Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

El Clínico incrementa los tratamientos de radioterapia un 50% en los últimos meses

El hospital cuenta con tres aceleradores, dos recién incorporados, y ha pasado de tratar 80 pacientes a 120 cada día. Está pendiente la instalación de otro equipo en el Servet, pero es necesario adaptar un búnker.  

Imagen del nuevo acelerador del hospital Clínico de Zaragoza.
Imagen del nuevo acelerador del hospital Clínico de Zaragoza.
Aránzazu Navarro

El hospital Clínico de Zaragoza ha conseguido incrementar los tratamientos de radioterapia un 50% en los últimos meses. Con la puesta en marcha del nuevo acelerador lineal el pasado mes de junio, son ya tres las máquinas que hay en funcionamiento en el centro y  se ha pasado de irradiar 80 pacientes a 120 al día. La inversión en los dos nuevos equipos ha superado los ocho millones de euros. 

Las nuevas máquinas del hospital Clínico permiten tratamientos más precisos en menor tiempo, lo que ya se ha traducido en una menor lista de espera. Si antes, según patologías, había pacientes con demoras de casi dos meses, ahora se está en 15 días. "Esto es una muestra más del esfuerzo inversor que se ha hecho en tecnología sanitaria a lo largo de la legislatura", ha destacado el gerente del sector III, Ignacio Barrasa, que ha recordado que el Clínico también ha adquirido dos resonancias, tres ecógrafos de alta gama y se va a instalar una sala de radiología intervencionista y otra de hemodinámica. "Nos va a permitir proyectar un futuro muy esperanzador para el futuro de todos los pacientes", ha añadido.  

Aragón, de momento, cuenta con cinco equipos de radioterapia. Está pendiente la incorporación de otro en el hospital Miguel Servet de Zaragoza. Pese a que la adquisición de la nueva máquina se formalizó a finales de 2018, todavía no han comenzado las obras de adaptación del búnker que lo albergará.

"Esperamos que las obras en el búnker empiecen antes de que acabe el verano y a final de año podamos tener los seis aceleradores", ha asegurado el jefe de servicio de la Unidad Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón, Martín Tejedor, que ha confiado en que el acelerador pueda entrar en funcionamiento durante el primer trimestre de 2020. El búnker actual es de los años ochenta y hay que adaptarlo a los "tiempos modernos". "Hay que reforzar los blindajes y hay que aumentar las medidas de seguridad", ha asegurado. Las obras pueden prolongarse entre cuatro y cinco meses, por lo que los plazos van muy justos.

Cuando se instale y comience a funcionar la nueva máquina del Servet, serán seis los aceleradores con los que cuente la Comunidad. En total, según las previsiones, se podrán irradiar unos 280 enfermos al día, cuando hasta ahora eran 190. 

Respecto a la posibilidad de ir renovando equipos, Tejedor ha recordado que con las nuevas incorporaciones se cumplirán las expectativas del plan de actualización, pero ha reconocido que las máquinas van cumpliendo años. "Algunos tienen más de diez años y hay que pensar en renovarlos. De hecho, el jefe de la Unidad Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón se ha mostrado partidario de poner un centro satélite en Huesca. "Logroño tiene 290.000 habitantes y tiene 3 aceleradores. Huesca, con 220.000 tiene capacidad. Teruel tiene una población envejecida y está a una distancia", ha explicado Tejedor, que ha reconocido que esta decisión excede a los médicos y es una cuestión política. 

Etiquetas
Comentarios