragón y que, en esta ocasión, ha quedado finalista al premio a Mejor Startup organizado por HERALDO. Sobre su proyecto, Vilas señala: "Controlamos las 24 horas del día grupos de incendios, extintores y extinciones automáticas. Con esto logramos evitar que no funcionen cuando se produzca un incidente. Hacemos mantenimiento preventivo y correctivo, es decir, un control total sobre la instalación". "Al tratarse de elementos a presión, revisarlos solamente una vez al año no es suficiente", indica como punto de partida de su idea. "Nuestro sistema no es solo un producto, sino que es una plataforma que consta de manómetros, ‘app’ y ‘software’ personalizado. Es un conjunto que aporta todo tipo de beneficios, como el ahorro de costes de mantenimiento", remarca la cofundadora de Titan Fire Systems. Aunque el desarrollo y fabricación en serie comenzó hace siete años, esta empresa aragonesa inició su comercialización en septiembre de 2018, y desde entonces su sistema está presente en 14 países, entre Europa y Estados Unidos, y actualmente cuenta con otros proyectos en el horizonte. "Estamos desarrollando nuevos productos con nuevas patentes para llegar al resto de sectores. Seremos la única empresa que conecte la presión a la nube. El Internet de las Cosas de los sistemas de presión", subraya Vilas.

- Ir al especial 'Premios Aragón en la Red'

Etiquetas
Comentarios